¡Los mejores consejos de un local!

Madurodam

Índice

El parque en miniatura de Madurodam es el lugar perfecto para descubrir Holanda en un sólo día. Las maquetas están hechas con mucho esmero y sus personajes nos muestran y narran lo que es la vida y la historia de Holanda de una forma muy interactiva. Se trata de un parque temático muy ameno y apto para todos los públicos, que gracias a su popularidad siempre está entre los más visitados del país.

Cómo llegar a Madurodam

Madurodam se encuentra en la ciudad de La Haya y se puede llegar a él fácilmente tanto en coche como en transporte público.

En coche

Madurodam dispone de parking propio para sus visitantes. El aparcamiento cuesta 10€ por día.

En transporte público

Desde estación central de La Haya se puede tomar el tranvía número 9 con dirección a "Scheveningen Noord" o bien la línea de autobús 22 con destino "Den Haag Duindorp". Ambos tienen una parada delante de la entrada de Madurodam. El trayecto no dura más que 10 o 15 minutos.

Entradas para Madurodam

Existen diferentes tipos de entrada para visitar Madurodam. Las hay que dan acceso libre al parque, otras con una fecha predeterminada y luego están los abonos para los visitantes más asiduos.

Precio entradas Madurodam

Entrada adultos17,50
Entrada niños 0-2gratis

Los que dispongan de la tarjeta de descuento Holland Pass podrán además visitar Madurodam de forma gratuita.

Compra aquí tus entradas

Compra aquí tus tickets para visitar Madurodam.

Qué ver en Madurodam

El parque en miniatura de Madurodam muestra lo mejor de Holanda a escala, presentando un seguido de edificios, lugares y personajes relevantes en miniatura, además de todo tipo de actividades interactivas que lo hacen todavía si cabe más divertido.

Parque interactivo en miniatura

Madurodam es una versión en escala de de 1:25 de los principales iconos holandeses: eso incluye lugares tan peculiares como los campos de tulipanes, edificios importantes como el Rijksmuseum o el ayuntamiento de Gouda y personajes como el mítico Hans Brinker (héroe por haber tapado el agujero de un dique por el que salía agua con su dedo).

El parque se distribuye alrededor de tres temas que simbolizan el país: la relación con el agua (WaterRijk), las ciudades nuevas y antiguas (StedenRijk) y todas las innovaciones holandesas (VindingRijk).

Visitando este parque temático descubrirás todo lo que es Holanda de una forma muy amena e interactiva. Madurodam ofrece todo tipo de actividades para toda la familia: desde parques infantiles y juegos con agua para los más pequeños, hasta pesar queso holandés, hacer funcionar los molinos de viento, cargar contenedores en el puerto o hacer despegar un avión y pujar en la subasta de flores.

Pero lo más bonito sin duda son las reproducciones a escala de Ámsterdam, descubrir cómo funcionan los diques holandeses y ver el aeropuerto de Schiphol o los trenes de la NS en funcionamiento. La calidad de las maquetas es increíble y ver cómo todo funciona como en la vida real, algo de lo más curioso y divertido.

Descárgate aquí el mapa de Madurodam con una lista completa de cosas por ver y hacer.

¿Sabías qué?

¡No todo son miniaturas lo que uno se encuentra en Madurodam! El parque tiene también unos zuecos de madera gigantes y cuenta con los tulipanes más grandes de Holanda, que son perfectos para hacerse una foto de recuerdo.

Historia de Holanda

Madurodam es también una muy buena introducción a lo que es la historia de los Países Bajos. En el parque se tratan todo tipo de temas y personajes que han sido importantes en la historia del país.

Puedes por ejemplo retroceder en el tiempo y ver cómo se produjo la primera reunión de los estados que formaron los Países Bajos en 1572. O bien experimentar lo que fue la fundación de Nieuw Amsterdam, la colonia con la que los holandeses pusieron pie en Norte América y que luego acabó convirtiéndose en Nueva York.

Tampoco debes perderte el apartado en que se cuenta la historia de George Maduro, el hombre que le da nombre al parque y que murió en un campo de concentración nazi.

Tienda de souvenirs

La tienda de souvenirs de Madurodam es el lugar perfecto para darse un capricho o comprarse algo de recuerdo. En la tienda encontrarás todo tipo de souvenirs relacionados con Holanda: desde los típicos zuecos de madera hasta la cerámica de Delft.

Historia del parque Madurodam

Madurodam se fundó como un monumento de guerra en memoria de George Maduro, un estudiante de Curazao y héroe de guerra judío que murió en Dachau en 1945. Sus padres fueron los que donaron el capital inicial para el proyecto, que lo vieron como un gesto de recuerdo en honor a su único hijo.

El proyecto en si fue la idea de Bep Boon van der Starp, que se dejó inspirar por la ciudad en miniatura de Bekonscot Model Village en Beaconsfield (Reino Unido). La idea de Bep Boon van der Starp era la de construir un parque en miniatura que recaudara dinero para las buenas causas, en especial las dirigidas hacia los jóvenes.

Desde su apertura en 1952 el parque ha recolectado ya miles de millones que han sido donadas a varios proyectos y organizaciones benéficas para niños y jóvenes.

¿Sabías qué?

Madurodam se parece en muchos aspectos a una ciudad real. El parque está en constante evolución y movimiento: cada año se añaden nuevos edificios, exposiciones y maquetas, mientras que otras veces toca deshacerse de lo viejo. Cuenta además son un alcalde simbólico y un puñado de niños que colaboran como magistrados y deciden el futuro de la ciudad.

Lugares cercanos

Índice