¡Los mejores consejos de un local!

Keukenhof

Índice

Con más de un millón de visitantes al año, el parque de Keukenhof es sin duda uno de los mayores atractivos de Holanda, consolidándose cada primavera como uno de los lugares indispensables de ver en Holanda. El Keukenhof es un gran parque ajardinado de 32 hectáreas repletas de tulipanes, azafranes, narcisos, lirios, jacintos y otros bulbos muy cerca de Lisse. El parque abre sólo durante la época de floración y se ha convertido una verdadera atracción turística, atrayendo a más de un millón de visitantes al año.


¡Compra tu entrada para el Keukenhof online y sáltate la cola!

Los jardines del Keukenhof abren en 2020 del 21 de marzo al 10 de mayo. Como se trata de un lugar que recibe muchos visitantes, es muy recomendable sacar las entradas con suficiente antelación. De este modo te asegurarás la entrada al Keukenhof.


Cómo llegar al Keukenhof

El Keukenhof se sitúa en Lisse, una población de Holanda del Sur conocida por sus campos de tulipanes. Se puede llegar al Keukenhof en transporte público o coche, aunque también son muchas las empresas que ofrecen excursiones en autobús al Keukenhof. El Keukenhof queda a tan sólo cincuenta minutos de ciudades como La Haya y Ámsterdam y a una escasa media hora de Leiden.

Cómo ir al Keukenhof en coche

El parque de Keukenhof queda a las afueras del pueblo de Lisse, en la carretera N280. El parque dispone de dos amplios parkings, aunque en momentos de gran afluencia suelen quedarse cortos de plazas libres. Aparcar el coche cuesta 6€ y el parking cierra a las 19:30 h.

Cómo ir al Keukenhof en transporte público

El Keukenhof pone a disposición del público diversos autobuses desde las estaciones de tren más cercanas, como lo son: Hoofddorp, Haarlem, Leiden y Schiphol. Para poder hacer uso de estos autobuses necesitarás tener una OV-chipkaart o haber comprado un ticket combinado especial que incluya el trayecto en transporte público y la entrada al Keukenhof.

El precio por el viaje en transporte público a Keukenhof dependerá de la distancia recorrida, pero para que te hagas una idea: el trayecto en tren y autobús desde Amsterdam Centraal pasando por Schiphol cuesta 9,70€ y se tardan dos horas y media en hacerlo. Haz uso de la web 9292.nl para conocer el precio y el tiempo exacto de tu trayecto.

Asimismo también son muchas las empresas que ofrecen excursiones a diario al Keukenhof desde las principales ciudades del país. En el precio de la excursión se suele incluir la entrada al Keukenhof, por lo que además te ahorras hacer cola en taquilla.

Desde Ámsterdam

Desde el centro de Ámsterdam puedes coger el tren y viajar a Schiphol, dónde parte el autobús 858 hacia Keukenhof. También puedes ir en metro hasta la estación Europaplein, dónde puedes cambiar al autobús 852 que te lleva directamente a Keukenhof.

Desde Leidseplein, Rijksmuseum y Museumplein puedes coger la línea de autobús número 397 y desde la estación Amsterdam Zuid la línea número 341. Ambos autobuses paran en la estación Hoofddorp, dónde puedes hacer el cambio a la línea 859 que va a Keukenhof.

¡Mi consejo!

La forma más barata de visitar el Keukenhof y ahorrarse los problemas con el aparcamiento es viajar en transporte público, aunque si no quieres tener que lidiar con el sistema de transporte público holandés, lo mejor es reservar tickets para una excursión en autobús al Keukenhof, que incluyen la entrada a los jardines.

Entradas para el Keukenhof

Para visitar el Keukenhof es necesario comprar las entradas de antemano para así ahorrarte las largas colas en taquilla y estar seguro de poder entrar a visitar el jardín. Comprando las entradas por internet también puedes optar por comprarte la guía del Keukenhof por 5€ o contratar un guía para que te guíe por el parque. 

Precio entradas Keukenhof

Entrada adultos19€
Entrada niños 4-17 años9€
Entrada niños 0-4 añosgratis

Compra aquí tus entradas

Reserva aquí tu entrada para el Keukenhof y salta las colas en taquilla.

Keukenhof con guía

También puedes contratar una visita guiada al Keukenhof. De este modo recibirás mucha más información detallada sobre el parque y las exposiciones florales. Estas visitas suelen durar varias horas en las que también se da la oportunidad de recorrer el parque por libre. Los guías suelen hablar varios idiomas y las visitas suelen ser en inglés, aunque también las hay en español.

Excursión a Keukenhof

Desde las principales ciudades de Holanda parten a diario diferentes excursiones en autobús que tienen como destino final Keukenhof. La excursión incluye los tickets al Keukenhof. Una vez en el parque Keukenhof tienes varias horas para visitarlo a tu aire y volver después al autobús.

Cuándo visitar el Keukenhof

El Parque Keukenhof sólo abre durante la primavera durante un periodo de seis semanas desde finales de marzo a principios de mayo. Este periodo coincide con el de la floración de sus bulbos y en su página web van informando del estado de las flores y qué tipo de eventos tienen planeados.

En 2020 los jardines del Keukenhof abren las puertas del 21 de marzo hasta al 10 de mayo. Su horario de apertura es de 08:00 a 19:30 h de lunes a domingo.

¿Sabías qué?

La floración en Keukenhof sigue el curso de la naturaleza. Flores como los azafranes, narcisos, jacintos y tulipanes tempranos florecen al comienzo de la temporada, mientras que para los tulipanes más grandes hay que esperar hasta mediados de la temporada.

Qué ver en el Keukenhof

El Keukenhof es el parque de flores más grande del mundo y como tal cuenta con un total de 32 hectáreas repletas de flores de todo tipo. Cada primavera sus jardines y pabellones se llenan de público que vienen a disfrutar de un paisaje sin igual.

Los jardines del Keukenhof

Cada año se plantan -a mano- más de 7 millones de bulbos (y otras flores) en el Keukenhof: tulipanes, jacintos, narcisos, lirios, orquídeas, rosas, claveles... El parque abre sus puertas en la época de floración de los bulbos, exhibiendo una fantástica colección de flores y plantas, que cada año se realiza con un tema diferente. Este año el tema central es "A World of Colors" (Un mundo de colores), que realza la diversidad de culturas en el mundo. 

El parque floral está formado por cuatro pabellones, cada uno dedicado a uno de los miembros de la familia real holandesa, rodeados por jardines y agua. Incluye una exposición sobre los bulbos, un molino, y barcos con los que darse una vuelta por el parque.

De todas las flores expuestas, el raro tulipán negro suele ser el que atrae a más público. Aún así, la exuberante colección de más de 800 tipos diferentes de flores no deja a nadie indiferente. Paséate por los jardines y sus pabellones y disfruta del parque floral más grande y, sobretodo, más bello del mundo.

Cafetería y restaurantes en el Keukenhof

El Keukenhof ofrece a sus visitantes todo tipo de facilidades, como lo son el servicio de cafetería y restaurante, aunque también te puedes llevar tu propia comida y hacer un picknick en el parque.

Tienda de bulbos el Keukenhof

Obviamente en el Keukenhof no falta la típica tienda de recuerdos dónde comprarse un souvenir, en este caso sobretodo bulbos, que una vez en casa puedes plantar.

Eventos especiales

Además del tema de los jardines, que cada año va cambiando, también se organizan múltiples eventos durante los días que el Keukenhof está abierto. Uno de los más populares es el del Bloemencorso, un desfile espectacular con carrozas decoradas con flores.

Para saber cuándo y qué tipo de eventos van a tener lugar en el Keukenhof es recomendable consultar la página web oficial.

Keukenhof con niños

El Keukenhof es un lugar ideal para visitar en familia. El parque dispone de una zona de juegos infantil, además de un laberinto, una graja de animales y barcos con los que pasearse por el parque. Tanto los aseos como la comida en los restaurantes también están adaptados para el público infantil.

Castillo Keukenhof

A las afueras del Keukenhof se encuentra un castillo que lleva su mismo nombre, el Kasteel Keukenhof, y que fue construido en 1641 en una finca de más de 200 hectáreas. El parque de Keukenhof era realmente el jardín de este castillo, que en 1857 fue rediseñado por los arquitectos paisajistas Zocher (padre e hijo).

El Castillo del Keukenhof está abierto al público y ofrece visitas guiadas en su interior, además de un bello bosque y una granja de animales para niños.

Campos de tulipanes de Lisse

Desde el Keukenhof tienes unas vistas estupendas a los campos de tulipanes de Lisse. Pero si lo que quieres es ver los campos de bulbos de cerca, lo mejor es alquilar una bicicleta y salir de paseo por los campos de los alrededores. En la misma entrada del Keukenhof encuentras puestos de alquiler de bicicleta.

Lee aquí más sobre los campos de bulbos y las normas para los visitantes.

Actividades en Lisse

Disfruta de la belleza de los campos de tulipanes de Lisse de mil formas diferentes.

Historia del Keukenhof

El parque de flores Keukenhof abrió sus puertas por primera vez en 1950. El parque fue la idea de un conjunto de comerciantes de bulbos, que vieron en el jardín del Castillo de Keukenhof la posibilidad de mostrar sus bellos productos al público.

Este jardín había sido previamente rediseñado al estilo inglés por los arquitectos paisajistas Jan David Zocher y su hijo Louis Paul Zocher, también conocidos por su trabajo en el Vondelpark. El parque que diseñaron forma todavía hoy la base del Keukenhof y se ha transformado en uno de los jardines más bonitos del mundo.

¿Sabías qué?

Aunque los tulipanes son uno de los símbolos más conocidos de Holanda, el tulipán no es ningún producto holandés. De hecho proviene de las montañas del Himalaya y no fue hasta la Edad Media que llegó a los Países Bajos, causando un gran furor. Descubre aquí la historia de los tulipanes.

Índice