¡Los mejores consejos de un local!

Qué hacer en Róterdam

Qué hacer en Róterdam
Índice

Róterdam es una ciudad perfecta para una escapada de fin de semana. Hay infinidad de cosas que hacer y visitar; desde ir de compras o visitar museos, hasta hacer cruceros, un tour en bicicleta o disfrutar de una de las mejores ofertas gastronómicas. Y todo ello en una ciudad que gracias a sus rascacielos y ambiente cosmopolita e internacional poco tiene que ver con el resto de Holanda. He aquí una lista de ideas que hacer en Róterdam.

Descubrir modernidades

Róterdam está conocida entre otras cosas por sus edificios modernos, que surgieron a raíz de la devastación que dejaron los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Algunos de los edificios que destacan en la ciudad por su originalidad son las Casas Cúbicas, la Blaaktoren, el Markthal, la estación central y por supuesto la Torre Euromast.

Pero estas no son las únicas modernidades con las que te puedes encontrar durante tu visita a Róterdam. La ciudad hierve de la creatividad y es el lugar de iniciativas tan increíbles como la primera granja flotante del mundo (Floating Farm) o el primer huerto urbano de los Países Bajos (DakAkker).

Disfrutar de las alturas

Róterdam es la ciudad de los rascacielos. Ya sea desde la plataforma de observación del Euromast, o bien desde una de las terrazas y bares en los hoteles y rascacielos más bonitos de Róterdam, no te puedes ir de la ciudad sin haber disfrutado de sus vistas desde lo más alto.

No te pierdas por ejemplo las vistas desde la terraza del Hotel New York en el muelle de Wilhelminapier, uno de los lugares más populares de la ciudad cuando hace buen tiempo.

Para los interesados, en Róterdam se organiza cada año además el evento Rotterdamse dakendagen, en el cual se abren las puertas de las terrazas de muchos edificios, algunos de los cuales normalmente están cerrados al público.

¿Sabías qué?
Lo de Róterdam con los rascacielos ya viene de lejos. De hecho, el primer rascacielos de Europa fue el edificio Witte Huis, diseñado por Willem Molenbroek y construido entre 1897 y 1898 en Róterdam.

Visitar museos

Róterdam es una ciudad que cuenta con un gran número de museos para todos los gustos y edades. Mientras que en sus museos de arte como el Museum Boijmans Van Beuningen o el museo de arte moderno Kunsthal Rotterdam uno puede disfrutar de algunas de las mejores exposiciones de arte del país, en el Het Nieuwe Instituut se aprende sobre las nuevas tendencias en moda, arte, cultura y arquitectura, y en el Nederlands Fotomuseum se ven todo tipo de exposiciones de fotografía.

Como ciudad ligada al agua que es, también son varios los museos que tratan de este tema, como lo es el Museo Marítimo de Róterdam o el Mariniersmuseum.

Comer como un auténtico foodie

Róterdam se ha convertido gracias a su gran mercado cubierto, el Markthal, en un verdadero destino para los más foodies. El ambiente multicultural de Róterdam se ve reflejado sobretodo en sus restaurantes, que los hay de todas las cocinas del mundo.

Para disfrutar de la buena cocina local no hay nada mejor que dejarse caer por alguno de los restaurantes de la plaza Deliplein, los cafés del antiguo viaducto ferroviario de Hofbogen y, por supuesto, visitar los espacios gastronómicos del Markthal, el Foodhallen y el Fenix Food Factory.

¡Mi consejo!

¡Ves de tapeo por el Markthal! Durante la visita al gran mercado gastronómico de Róterdam, no sólo serás sorprendido por su impresionante arquitectura, si no también por el sinfín de paradas de comida de todo el mundo, ¡incluidas las tapas españolas! Lee aquí más sobre el Markthal.

Hacer la ruta del arte de Westersingel

En el paseo Westersingel encontrarás un seguido de esculturas interesantes de ver de diferentes autores, lo que se conoce como la Beeldenroute Westersingel. Una de las obras que más llama la atención es la de Santa Claus, del artista americano Paul McCarthy. En el cruce con la calle Witte de Withstraat encontrarás además una obra de Pablo Picasso de 1970, Sylvette.

Ver una película en LantarenVenster

La sala de teatro y cine LantarenVenster se encuentra en los bajos del rascacielos New Orleans y es un lugar único para disfrutar de una tarde o noche de cine.

Ir al mercadillo de Swan Market

Cada domingo se celebra el Swan Market, un mercadillo donde comprar diseño, vintage y productos hechos a mano por jóvenes diseñadores.

Tomarte una cerveza local

Hay varias cervecerías en Róterdam donde podrás disfrutar de una buena cerveza. Tienes por ejemplo la Stadsbrouwerij De Pelgrim en la zona histórica de Delfshaven, Biergarten en la zona centro, o la cervecería Kaapse Brouwers en el barrio de Katendrecht, dónde crean sus propias cervezas.

Subir al watertaxi

Para disfrutar de Róterdam desde el agua y cruzar el río, no hay nada mejor que subir al Watertaxi. Se trata de una flota de barcos que funcionan como taxis y que te vienen a buscar si les llamas. Precios a partir de 4,5€ por persona. Otra opción es el Waterbus, que te lleva del puente de Erasmo al barrio de Katendrecht, una zona muy de moda en la ciudad.

Pasearse por el muelle Wilhelmina

Disfruta del perfil de Róterdam al otro lado del río, con el puente de Erasmo y la Maastoren de fondo y no dejes de visitar la antigua sede central de la Holland-Amerika Lijn (en el actual Hotel New York) la línea de barcos transoceánicos que llevaron a mucha gente hacia el Nuevo Mundo. Aquí te puedes alojar o bien comer o tomarte algo en su restaurante y terraza.

Pasearse en un HotTug

Una manera original de pasearte por los canales de Róterdam es este HotTug, ¡un barco con una bañera de hidromasaje incorporada!

Hacer un tour en un tranvía histórico

Cada verano circulan los tranvías históricos de la línea 10 por la ciudad de Róterdam. Una forma especial de descubrir la ciudad.

Visitar el puerto de Róterdam

Ya sea en crucero o haciendo una visita a la exposición de FutureLand, una visita al puerto de Róterdam es uno de los imprescindibles de Róterdam, ya que este se trata del puerto más grande de Europa y el motor de la ciudad.

Otras actividades recomendadas en Róterdam

Índice