¡Los mejores consejos de un local!

Holanda Septentrional

Índice

La provincia de Holanda Septentrional o Holanda del Norte (Noord Holland en holandés) es, gracias a la popularidad de Ámsterdam cómo destino turístico, la zona más conocida y que más visitantes recibe al año. Y no les falta razón: a sólo media hora de la capital del país te encuentras con una provincia de paisajes y pueblos de ensueño y por supuesto, con la bella costa holandesa. En esta página encontrarás toda la información que necesitas para planificar una visita a Holanda Septentrional, además de mis consejos sobre dónde dormir y qué hacer en Holanda Septentrional.

Iconos holandeses

Holanda Septentrional es un destino perfecto para los que quieren descubrir la Holanda más típica. Además de la famosa Ámsterdam, la provincia de Noord Holland cuenta con otras ciudades igual de bellas, como Haarlem, Hoorn o Alkmaar, coloridos campos de bulbos y de pólders, pintorescas aldeas y puertos pesqueros, preciosas playas y muchos lugares más de interés.

¿Sabías qué?

Holanda Septentrional ha sido desde siempre una de las provincias más ricas e importantes del país. Los puertos del antiguo Zuiderzee desempeñaron un papel muy importante con el comercio de ultramar y sus mercaderes se hicieron realmente ricos con ello. Esto todavía es visible hoy en dia por ejemplo en las enormes villas de la zona del Gooi, que concentra la mayor densidad de millonarios por metro cuadrado.

Dónde está Holanda Septentrional y cómo llegar

La provincia de Holanda Septentrional se sitúa en el noroeste de los Países Bajos y limita por el sur con las provincias de Holanda Meridional y Utrecht, y en el norte con las Islas Frísias (aunque la primera de las islas, Texel, pertenece a Noord Holland).

Mientras que Ámsterdam es el centro turístico de la provincia y Haarlem su capital, el resto de la provincia está compuesta por áreas rurales como Waterland, los campos de bulbos en Kop van Noord-Holland, las zona de pólders Schermer, Beemster, Wormer y Purmer y las playas de Zandvoort, Bloemendaal, Egmond aan Zee y Julianadorp.

La mejor forma de llegar a Holanda Septentrional es en tren, coche o avión. Aquí se encuentra de hecho el Schiphol Airport, el segundo aeropuerto más grande Europa y el principal aeropuerto de los Países Bajos.

Qué ver y qué hacer en Holanda Septentrional

Holanda Septentrional tiene además de Ámsterdam, el gran aliciente de ser una provincia repleta de historia, atracciones turísticas y lugares de interés, por lo que la oferta de ocio y turismo es enorme y una de las mejores del país.

Los pueblos y ciudades de Holanda del Norte

Además de la capital del país, Ámsterdam, en Holanda Septentrional destacan ciudades históricas como Haarlem y Zaandaam, la ciudad quesera de Alkmaar o la ciudad de los medios holandeses, Hilversum. Igual de bonitas e interesantes son las ciudades fortificadas de Weesp y Naarden, y las antiguas ciudades portuarias de Hoorn y Enkhuizen.

Muy conocidos en Holanda Septentrional son los pueblos pesqueros de Volendam y Marken, que han conservado sus casas de madera pintadas y todavía se puede ver a gente vistiendo trajes tradicionales. Otros lugares como Edam y Beemster, son justamente conocidos por la producción del queso y sus paisajes de molinos, diques y pólders.

¡Mi consejo!

Monnickendam, que cuenta con muchos edificios históricos y un bonito puerto, es el punto de partida ideal para recorrer la región de Waterland y visitar los pueblos históricos de Edam, Volendam y Marken y descubrir la Holanda más tradicional.

Museos en Holanda del Norte

La ciudad de Ámsterdam reúne el mayor número de museos y colecciones de arte, con museos tan importantes como el Rijksmuseum. También es posible ver las pinturas de artistas tan importantes como Van Gogh, Rembrandt y Frans Hals en sus respectivos museos.

Fuera de lo que concierne el arte, uno de los museos más interesantes para visitar en la región es el Zuiderzeemuseum, que explica la historia marítima y la cultura del antiguo Zuiderzee. En Naarden puedes además aprender sobre las fortalezas en los Países Bajos en el Nederlands Vestingmuseum, y el Muiden visitar el castillo medieval mejor conservado de Holanda, el Muiderslot. Otro castillo que merece la pena visitar es el Kasteel Radboud en Medemblik que data del siglo XIII.

El Zaanse Schaans merece en este apartado una mención especial, ya que este museo al aire libre es una preciosa reproducción de cómo se vivía en la zona del Zaanstreek durante los siglos XVIII y XIX, con las típicas casas de madera, molinos de viento, astilleros y granjas.

La naturaleza en Holanda del Norte

El paisaje de Holanda Septentrional está dominado por el agua. Por una parte está la costa, con parajes naturales tan bellos como las dunas de Schroolse Duinen, Kennemerduinen, Amsterdamse Waterleidingduinen o el Noordhollands Duinreservaat, y por otra los ríos y canales, como el Vecht, IJ y Zaan, en su mayoría transitables en barco. Es un terreno llano fácil de recorrer a pie, en bicicleta o en barco.

Especialmente bonitos de ver son el Blaricummer- en Tafelbergheide, el lago de Naardermeer y Loosdrecht y los campos de bulbos en Kop van Noord-Holland y Julianadorp en época de floración.

Playas de Holanda del Norte 

Holanda Septentrional cuenta con muchos kilómetros de costa y bellas playas. Lugares como Zandvoort, Bloemendaal aan Zee, Castricum aan Zee, Egmond aan Zee y Bergen aan Zee, reciben sobretodo en verano muchos visitantes, que vienen a disfrutar de un dia de playa. Los parajes de dunas de la costa holandesa ofrecen además la posibilidad de realizar todo tipo de excursiones y rutas en bicicleta durante todo el año.

La isla de Texel, la más grande de las Islas Frisias, pertenece asimismo a la provincia de Noord Holland y es fácil de llegar a ella en barco desde Den Helder.

¡Mi consejo!

Para un poco más de relax familiar os recomiendo sobretodo una visita a Julianadorp aan Zee, Egmond aan Zee y Texel.

Los pólders del Norte de Holanda

Aún y estar rodeada por agua por ambos lados, Holanda Septentrional ha sabido sacarle partido a su situación geográfica ganando tierra al mar y secando muchas de las antiguas islas, creando así un paisaje de lo más típico holandés, con sus molinos, diques, canales y pólders, salpicados de granjas y campos de pasto y de cultivo. Lugares tan singulares como De Beemster, un antiguo lago que fue drenado, De Purmer, un antiguo pólder, o Jisp y Wieringen, antiguas islas, dan fe de ello.

La región de Waterland, con pueblos de casas de madera y canales como Monnickendam, Marken y Broek in Waterland es en este caso uno de los lugares más bellos que visitar, especialmente en bicicleta.

¡Mi consejo!

Visita el molino Museummolen Schermerhorn para descubrir cómo fue el proceso de drenaje del lago Schermeer y cómo vivía una familia de molineros en el siglo XVII.

Stelling van Amsterdam

Forteiland en IJmuiden, Fort Benoorden en Spaarndam, Fort aan de Nekkerweg en Beemster y Fort Veldhuis en Heemskerk son los nombres de algunos de los fuertes que pertenecían a la llamada línea defensiva de Ámsterdam, el Stelling van Amsterdam. Un sistema de defensa muy ingenioso que tenía como misión proteger a la capital del país en caso de ataque. La mayoría de los fuertes están hoy en día abiertos al público como museo y ofrecen visitas con las que descubrir el por qué del Stelling van Amsterdam y cómo funcionaba.

Kop van Noord-Holland

La región de más al norte de la provincia de Holanda Septentrional es un lugar ideal para visitar en familia y desconectar. Rodeada por tres diferentes mares, el Noordzee, el Waddenzee y el IJsselmeer, aquí descubrirás bellos pueblos, campos de flores y podrás realizar excursiones por las marismas e incluso ver focas. Sobretodo en primavera lugares como Julianadorp y Ana Paulowna se llenan de público para ver sus campos de tulipanes en flor.

Lee aquí más sobre los campos de tulipanes en Holanda.

Otros lugares de interés

  • Zandaam: esta población cercana a Ámsterdam fue antaño uno de los mayores centros industriales. El Inntel hotel en Zandaam es sin duda uno de sus edificios más conocidos. No te pierdas tampoco el poblado y museo al aire libre de Zaanse Schaans y el museo Zaans Museum, donde se explica más sobre la historia de la zona.
  • Czaar-Peterhuisje (Zandaam): la conocida como Casa del Zar Pedro es una de las casas de madera que se conservan más antiguas de los Países Bajos. Según cuentan fue aquí donde el zar ruso Pedro el Grande se alojó durante su visita a los astilleros de Zandaam.
  • Haarlem: la capital de la provincia fue antaño una ciudad rica y próspera, algo que se sigue reflejando en sus edificios y jardines. Su catedral es una de las más grandes del país y el Museo Teylers, el más antiguo.
  • Hoorn: la ciudad de Hoorn es uno de los mejores ejemplos que quedan de la época de oro de Holanda. En el Westfries Museum aprenderás más sobre la Edad de Oro de Holanda, una época en la que los Países Bajos adquirieron una gran cantidad de riqueza a través del comercio.
  • Alkmaar: Alkmaar es famosa por su mercado de quesos, pero esta ciudad es ya de por si digna de ver gracias a sus numerosos monumentos y un casco antiguo bien conservado.
  • Texel: la más meridional de las islas frísias es uno de los lugares favoritos de los holandeses para desconectar. Un paraje natural dónde el agua y las dunas son los grandes protagonistas.
  • Het Napoleonhuisje (Broek in Waterland): según dicen, fue en esta casa de té en el pintoresco pueblo de Broek in Waterland donde el emperador Napoleón se tomó ya hace más de 200 años una taza de té con el alcalde.
  • Bloemenveiling Aalsmeer: la subasta de flores de Holanda se realiza en Aalsmeer, un lugar conocido por sus invernaderos.
  • Oud Valkeveen: parque de atracciones infantil cerca de Ámsterdam.
  • Sprookjeswonderland: parque de atracciones de temática de cuentos en Enkhuizen.
  • Loosdrechtse Plassen: zona natural con diversos lagos donde hacer deporte acuático, senderismo o paseos en bicicleta.
  • Cruquius Museum (Cruquius): museo en una antigua central de bombeo que explica cómo los holandeses secaron el lago Haarlemmermeer y mantienen el agua bajo control.
  • Nederlands Instituut voor Beeld en Geluid (Hilversum): si conoces un poco de la historia de la televisión y la radio en Holanda, te gustará hacer una visita a este museo de Hilversum, en medio del parque de medios de comunicación de los Países Bajos.

Productos típicos de Holanda del Norte

La mostaza de Zaans, el queso de Edam o Beemster, los pepinillos agrios de Ámsterdam y las galletas Jodenkoek son algunos de los productos típicos de la zona.

Holanda Septentrional conoce también una gran tradición cervecera, que se ve reflejada en cervezas como la Texels, Sancti Adalberti, Brouwerij 't IJ y, por supuesto, la Amstel y la Heineken bier.

Cabe destacar a nivel arquitectónico la influencia del movimiento arquitectónico la Escuela de Ámsterdam a finales del siglo XIX y de la obra de Willem Dudok en Hilversum, principal representante del racionalismo o Nieuwe Bouwen en Holanda en el siglo XX.

Información práctica

Cuándo visitar Holanda del Norte

Siempre es un buen momento para visitar Ámsterdam y el resto de Holanda del Norte, aunque si lo que quieres es evitar aglomeraciones, te recomendaría evitar lugares como Volendam y Zaanse Schans durante los fines de semana, vacaciones o festivos.

Los campos de bulbos del Kop van Noord-Holland están especialmente bonitos en primavera. Asimismo, durante el mes de abril la ciudad de Ámsterdam se llena además de tulipanes y se vuelca en la celebración del Tulip Festival Amsterdam.

En verano es normal ver las terrazas de los chiringuitos y las playas de Holanda Septentrional abarrotadas de gente.

Dónde comer en Holanda del Norte

Existe una gran variedad de cafés y restaurantes tanto en Ámsterdam como en sus alrededores. Encontrar un lugar dónde comer bien no será pues ningún problema.

  • Proost & Stroop (Meteorenweg 272, 1035 RN Amsterdam): un restaurante de pannekoeken (crepes holandesas) ideal para ir con niños. Con una gran terraza y zona de juegos infantil.
  • Theetuin Overleek (Overleek 6a, 1141 PD Monnickendam): preciosa cafetería especializada en hacer high tea. Con una preciosa terraza en medio de un paisaje de pólders y canales.
  • Tijn Akersloot (Boulevard Paulus Loot 1, 2042 AD Zandvoort): uno de los mejores chiringuitos de la zona, ideal para tomarse algo después de haber dado un paseo por la playa.

Dónde dormir en Holanda del Norte

Como gran centro del turismo que es Holanda del Norte, no te faltarán opciones para alojarte. Desde casitas a primera fila del mar hasta hoteles en antiguos castillos y fuertes militares, parques vacacionales para toda la familia y auténticas casas de madera y molinos de viento reconvertidos en un acogedor b&b.

Algunas de mis recomendaciones:

Descubre aquí más hoteles en la región.

Holanda del Norte con niños

Holanda Septentrional tiene mucho que ofrecer para el público infantil. Desde varios parques de atracciones, como el Oud Valkeveen o el Sprookjeswonderland, parques infantiles como el Linnaeushof, hasta un museo de ciencias, el NEMO, un museo de culturas para niños, el Tropenmuseum Junior, o un museo donde se podrán hacer su propio pan, el Bakkerijmuseum "De oude bakkerij".

En la reserva natural De Helderse Vallei se ofrecen todo tipo de actividades familiares, como navegar en canoa, un ruta en mountain bike o escalada. El parque infantil Jeugdland en Ámsterdam y el Speelbos Meermond en Heemstede, son otros lugares ideales para que los niños jueguen en la naturaleza y se lo pasen en grande.

Otro gran favorito de los niños holandeses es el museo del tren de vapor Museumstoomtram Hoorn-Medemblik, ¡dónde todavía circula un tranvía de vapor de verdad!

Y en caso de lluvia, no te pierdas De Holle Bolle Boom, una ludoteca en parte cubierta y con piscina dónde los niños se lo pasan en grande.

Para los amantes de los animales no puede faltar una visita al zoo ARTISLandgoed Hoenderdaell o el acuario Zee Aquarium Bergen Aan Zee.

Índice