¡Los mejores consejos de un local!

Vivir en Holanda

Índice

Holanda se puede definir como una monarquía en democracia moderna, un país desarrollado con una economía estable y solvente, un modelo de vida avanzado y una cultura abierta y cosmopolita que la hacen muy atractiva para miles de inmigrantes. No es pues de extrañar que sean ya más de 60.000 el número de habitantes españoles en Holanda.

Pero una cosa es venir de vacaciones a Holanda y otra muy distinta es la de emigrar a Holanda, ya sea por trabajo, estudios o el amor. Afincarse en Holanda conlleva adaptarse a su clima, la lengua y la cultura del país, una tarea no siempre igual de fácil pero que a la larga acaba compensando. En esta página encontrarás todo lo que necesitas saber acerca de vivir en Holanda.

Cómo es la vida en Holanda

Como país avanzado y rico del Norte de Europa, se puede decir que en Holanda se vive muy bien: hay buena educación y sanidad, niveles bajos de paro, salarios más elevados y poca criminalidad. Los servicios e infraestructuras son de los más modernos y avanzados.

Los holandeses son además de carácter abierto y liberal, pioneros en asuntos como la legalización de la droga, la prostitución, el aborto, los matrimonios gays, la eutanasia, la sostenibilidad y el medio ambiente.

Los altos niveles de calidad de vida de los holandeses hacen además que Holanda esté siempre encabezando la lista de países más felices del mundo.

Pero todo este bienestar no vienen de forma gratuita: los costes de la vida en Holanda son bastante más elevados; se pagan más impuestos y la vida en general es más cara que en otros países.

El clima dista mucho del buen tiempo al que estamos acostumbrados en el Mediterráneo, la gastronomía no tiene ni punto de comparación con la cocina española, y la vida en general viene dictada por las normas y costumbres de los holandeses, que suelen ser más serios, organizados, disciplinados y correctos en todo.

Si estás pensando en emigrar a los Países Bajos, es importante que te informes previamente sobre el país y la nueva cultura, que aprendas cómo funciona la sanidad y la educación en Holanda, y que tomes las medidas necesarias de cara a proteger tu pensión para el día de mañana.

Sociedad holandesa

La primera impresión que te puedes llevar de los holandeses es de ser personas algo distantes y cerrados, pero una vez los conozcas bien te darás cuenta que son de lo más simpáticos, abiertos y confiados. Eso sí, no esperes poder hacer amistades de forma rápida; para eso los holandeses necesitan más tiempo.

En general los holandeses son muy sociales y trabajadores, se preocupan por su bienestar, practican mucho deporte y les encanta viajar.

También son muy detallistas y se esfuerzan en cultivar amistades (por ejemplo enviando tarjetas o regalando ramos de flores en los cumpleaños o cualquier ocasión especial).

Pero si hay algo que caracteriza a los holandeses es sobretodo su forma de vivir con sobriedad. "Doe maar gewoon" es una expresión muy típica en Holanda que refleja esta idea de vivir sin excesos y con los pies en la tierra.

Ser tolerantes, educados y puntuales, de mentalidad abierta y cumplir las promesas son otros de los aspectos que mejor definen a los holandeses, aunque también están conocidos por hablar sin tapujos, ser un poco tacaños, muy organizados y tener un sentido del humor propio. A veces incluso uno puede no saber si están de broma o hablando en serio.

La sociedad holandesa es asimismo cada vez más multicultural y es muy común ver familias formadas por personas de diferentes etnias.

Clima en Holanda

La vida en Holanda viene condicionada en gran parte por su clima. Mientras que en invierno y otoño los holandeses suelen pasar más tiempo dentro de casa por el frío y las lluvias, en la primavera y el verano aprovechan al máximo el buen tiempo, haciendo largos paseos en bicicleta, disfrutando de las playas, jardines y terrazas a la que hace un poco de sol.

Con una media de 125 días al año de lluvia, no es de extrañar que los holandeses aprecien y sepan aprovechar cada rayo de sol. Lo más curioso quizás es que los holandeses nunca permiten que el mal tiempo les chafe los planes y siempre cuentan con un plan B.

¿Sabías qué?

Hay un lugar en Holanda dónde siempre hace sol y calor: ¡las Antillas Holandesas! Las islas de Bonaire, San Eustaquio, Saba, Aruba, Curaçao y San Martín también forman parte del Reino de los Países Bajos y son un paraíso caribeño al que muchos holandeses acuden para pasar las vacaciones.

Lengua en Holanda

En Holanda se habla el holandés (o neerlandés), llamado también flamenco en la zona del norte de Bélgica (Flandes). Es un idioma que pertenece a la familia germánica y tiene muchos lazos en común con el inglés y el alemán.

En la misma Holanda también existen otras lenguas regionales, como lo es el frisio en la región de Frisia (reconocido como lengua oficial) y el limburgués de Limburgo; además de otros dialectos.

La mayoría de los holandeses hablan además inglés perfectamente y suelen chapurrear otra lengua extranjera como el alemán, el francés e incluso el español. La lengua de algunas carreras universitarias es el inglés, así como en muchas de las empresas internacionales con sede en Holanda. En ciudades como Ámsterdam uno puede vivir y trabajar perfectamente sin saber holandés.

Horario en Holanda

La forma de distribuir el día en Holanda es muy similar a la de otros países norte europeos. El horario laboral va de 08:30 a las 17:00 h, con una pequeña pausa de media hora al mediodía para la comida.

Las tiendas suelen abrir entre las 10:00 y las 18:00 h, siendo el horario de los supermercados algo más extenso.

Los niños van a la escuela de forma general de 08:00 a 15:00 h y a las 19:00 o 20:00 h van a la cama.

¿Sabías qué?

Los Países Bajos cuentan con menos horas de sol que España en invierno pero los días en verano son más largos.

Horario de comidas en Holanda

El horario de las comidas es también diferente en Holanda y se asemeja al del resto del norte de Europa. Mientras que el desayuno se toma temprano por la mañana, la comida es a las 12:00 del mediodía y la cena es a partir de las 17:00 o 18:00 h. Mucha gente se toma además un tentempié a eso de las 16:00 h de la tarde.

La comida suele ser algo ligero y rápido, normalmente un sándwich, y la cena es la comida más importante del día y suele constar de un plato principal y postre. En caso de cenar fuera de casa, la hora de ir al restaurante suele ser las 19:00 h y la cocina cierra a las 22:00 h.

Empleo en Holanda

Holanda es ya de antaño un país exportador y muy dado a los negocios. Debido a su buena localización y políticas liberales orientadas a atraer capital extranjero, se ha convertido en un lugar muy interesante para las multinacionales.

Los niveles de ocupación del país son muy altos y el trabajo está en general bien remunerado (el salario mínimo en 2019 está fijado en 1.615,80€ al mes).

En Holanda está además muy generalizado el trabajar 4 días a la semana, el horario de trabajo es flexible de 8:30 a 17:00 h sin hacer horas extras y en las empresas predominan las estructuras horizontales basadas en la confianza, otorgando a los empleados el poder de tomar decisiones y de auto-gestionarse.

Las empresas nunca cierran por vacaciones (a no ser que hablemos del pequeño comercio o de la construcción) y los empleados tienen total flexibilidad a la hora de coger vacaciones (normalmente 28 días al año) o pedir cita para ir al médico en horario laboral.

Vivienda en Holanda

Holanda es uno de los países más densamente poblados del mundo. La mayoría de las familias en Holanda viven en casas con jardines. Las personas mayores o gente con menos recursos suelen vivir en apartamentos, así como muchos jóvenes en ciudades grandes como Ámsterdam y Róterdam.

Muchos estudiantes alquilan habitaciones en pisos compartidos durante sus años de universidad, lo que se conoce como "op kamers gaan".

Los abusivos precios en ciudades como Ámsterdam y Utrecht están haciendo además que cada vez más gente se mude a las afueras, donde los precios de la vivienda son un poco más razonables. Por lo general, las viviendas con precios más ajustados se encuentran en los pueblos y las afueras de las ciudades.

Otro aspecto interesante de la vivienda en Holanda es el de la decoración de las casas. En general los holandeses prestan gran atención y esmero en decorar sus casas y jardines, que suelen ser muy bonitos y acogedores.

¿Sabías qué?

Uno de los detalles más curiosos de las casas holandesas son sus grandes ventanales, la mayoría sin persianas ni barrotes, incluso estando a pie de calle. Las cortinas solo las suelen cerrar por la noche para tener un poco más de intimidad, pero durante el día puedes ver tranquilamente desde la calle el interior de las casas. Este fenómeno viene dado por tres motivos: uno es el de aprovechar al máximo la luz natural durante el día; el segundo vendría dado por el calvinismo, que antaño fue la religión predominante en Holanda, en la cual prevalece que uno no tiene nada que esconder a los demás, y el último y más reciente, sería por el desarrollo económico de los años 1950 y el afán de los holandeses a mostrar lo bien que les iba dejando ver el interior de su casa bien amueblada.

Servicios públicos en Holanda

Holanda es un país con una muy buena infraestructura de servicios públicos: la educación, la sanidad, el transporte, las carreteras, las ayudas sociales... todo está regulado y sostenido por el estado, que se vale de los impuestos para llevar a cabo las inversiones necesarias.

Algunos servicios como la sanidad o el transporte público están en parte externalizados y privatizados, pero es el gobierno quién marca las pautas y los servicios básicos que todo holandés debe de poder tener acceso, asegurando así un buen nivel de servicios.

Costes de vida en Holanda

El precio del transporte, la alimentación, el ocio y el salir a cenar o tomar algo es bastante más caro en Holanda. A su vez, los sueldos son también más altos, cosa que facilita un cierto estatus de bienestar entre los holandeses.

El precio de la vivienda depende del tipo de casa que tengas y de si vives en el centro o en las afueras de la ciudad o en una zona más rural. Ten en cuenta que los alquileres son bastante caros, sobretodo en las ciudades, rondando los 1600€ al mes por una casa de 100 metros cuadrados y más de 2000€ en el caso de Ámsterdam.

Por otra parte en Holanda el seguro médico no lo cubre el estado por lo que tendrás que pagarlo de tu bolsillo aparte (unos 100€ por adulto al mes).

Impuestos en Holanda

Quien vive y trabaja en Holanda debe pagar impuestos al gobierno holandés. La declaración de la renta (belastingaangifte) se hace una vez al año antes del 1 de abril.

Los impuestos en Holanda son bastante más elevados que en España y varían según lo que ganes: 37,35% para los que ganen hasta 68.508€ al año y 49,50% para los que ganen más de 68.508€ (datos del año 2020).

Transporte en Holanda

Con una gran red ferroviaria que conecta las grandes ciudades, autobuses que te llevan a todas partes y los miles de kilómetros carreteras y carriles bicis, se puede decir que las comunicaciones en Holanda son excelentes.

La bicicleta es el medio de transporte favorito de los holandeses, aunque las carreteras y los trenes también cuentan con miles de usuarios.

Desde la introducción de la OV-kaart, la tarjeta de transporte recargable holandesa, es posible viajar por todo el país con un solo billete de transporte.

La bicicleta en Holanda

Holanda es el país dónde más se circula en bicicleta de todo el mundo. El país cuenta con 22,8 millones de bicicletas, una media de 1,3 bicicletas por cada ciudadano.

Muchas de las bicicletas que ves en la calle hoy en día son eléctricas. También está la famosa omafiets, que frena pedaleando hacia detrás, o las bakfiets”, bicicletas con un carro donde van los niños sentados.

El uso de la bicicleta permite a los ciudadanos holandeses llevar una vida más activa, saludable y sostenible.

Sanidad en Holanda

En Holanda es obligatorio tener un seguro médico privado para poder tener acceso a la sanidad. Los costes del seguro médico rondan los 100€ al mes según la compañía y el paquete de servicios que hayas escogido, pero es gratis para los niños hasta los 18 años.

Para los mayores y enfermos a largo plazo existe el mantelzorg, o lo que viene a ser familiares que cuidan del enfermo a la vez que siguen trabajando. Para este grupo de gente existen ayudas y compensaciones económicas.

Los turistas que visiten Holanda pueden visitar un médico si lo necesitan haciendo uso de la tarjeta sanitaria Europea o de un seguro médico privado.

Religión en Holanda

Aunque en el pasado Holanda fue un país muy creyente (en unos inicios católico y luego protestante), en la actualidad la mayoría de su población no es creyente, no practica o bien pertenece a otro tipo de iglesia. Sólo un 29% de la población se define católica y un 19% es protestante.

El catolicismo es la religión predominante en zona del sur de Holanda, mientras que el protestantismo se hizo fuerte en la zona norte de Holanda.

En el centro de Holanda existe la denominada "Bijbelbelt", una zona dónde sus habitantes son férreos cristianos que viven en comunidad a espaldas del resto de la sociedad.

La familia en Holanda

La familia es muy importante para los holandeses, que valoran mucho el poder pasar más tiempo con los hijos. Eso se traduce en jornadas de trabajo reducidas (36 horas en 4 días), mucho teletrabajo o mujeres que una vez son madres pasan a trabajar media jornada o abandonan sus carreras profesionales por un tiempo para dedicarse plenamente a la familia, mientras que los padres disfrutan de su papa dag (día que no trabajan para estar con los niños).

Los niños holandeses por su parte gozan de mucha libertad y crecen de forma relajada, con más tiempo libre para jugar, ir en bici y practicar deportes. Por ejemplo, hasta los 10 años no tienen apenas deberes.

Se les considera desde pequeños como una persona con opinión propia, por lo que muchos de ellos empiezan ya en edades tempranas a ganarse su propio dinero, por ejemplo repartiendo periódicos o publicidad.

Hasta que el niño cumpla los 18, la familia recibirá además una cantidad importante de dinero cada trimestre del gobierno (el kinderbijslag).

Horario infantil

Otra gran diferencia entre la vida en Holanda y España es la del horario de las familias. En Holanda las familias se adaptan al horario infantil, llevando a los pequeños a dormir a las 19:00 h y despertándose entre las 6:00 y 7:00 h de la mañana. Suelen comer más temprano (a las 12:00 h al mediodía y 17:00 o 18:00 h para la cena) y acostumbran a realizar todo tipo de actividades en familia para pasar el día.

Educación en Holanda

Holanda goza de un buen sistema educativo. La educación en Holanda es además gratuita hasta los 16 años, cuando los niños obtienen su diploma de secundaria.

La educación secundaria se divide en tres niveles diferentes, según la capacidad del alumno.

Las universidades y escuelas superiores en Holanda ofrecen además muchos estudios universitarios en inglés y están muy bien catalogadas en los rankings mundiales.

Seguridad en Holanda

Holanda es uno de los países más seguros de Europa, con uno de los índices de criminalidad más bajos. Aún así el robo de bicicletas es un hurto que sucede a menudo, así como los carteristas en las grandes ciudades o los vendedores de droga ilegales.

Los coffeeshops

Consumir drogas en las calles de Holanda está prohibido, pero no en los famosos coffeeshops. Aquí además de tomarte un café, podrás consumir drogas blandas como el hachís y la marihuana, ya sea fumándola, bebiéndola o comiéndola en pastelitos.

Costumbres y tradiciones en Holanda

Como toda nación que se precie, los Países Bajos cuentan con sus propias costumbres y tradiciones. Desde ir en bici a todas partes, hasta tener que pagar por usar el aseo en un lugar público. A continuación te presento algunas de las costumbres más destacadas de Holanda:

  • Normas: los holandeses son muy tolerantes pero también conocen muchas normas, tanto sociales (como el no llegar tarde a los lugares o el cuidar del aspecto de sus casas y jardines) como las impuestas por el gobierno. De hecho hay muchos holandeses que se quejan de la sobre-regulación que ejerce el gobierno.
  • Presentaciones: a la hora de presentarse a un desconocido, el holandés da la mano y dice su nombre. En caso de estar entre familiares o amigos, entonces se dan tres besos en las mejillas y los hombres las manos.
  • Cumpleaños: los holandeses no festejan los santos pero sí los cumpleaños. Suelen engalanar la casa del cumpleañero y celebrar su cumpleaños con amigos y familiares sentados en círculo. Fechas importantes como los 50 y 60 años se celebran por todo lo alto.
  • Fiestas: Holanda tiene 11 días festivos oficiales, entre ellos la Navidad y Año Nuevo. Fiestas como Sinterklaas o Carnaval no son festivos oficiales, pero se siguen celebrando. Las vacaciones escolares se reparten durante el año en varios momentos y en diferentes fechas según si vives en el norte, centro o sur del país.

Otra información de interés

Otras curiosidades a tener en cuenta si vives en Holanda:

  • Los holandeses están muy orgullosos de su país y es fácil ver la bandera holandesa izada en edificios, casas e incluso barcos, sobretodo en ocasiones especiales. Cuando juega su selección en un mundial, toda Holanda se tiñe de naranja.
  • Los holandeses son los hombres más altos del mundo. ¡Miden de media 1,84 m de altura!
  • La mayoría de los holandeses hablan inglés y tienen un buen nivel. Tanto las películas como las series extranjeras en televisión vienen en versión original y subtituladas en holandés y en muchas universidades las clases se imparten en inglés.
  • Los holandeses tienen fama de ser muy directos (tanto que a veces pueden parecer algo bordes) y tacaños (les encantan las ofertas y siempre pagan la cuenta a medias).
  • Los holandeses se preocupan mucho por el medio ambiente. Ser sostenibles y reciclar es muy importante para los holandeses, que tampoco tienen reparos en comprar cosas de segunda mano. El uso de energías renovables como placas solares y molinos de viento está bastante generalizado y a partir del 2030 sólo se venderán automóviles eléctricos.
  • Los holandeses son muy ahorrativos; siempre aprovechan las ofertas y buscan los precios más bajos. Las tiendas y supermercados en Holanda tienen siempre ofertas para así satisfacer la demanda.
  • La bicicleta es el medio de transporte número uno en Holanda y sus ciudades están plenamente adaptadas para los ciclistas. Se suele decir que los niños holandeses aprenden antes a ir en bicicleta que a caminar.

Lee aquí más sobre:

Índice