¡Los mejores consejos de un local!

Clima y tiempo en Holanda

Índice

Debido a su situación geográfica y su proximidad con el océano Atlántico, los Países Bajos gozan de un clima de tipo oceánico, con mucha lluvia, inviernos fríos y veranos templados con alguna que otra ola de calor. La gran cantidad de lluvia que cae al año y los grandes ríos que atraviesan el país, ayudan a constituir el paisaje verde y frondoso que tanto caracteriza a Holanda.

Clima en Holanda

El clima holandés se caracteriza por tener inviernos fríos, con heladas y nieve, una primavera de tiempo variable, otoños grises y lluviosos, y veranos templados con poca lluvia, aunque a veces caen tormentas después de un día de mucha calor. La temperatura media en verano es de 17,4 °C, mientras que en invierno 2,8 °C.

El clima de Holanda es un clima eminentemente oceánico, donde los días de sol en según que épocas del año se pueden contar con los dedos de la mano. No es ninguna sorpresa pues, que a los holandeses les encante visitar España, entre otros motivos por su estupendo clima mediterráneo.

Es también interesante mencionar que dentro de la misma Holanda también hay diferencias climáticas: mientras que en el interior del país suele hacer más frío en invierno y más calor en verano, en la costa sufren más los efectos del mar y los vientos huracanados.

El tiempo en Holanda

El tiempo en Holanda es muy variable. En un mismo día tanto puede haber niebla por la mañana como luego salir el sol y acabar lloviendo. Esta variabilidad del tiempo y la probabilidad tan elevada de tener precipitaciones es lo que hace que los holandeses vivan casi obsesionados con el tiempo, hasta el punto que han desarrollado webs y aplicaciones para saber si va a llover. Webs como Buienradar y Weeronline enseñan por medio de mapas interactivos el movimiento de las precipitaciones en las siguientes horas, con lo que los holandeses pueden informarse al minuto y evitar mojarse.

¿Sabías qué?

Los holandeses tienen mil maneras para hablar de la lluvia (regen): ya que no es lo mismo si cae una lluvia fina (miseren), llovizna (motregen), llueve hielo (ijsregen) o si cae una tormenta (stormen). Otras denominaciones incluyen: hagel para granizo, zachte hagel para el granizo suave, ijskristallen para los cristales de hielo, ijzel para la aguanieve y sneeuw para la nieve.

Lo bueno de vivir en un lugar como Holanda es que vives de verdad las diferentes épocas del año, con su nieve y frío en invierno, o la llegada del buen tiempo en la primavera, y que aprendes a valorar mucho más la presencia del sol. Un dato curioso: tanto si llueve como si hace mal tiempo, a los holandeses nada les frena y siguen haciendo su vida normal, tal y como habían planeado. ¡Eso incluye ir en bicicleta!

Las estaciones en Holanda

Las diferentes estaciones en Holanda condicionan la vida de sus habitantes: los días de invierno son fríos y cortos, en otoño llueve mucho, mientras que la primavera y el verano son para disfrutar del sol y el buen tiempo al aire libre y en las terrazas. Es recomendable tener en cuenta estas diferencias estacionales y la previsión del tiempo a la hora de hacer las maletas para un viaje a Holanda.

Invierno con heladas y nieve

Aunque parece ser que cada vez nieva menos en Holanda, los inviernos continúan siendo fríos, con temperaturas por debajo de los diez grados durante el día y heladas por la noche. Puede llegar a hacer tanto frío que hasta los canales y los lagos se congelan, dejando paso así a una de las aficiones más populares de los holandeses, el patinaje sobre hielo natural.

En caso de nieve y/o mal tiempo ten en cuenta de que pueden haber retrasos o cancelaciones en vuelos y trenes. Aunque lo peor del invierno holandés son quizás los días grises y las pocas horas de luz, ya que anochece más temprano.

En invierno es recomendable venir con ropa interior térmica (incluidos leggings térmicos en caso de que seas muy friolero/a), gorros, bufandas y guantes y un buen abrigo de invierno.

Lee aquí más sobre el invierno en Holanda.

Primavera en flor

En primavera los árboles y las flores despiertan de su letargo hibernal y los campos de tulipanes holandeses se llenan de colores, atrayendo a miles de visitantes. Es una época de buen tiempo, en la que la gente sale más.

En esta época del año es recomendable venir con chaqueta, un chal fino y varias piezas de ropa de "por si acaso", ya que tanto puede hacer muy buen tiempo como ponerse a llover.

Lee aquí más sobre la primavera en Holanda.

Verano caluroso

Aunque las temperaturas en verano en Holanda suelen ser mucho más llevaderas que las españolas, aquí también puede hacer mucho calor, sobretodo en el interior del país, dónde se dan las temperaturas más altas. Los holandeses se refrescan en el mar o la piscina, y disfrutan del terraceo en sus terrazas y chiringuitos de playa.

Si bien en invierno los días son más cortos, en verano el número de horas de luz se alarga, permitiendo disfrutar de unas estupendas noches de verano al aire libre.

En verano puedes llevarte tanto camisas y pantalones cortos como largos para así estar preparado/a para un posible cambio de tiempo. Por la noche suele refrescar y una cazadora tejana o chaqueta fina pueden irte muy bien.

Lee aquí más sobre el verano en Holanda.

Otoño de lluvias

Una capa marrón, roja y amarilla inunda los parajes holandeses y anuncia la llegada del otoño, de los días cada vez más cortos, grises y lluviosos, y la inminente bajada de temperaturas.

En esta época del año es imprescindible ir con paraguas, chubasquero o chaqueta con capucha, para estar así siempre preparado en caso de que llueva. Una bufanda fina también puede venir bien.

Lee aquí más sobre el otoño en Holanda.

Consejos prácticos

  • Haz uso de webs y aplicaciones del tiempo como las de Buienradar y Weeronline para saber qué tiempo va a hacer en Holanda.
  • Lleva siempre un paraguas pequeño en tu equipaje, mochila u bolso, ya que siempre se puede poner a llover.
  • Si vas en bicicleta y llueve, puedes hacer dos cosas: resguardarte de la lluvia y esperar a que pase, o seguir tu camino bajo el paraguas (si te atreves a ir con solo una mano en el manillar) o hacer uso de la capucha de la chaqueta o un chubasquero.
Índice