¡Los mejores consejos de un local!

Holanda con niños

Índice

Holanda es un destino muy apto para unas vacaciones en familia. El país cumple con todos los requisitos de seguridad y sanidad necesarios, forma parte de la Unión Europea y está a sólo un par de horas en avión desde España. Por esto y todo lo bonito e interesante que tienen por ofrecer los Países Bajos, merece la pena que los visites con tus niños. En esta página encontrarás toda la información sobre qué ver y hacer en los Países Bajos con niños, además de mis consejos prácticos para un viaje a Holanda con niños.

Qué lugares visitar en Holanda con niños

Además de hacer la típica visita a Ámsterdam, Holanda es un país ideal para recorrer con niños. Gracias a las cortas distancias y los excelentes medios de transporte, es posible ver muchos lugares del país en un corto plazo. Algunos de los lugares imprescindibles para visitar en Holanda con niños son:

  • Ámsterdam: la capital de los Países Bajos es un lugar abrumador que sorprenderá a los más pequeños con sus canales y casas de cuento. No dejéis de hacer una excursión en barco para recorrer el centro de una forma cómoda y divertida, de visitar el zoológico Artis o de pasar por el museo marítimo y el museo de la ciencia NEMO para darle un toque cultural y educativo a vuestra visita. Y para los amantes de la naturaleza está el Amsterdamse Bos repleto de prados, lagunas, senderos y granjas de animales. Lee aquí mi guía de Ámsterdam con niños.
  • La Haya: el destino perfecto para los que quieran combinar la playa con la ciudad. En La Haya disfrutaréis paseando por el paseo marítimo de Scheveningen, con su inmenso muelle donde se encuentra la noria más grande de Europa y el acuario Sea Life Scheveningen. No os perdáis el museo de Holanda en miniatura (Madurodam) o el parque de atracciones Drievliet.
  • Róterdam: para los más aventureros y amantes de la arquitectura está Róterdam. Aquí podréis disfrutar de un paseo en barco por el puerto más grande de Europa, sorprenderos con la arquitectura más moderna en el Markthal y las Casas Cúbicas, disfrutar naturaleza en el parque y lago de Kralingen o visitando el zoológico Diergaarde Blijdorp. Róterdam cuenta además con muchos museos dirigidos al público infantil, como el Villa Zebra o el Museo Marítimo.
  • Utrecht: en el centro del país encontramos la capital cultural de Holanda, con varios museos destinados al público infantil (como el museo de Miffy, el museo del ferrocarril o el museo de la música), además del parque Griftpark (con una granja infantil, un skate park y zonas de juego).
  • Zaanse Schans: uno de los destinos turísticos más típicos de Holanda, pero que merece la pena de visitar en familia. Es un poblado que reúne un conjunto de molinos antiguos y casas típicas de la zona del Zaanstreek que se pueden visitar de forma gratuita. Allí se explican y hacen demostraciones de artesanía en un paisaje típicamente holandés.
  • Kinderdijk: los molinos de Kinderdijk es otra de las imágenes típicas de Holanda, catalogada como patrimonio de la humanidad. Una actividad muy lúdica y al aire libre que se presta a ir en familia. Muy cerca de aquí está además la ciudad histórica de Dordrecht y el parque natural de Biesbosch.
  • Enkhuizen: perfecto para una escapada con niños es Enkhuizen. En este antiguo pueblo pesquero encontramos un fantástico parque de atracciones (Sprookjeswonderland) y el museo al aire libre que explica la historia de la región (el Zuiderzeemuseum). A pocos kilómetros de aquí se encuentra además la línea de tren de Hoorn a Medemblink, donde circulan todavía tranvías a vapor.
  • Maastricht: la bella ciudad de Maastricht, con un núcleo histórico lleno de fortificaciones y túneles que recorren el subsuelo, la hacen de lo más interesante para visitar con niños. También se puede hacer una ruta en barco y visitar la montaña y las grutas de Sint-Pietersberg, hacer una excursión a Valkenburg, la montaña de Vaals o un paseo en tren por la Mijloenenlijn.

Qué hacer en Holanda con niños

Hay muchas maneras de divertirse y aprender durante un viaje a los Países Bajos con niños. Desde visitar museos hasta ayudar en una granja. A los holandeses les encanta pasar el tiempo libre en familia, a poder ser al aire libre, y eso se nota en la variedad y el gran número de actividades destinadas al público infantil, muchas de las cuales son incluso gratuitas. A continuación te doy un seguido de ideas para hacer durante vuestro viaje a Holanda en familia.

Visitar museos

Una visita al museo es un imprescindible para las familias más curiosas y amantes del arte, la cultura y la historia. ¿Pero cuál museo es el más adecuado para ir con niños? Según la edad de tus pequeños y sus intereses, puede que te resulte mejor visitar algún que otro museo. En muchos museos ofrecen además actividades o tours especiales para niños con los que a base de enigmas ellos mismos van descubriendo el lugar. Algunos de los museos más interesantes (y curiosos) para ir con niños en Holanda son:

  • Nederlands Openluchtmuseum (Arnhem): museo al aire libre sobre la historia de Holanda, donde se pueden visitar antiguas casas, granjas y molinos y descubrir cómo vivía la gente antiguamente.
  • Historyland (Hellevoetsluis): museo de historia en Hellevoetsluis (cerca de Róterdam) que abarca desde los dinosaurios y la época de piedra hasta la Primera y Segunda Guerra Mundial. 
  • Nationaal Onderwijsmuseum (Dordrecht): museo de la enseñanza en Dordrecht para descubrir cómo funcionaba la educación antiguamente y cómo eran las escuelas holandesas. 
  • Museo del Lego (La Haya y Grootegast): de museo para los amantes del Lego hay dos en Holanda, uno en la playa de Scheveningen en La Haya y el otro al norte del país cerca de Groningen.
  • Spoorwegmuseum (Utrecht): el museo del ferrocarril de Utrecht explica la historia del ferrocarril en Holanda y permite visitar por dentro todo tipo de trenes antiguos y exposiciones.
  • Madurodam (La Haya): el museo de Holanda en miniatura de La Haya, con representaciones en miniatura de lugares tan emblemáticos como los canales de Ámsterdam o el aeropuerto de Schiphol.
  • Madam Tussauds (Ámsterdam): museo de la cera de Ámsterdam con todo tipo de figuras conocidas expuestas.
  • Museo de la ciencia NEMO (Ámsterdam): el museo de ciencia más importante de Holanda, donde puedes realizar todo tipo de experimentos y actividades relacionadas con la ciencia y la tecnología. El único museo donde está prohibido no tocar.
  • Speelgoedmuseum (Deventer): el museo del juguete en Deventer es un lugar perfecto para descubrir cómo eran los juguetes antiguamente.
  • Natura Docet Wonderryck Twente (Denekam): este museo de la historia de la naturaleza es el más antiguo de Holanda y tiene una muestra interesante de fósiles y esqueletos de animales del pasado como los mamuts.
  • Tropenmuseum Junior (Ámsterdam): abierto como el primer museo para niños del país en 1975, en la zona júnior del Tropenmuseum de Ámsterdam se ofrecen colecciones sobre las diferentes culturas del mundo que van rotando. 
  • Watermuseum (Arnhem): el museo del agua de Arnhem es un museo dirigido al público infantil con el que los niños aprenden sobre el agua, sus orígenes y funciones, por medio de juegos y audiovisuales. ¡También pueden crear su propio champú!
  • Aviodrome (Lelystad): museo en un antiguo hangar donde se exponen todo tipo de aviones y los niños pueden subirse a ellos y experimentar como es sentarse en la cabina de piloto.
  • Nationaal Ruimtevaart Museum (Lelystad): museo sobre el espacio exterior, donde ver satélites y cápsulas espaciales y aprender todo sobre los vuelos espaciales del astronauta holandés André Kuipers.
  • Villa Zebra (Róterdam): museo del arte dirigido a los niños, donde pueden hacer todo tipo de actividades relacionadas con el arte y la creatividad.

Ir al zoológico

Si tus niños son amantes de la naturaleza y los animales, no dudes en visitar alguno de los zoológicos holandeses. Estos destacan por su gran envergadura, reproduciendo en muchos casos verdaderos ecosistemas dentro del mismo zoo para que las especies se sientan como en casa y tengan más espacio de movimiento. ¡Una experiencia única que merece la pena haber visto!

  • Apenheul (Apeldoorn): en este zoológico especializado en monos y primates tienen monos al aire libre que los niños pueden acariciar.
  • Artis (Ámsterdam): el zoológico de Ámsterdam, que cuenta también con un gran acuario, es uno de los más visitados del país. Al lado del zoo se encuentra también Micropia, la única exposición en el mundo dedicada a todo lo que no ves, los microbios.
  • Dolfinarium (Harderwijk): el dolfinario de Holanda donde se realizan shows y puedes ver toda clase de especies marinas.
  • Burgers Zoo (Arnhem): el zoo de Arnhem es un magnífico zoológico donde se han reproducido varios ecosistemas (desde un manglar hasta el desierto del lejano oeste Americano), además de un gran acuario, que brindan la oportunidad de ver a los animales en su hábitat natural.
  • Wildlands Adventure Zoo (Emmen): el zoológico de Emmen se divide en tres áreas temáticas, la jungla, la sabana y el ártico, y ofrece experiencias únicas, como las de ir de safari y ver los animales de muy cerca, pasearse por la selva en un barco o subirse en un tren de la mina.
  • Ouwehands Dierenpark (Rhenen): el único zoológico en Holanda donde se pueden ver osos panda se encuentra en Rhenen, muy cerca de Utrecht.
  • DierenPark Amersfoort (Amersfoort): este zoológico dispone también de un espectacular bosque de dinosaurios y un museo donde se pueden acariciar serpientes y arañas.
  • Sea Life Scheveningen (La Haya): el acuario de Scheveningen cuenta con una colección de más de 40.000 especies acuáticas.
  • Beekse Bergen Safari Park (Hilvarenbeek): ¡ves de safari sin salir de Holanda! Una experiencia única y apta para toda la familia. Aquí verás desde elegantes y jirafas hasta cebras, rinocerontes, leopardos, tigres y leones en plena naturaleza.

Parques de atracciones

Para un día lleno de emociones y adrenalina, o para que los más jóvenes se lo pasen en grande, es muy recomendable hacer una visita a uno de los parques de atracciones en Holanda. Los hay para todos los gustos y edades.

  • Julianatoren (Apeldoorn): en Apeldoorn se encuentra este parque de atracciones que se conoce por la torre que se construyó en honor de la princesa Juliana. El parque es adecuado para niños de entre 2 y 12 años y ofrece más de 60 atracciones como una montaña rusa, toboganes gigantes, un túnel del terror y camas elásticas.
  • Efteling (Kaatsheuvel): este es sin duda el parque de atracciones más popular de Holanda, donde las leyendas y  cuentos de toda la vida se transforman en realidad. En el parque se realizan también shows y hay todo tipo de atracciones como montañas rusas, barco pirata, tiovivos, trenes, dioramas y un castillo encantado.
  • Sprookjesbos (Valkenburg): en Valkenburg encontramos este bosque encantado donde habitan personajes como la Bella Durmiente, Caperucita Roja, Blancanieves, Robin Hood y los músicos de Bremen. Además de todas las atracciones y los juegos para los más pequeños, los niños también pueden bailar en la discoteca silenciosa del parque o participar en un escape room.
  • Walibi Holland (Biddinghuizen): este parque de atracciones es perfecto para jóvenes y adolescentes en busca de una buena dosis de adrenalina. El parque ofrece todo tipo de emocionantes atracciones, entre las que se encuentra la montaña rusa más  rápida y grande del Benelux!
  • Duinrell (Wassenaar): el parque de atracciones de La Haya ofrece más de 40 atracciones para pasárselo en grande en familia; desde una montaña rusa, noria y tiovivo hasta autos de choque, trends, minigolf y piscinas de bolas. No te pierdas el mirador encima de la torre de Duinrell, que es el mirador más alto de la provincia.
  • Mattel Play (Sevenum): este parque infantil cubierto recrea los mundos de personajes televisivos infantiles muy conocidos en Holanda como Thomas de Stoomlocomotief, Brandweerman Sam y Bob de Bouwer. Aquí lo niños podrán jugar y disfrutar con todo tipo de actividades: ¡desde construir con bloques hasta patinar en la rollerdisco!
  • Deltapark Neeltje Jans (Vrouwenpolder): en esta inmensa esclusa en Zelanda se encuentra un parque temático, con todo un seguido de atracciones de carácter familiar, como shows de leones marítimos, un parque acuático y excursiones en barco.

Jugar en el parque infantil

Visitando a Holanda descubrirás que hay muchos parques infantiles, algunos más grandes que otros, gratis o de pago, y según los juegos que ofrezcan, más o menos aptos para todas las edades. Las zonas llamadas recreatiegebied son también ideales para ir con niños: estas se encuentran mayoritariamente en medio de la naturaleza y ofrecen todo tipo de juegos y actividades de ocio para los niños, además de restaurantes y alojamientos.

  • Oud Valkeveen (Naarden): este parque infantil a las afueras de Naarden ofrece todo tipo de juegos y actividades para niños. Desde toboganes gigantes, autos de choque y una montaña rusa hasta una playa privada, una gran explanada donde jugar, camas elásticas, un teatro y sala de cine.
  • Plaswijckpark (Róterdam): al norte de Róterdam se encuentra este parque infantil con una espléndida zona de juegos, un parque acuático, un zoológico y un parque de tránsito infantil de karts. Y para relajarse en familia está la zona de picnic y de jardines con fuentes donde los más pequeños pueden disfrutar chapoteando en el agua.
  • Linnaeushof (Heemstede): el parque de ocio más grande de Europa cuenta con más de 350 actividades. Destaca por el hecho de que no usan máquinas electrónicas para mover las atracciones, sino que son los mismos niños quiénes tienen que hacerlo usando la fuerza y la inteligencia. El parque cuenta entre otras cosas con toboganes gigantes, botes de pedales, carreras de obstáculos, un tren y pista de karts. Muy popular es el parque acuático en verano.
  • De Leemkuil (Nimega): este parque infantil en la ciudad de Nimega y se caracteriza por su gran castillo de madera donde los niños pueden subir y explorar. También tiene una pista de karts, un tren, toboganes, zona de juego con agua, camas elásticas y campo de fútbol entre otras actividades. Todo lo necesario para un día en familia.
  • Adventuredome (Hellevoetsluis): en Hellevoetsluis se encuentra este parque con todo tipo de actividades para hacer en familia, como un minigolf en la oscuridad o un escape room, además de la típica piscina de bolas, barco pirata o tirolina.
  • Schateiland Zeumeren (Voorthuizen): este parque de aventuras se inspira en el mundo de los piratas y las islas tesoro y es un lugar perfecto para que los niños jueguen y se diviertan un rato mientras que los padres toman algo.
  • Play-in (Utrecht): dentro del centro comercial The Wall se encuentra este parque infantil cubierto de 6.000 metros cuadrados, el más grande de Holanda. Los niños se lo pasarán en grande en las camas elásticas o escalando paredes. Y para los amantes del patinaje, está Rocking Rollerz, una inmensa pista de patinaje y discoteca.
  • Leisure Dome (Kerkrade): zona de juegos ideal para niños y adolescentes. Desde una pista de bolos o un mini golf hasta un juego de pistolas láser, carreras de coches virtuales, camas elásticas y mucha más diversión.
¡Mi consejo!
En caso de mal tiempo o lluvia es posible llevar a los niños a un parque de bolas donde podrán jugar a sus anchas en la piscina de bolas, tirándose por toboganes y aventurándose en túneles y castillos hinchables. Ballorig y Monkey Town son dos conocidas ludotecas en los Países Bajos con sucursales por todo el país. Estos parques de bolas son aptos para niños pequeños y grandes, y siempre cuentan con una cafetería para que los padres se relajen mientras los niños juegan. Otros lugares para visitar con niños en caso de lluvia son los museos, las bibliotecas y teatros infantiles.

Disfrutar de la naturaleza

Holanda es un país muy verde y con grandes parajes naturales ideales para visitar en familia. Desde los campos de bulbos en flor en primavera, hasta las dunas de la costa holandesa o los grandes lagos y humedales repletos de aves. En los parques naturales se pueden ver animales en su estado de hábitat natural, hacer senderismo, ciclismo e incluso pernoctar en medio de la naturaleza en uno de los múltiples cámpings y granjas.

  • Nationaal Park de Veluwezoom: en la zona más montañosa del Veluwe disfrutaréis de una buena caminata en la naturaleza, de una excursión en bici o caballo, viendo animales como Montañeces Escoceses, ciervos y jabalíes. No te pierdas las vistas desde lo alto de Posbank, que llegan hasta Alemania.
  • Nationaal Park De Biesbosch: en esta zona de humedales puedes alquilar un barco y perderte por sus canales y descubrir su naturaleza.
  • Nationaal Park de Weerribben-Wieden: otro parque donde alquilar un barco y disfrutar del agua, las aves, reptiles e insectos.
  • Nationaal Park De Hoge Veluwe: este parque dispone de bicis de alquiler con las que puedes recorrer sus extensos prados y llanuras o adentrarte en los bosques. Los amantes del arte y la arquitectura pueden combinar su visita con una visita a la casa de caza Sint Hubertus o el Kröller-Muller Museum.
  • Oostduinpark: descubre las impresionantes dunas de la costa holandesa dando un paseo por el Zwarte Pad en La Haya y disfrutando de los chiringuitos a pie de playa. En el Oostduinpark se encuentra asimismo una antigua torre de agua, ahora transformada en bar.
  • Nationaal Bomenmuseum: jardín botánico cerca de Utrecht de 29 hectáreas llenas de árboles y todo tipo de juegos y casas de árboles para los más pequeños.
  • De Tuin van Kapitein Rommel: un jardín lleno de fantasías y personajes mágicos en Castricum, donde los niños pueden dejar volar la imaginación y divertirse en el túnel del terror.
  • Hoeve Ravenstein: una granja en Baarn con tienda de productos biológicos y cafetería donde además se organizan todo tipo de actividades familiares; desde la recolecta de flores y hierbas hasta un mercado de granjeros y productos de proximidad.
  • Heikamp: el Heikamp en Ruurlo es un bosque ideal para visitar en familia. Con una ruta especial para hacer con niños (el kabouterpad, con el que vas siguiendo las figuras de nomos) y un restaurante de crepes típico holandés.
¡Mi consejo!

Existen parques con recorridos especiales por caminos de barro en los que las gente (y los niños) andan descalza, los llamados blotevoetenpad. Una experiencia única y muy recomendable con nińos. No te pierdas por ejemplo el Blotevoetenpark en Brunssum.

Descubrir castillos y fortalezas

Los Países Bajos están llenos de castillos, fortalezas, palacios y casas de campo señoriales, muchos de los cuales se han convertido en museo y ofrecen todo tipo de actividades para el público infantil. ¡Siéntete como un verdadero caballero o princesa de la Edad Media visitando los maravillosos castillos y fortalezas de Holanda!

  • Fort Kijkduin (Huisduinen): en este fuerte histórico se encuentran entre otras cosas un acuario, especializado en especies del Mar del Norte, y un museo donde se explica la historia de este lugar.
  • Fort Pannerden (Doornenburg): el fuerte más al este de la línea de defensa Nieuwe Hollandse Waterlinie tenía una función estratégica muy importante a la hora de proteger el país y fue usado tanto durante la Primera y Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. Ahora está convertido en museo y ofrece actividades para todas las edades.
  • Kasteel Doorwerth (Doorwerth): este castillo restaurado del siglo XIII consta de un museo en su interior donde puedes revivir la vida de sus habitantes y de una bonita colección de arte. Para los niños hay tours especiales y senderos en la naturaleza en los alrededores.
  • Kasteel Muiderslot (Muiden): este castillo ofrece una ruta infantil especial en la que los niños se disfrazan de caballeros y princesas y tienen misiones como las de defender el castillo. También tienen recorridos para familias en las que explican como vivían los niños antiguamente en un castillo.
  • GeoFort (Herwijnen): en el Fort bij de Nieuwe Steeg, que antaño perteneció a la línea de defensa Nieuwe Hollandse Waterlinie, se encuentra ahora este centro de la ciencia donde los niños pueden disfrutar experimentando y aprendiendo.

Granjas educativas

Las llamadas kinderboerderij son granjas educativas donde los niños pueden acariciar y dar de comer a los animales. Toda ciudad tiene granjas de este tipo, ideales para que los niños aprendan de la naturaleza y vean a los animales de forma gratuita.

La granja de burros Het Ezelhuis, la granja de ovejas Schaapskooi en Ermelodon o Geertjes Hoeve en Haarzuilens y la granja de alpacas Alpaca Mountain en Sweikhuizen o la Alpacafarm en Vorstenbosch son algunas de las opciones más originales.

Cine y teatro infantil

En caso de lluvia, o bien si queréis disfrutar de una tarde cultural, la opción de cine y teatro es una de las más interesantes para hacer en familia. Aunque la lengua de la mayoría de las obras sea el holandés, para los pequeños es una gozada poder ir al teatro y ver títeres o bien disfrutar de un musical infantil. Espectáculos como Disney on Ice o el Cirque du Soleil se celebran además cada año y atraen siempre mucho público. Las películas en el cine suelen ser en versión original con subtítulos en holandés, haciéndolas aptas para los niños que ya dominen más el inglés. Sólo las películas para niños pequeños (o bien hechas en Holanda) las dan en holandés.

  • Theater Speeldoos Baarn (Baarn): teatro donde cada fin de semana se hacen obras de teatro para niños, con personajes conocidos en Holanda como Peppa Pig, Kikker, Buurman & Buurman o Juf Roos.
  • Het Land van Jan van Klaassen (Braamt): este parque en el Achterhoek está conocido sobretodo por sus obras de teatro infantiles de títeres, que absorben la atención de hasta los más pequeños. En el parque también hay todo tipo de atracciones y juegos para que los niños se diviertan, como columpios, toboganes, camas elásticas, bicicletas... también hay un barco pirata, un laberinto con espejos de la risa, una casa encantada y puedes visitar la estación de policía, el panadero o el molinero.

Otros planes con niños en Holanda

  • Ir de excursión en barco o bicicleta: tanto en ciudad como en el campo, dispones de carriles bicis y senderos por donde ir en bicicleta o alquilar un barco. También se ofrecen muchos tours en barco en ciudades como Ámsterdam, Utrecht y Róterdam.
  • Subir a miradores: lugares como la Torre Dom en Utrecht y el Euromast en Róterdam ofrecen vistas espectaculares sobre sus ciudades, aunque no son del todo aptos para los que sufren de vértigo. Muy divertido de visitar con niños es la Pirámide de Austerlitz, que se encuentra al lado de un pequeño parque de atracciones.
  • Ir en tren: además de la líneas de trenes regulares, en Holanda también circulan trenes antiguos como los de la línea de Medemblik o la Miljoenenlijn.
  • Bibliotecas: la mayoría de bibliotecas disponen de una zona de lectura para niños de lo más acogedora, donde los pequeños pueden disfrutar no sólo de un libro pero también haciendo puzzles, pintando o jugando con el ordenador.
  • Ir a la playa: en verano, pero también en invierno, ir a la playa es siempre un buen plan familiar. Combina tu visita con una comida en un chiringuito como Ubuntu Beachbar, Tijn Akerslot o Rapa Nui (todos en la playa de Zandvoort).
  • Escape rooms: descifrar misterios y salir a tiempo de la sala, esa la misión que tienen los participantes de un escape room. Hoy en día encuentras escape rooms en muchos sitios, algunos de los cuales de carácter más familiar ideal para ir con niños, normalmente a partir de los 10 años.
  • Escalada: hay todo tipo de rocódromos infantiles donde los niños pueden aventurarse a la escalada. En Groningen, dentro del Sportpark Kardinge, se encuentra el rocódromo más alto de Europa, el Excalibur, un mastodonte de 40 toneladas y 37 metros de altura.
  • Skateboarding: para los amantes de los skates, patinetes y bicicletas BMX, existen todo tipo de centros donde practicar este deporte, como por ejemplo el Area 51 en Eindhoven.
  • Museos de las ilusiones: Yoseum y Wondr Amsterdam son dos lugares donde pasar un buen rato haciéndote fotos de lo más divertidas.

Eventos infantiles

En la agenda de eventos holandeses hay muchas actividades dirigidas al público familiar a lo largo del año. Desde obras de teatro infantiles y títeres, festivales o musicales, hasta festividades dónde los niños son los grandes protagonistas. Algunos de los eventos infantiles más importantes durante el año son:

  • Carnaval
  • Marzo
  • Pascua (Pasen)
  • Halloween
  • San Martín (Sint Maarten)
  • San Nicolás (Sinterklaas)
  • Navidad (Kerst)
  • Noche Vieja (Oudejaarsavond)

Grandes eventos como la feria de Lego World (en octubre), el circo de Cirque Du Soleil (de octubre a diciembre) o el espectáculo Disney on ice (en diciembre), tienen además lugar cada año en Holanda.

Otros eventos interesantes a los que ir con niños son el Sprookjesfestival en Arnhem (festival de cuentos), el Heerlijk Hemelrijk Festival en Volkel (festival de música para toda la familia) y el Lepeltje Lepeltje (festival culinario por todo el país).

Consejos para viajar a Holanda con niños

Requisitos para viajar a Holanda con niños

Todo niño (incluso bebés) necesitan viajar con pasaporte, o en el caso de la Unión Europea, DNI.

Cuál es la mejor manera de viajar a Holanda con niños

Si viajas con niños a Holanda lo mejor por rapidez y comodidad es ir en avión (con bebés de menos de dos años te sale incluso más barato). Si viajas desde España y necesitas llevar muchas cosas, entonces puedes escoger por ir en coche, aunque tendrás más horas de viaje y probablemente tendrás que hacer una noche de hotel en algún lugar de Francia.

¡Mi consejo!

Nosotros siempre que viajamos en coche hacemos noche en el hotel Novotel Beaune, que nos queda a medio camino. Es un buen hotel apto para familias, con habitaciones amplias y siempre muy limpias. Disponen de cunas para niños y habitaciones familiares.

Qué cosas debes de llevar a Holanda si viajas con niños

Si viajas con niños pequeños es importante que te traigas como mínimo pañales y comida (como potitos o sus galletas favoritas) para los primeros días y una vez aquí podrás comprar lo que te haga falta en supermercados y droguerías. Te interesará saber que los pañales Dodot en Holanda se llaman Pampers, la leche Almirón es Nutrilon y que encontrarás también potitos de comida de marcas como Nestlé y Hero.

No te olvides de traerte (en lo medida de lo posible) los juguetes favoritos de tus niños y algo para que se entretengan durante el viaje.

Consejos para volar con niños a Holanda

Los niños hasta los 2 años pueden volar gratis o con tarifa reducida siempre que los lleves en tu regazo durante el vuelo.

El aeropuerto de Schiphol cuenta con una zona de juegos especial para niños para hacer la espera más amena, la Children’s Corner. Y si vas con carrito, puedes saltarte la cola en las puertas de la zona de control, ya que las familias con niños pequeños tienen prioridad.

Otros aeropuertos, como el del Prat en Barcelona, cuentan con zona de control especial para familias.

Cómo moverse por Holanda con niños

Moverse por Holanda en transporte público puede ser un poco fastidioso si vas con carrito, pero por lo general es una buena manera de moverte y descubrir el país. Los niños hasta los cuatro año pueden además viajar gratis.

Para distancias cortas o excursiones puedes escoger por alquilar una bicicleta. Existen bicicletas para niños y para los más pequeños tienen sillines de bebé o incluso las hay con carrito. El uso del casco en la bici no es obligatorio en Holanda pero si que puede prevenir lesiones cerebrales en caso de accidente, por lo que es recomendable usarlo en niños pequeños.

¡Mi consejo!

Tráete un carrito de viaje ligero y plegable con el que podrás subir hasta el avión. Éste te será después devuelto por la cinta de bultos extraños. Otra opción interesante cuando viajas con bebés es la del porteo.

Dónde comer con niños en Holanda

En Holanda los niños podrán comer de todo: desde hamburguesas con patatas fritas, platos de pasta o la tan querida pizza, hasta las tradicionales pannekoeken (crepes o tortitas holandesas), poffertjes (pequeñas tortitas dulces) o stroopwafels (gofres rellenos de caramelo).

En muchos restaurantes y cafeterías se ofrecen además menús infantiles y tronas. Lo que no suele abundar son cambiadores o calentadores de leche y comida, por lo que si viajas con bebés o niños pequeños es mejor ser precavido y salir con la comida del bebé ya preparada en un termo. Ten también en cuenta los horarios de comida en Holanda a la hora de ir a un restaurante.

Los restaurantes y cafés más familiares que te puedes encontrar en Holanda son los pannenkoekenhuis (o pannenkoekenboot en el caso que estén en un barco), que están especializados en hacer crepes y las ofrecen con todo tipo de toppings, tanto dulces como salados. También disponen de bar-restaurante de carácter familiar la mayoría de parques infantiles, museos y atracciones turísticas.

A continuación te doy un par de direcciones dónde podrás ir a comer con niños sin problemas.

  • Melk Snor Cafe (Wibautstraat 105, 1091 GL Amsterdam): esta cafetería en Ámsterdam es ideal para ir con niños pequeños. Mientras los niños disfrutan en la zona de juegos, los papás se relajan haciendo un brunch o tomándose un café.
  • Croos (Exercitiestraat 2, 3034 RA Rotterdam): un lugar muy familiar dónde disfrutar de un café, desayuno o comida a base de sandwiches y bocadillos.
  • Haas & Popi (Pampuslaan 501, 1087 HP Amsterdam): en el centro cultural de Lolaland se encuentra este restaurante a la orilla del río IJburg. Con arena de playa incluida, es un oasis dentro de la ciudad, muy recomendado para familias.
  • Roadhouse (Amsterdamseweg 467, 6816 VK Arnhem): hamburguesería de estilo americano con una zona de juegos genial para los niños.
  • Hans en Grietje Pannenkoekenhuis (Sternweg 2A, 3898 LJ Zeewolde): restaurante de panqueques o tortitas holandesas decorada al estilo del cuento de Hansel y Gretel. Se recomienda hacer una reserva sobretodo durante los fines de semana.
¡Mi consejo!

Cadenas de restaurantes y cafeterías como La Place, La Cubanita, Bagels & Beans, Happy Tosti, Bakker Bart, Vapiano y Happy Italy se encuentran por todo el país y son también una buena opción para comer con niños de forma barata.

Dónde alojarse con niños en Holanda

Si vas a visitar Ámsterdam u otra ciudad holandesa con niños, es probable que acabes reservando una habitación de hotel o un apartamento en la ciudad. Pero si lo que quieres es un alojamiento de lo más familiar en Holanda, te recomiendo reservar un bungalow en uno de los múltiples parques de vacaciones o ir a un cámping o casa rural. Allí los niños tienen más espacio para jugar y pueden disfrutar mucho más del aire libre.

Los alojamientos con cocina suelen ser la mejor opción si viajas con bebés o niños muy pequeños a Holanda. Así dispones de todo lo necesario para preparar las comidas del pequeño a tu aire y no depender de nada. También es recomendable mirar de antemano si el alojamiento cumple con los requisitos necesarios para ir con niños pequeños (además de la cocina, si tienen cuna, trona, cambiador, etcétera). Los hay que incluso ofrecen servicio de canguro.

Índice