¡Los mejores consejos de un local!

Qué ver en Róterdam

Qué ver en Róterdam
Índice

La segunda ciudad más grande de los Países Bajos tiene poco que ver con la imagen típica del país. Aquí predominan sobretodo los rascacielos y edificios modernos, que se construyeron a consecuencia de los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial, dando como resultado una ciudad vibrante y moderna. A continuación te doy una lista de lugares interesantes que ver en Róterdam.

Zonas de interés en Róterdam

Hay varias zonas de interés en Róterdam. Mientras que el centro es especialmente interesante para ir de compras y ver algunos de los edificios más conocidos de la ciudad como las Casas Cúbicas o el Markthal, es recomendable moverse fuera del centro y visitar otras zonas como lo es el antiguo barrio portuario de Delfshaven, la zona de los museos Museumpark, los rascacielos de Kop van Zuid y por supuesto, el puente de Erasmo, la torre Euromast y el puerto de Róterdam.

Lugares imprescindibles en Róterdam

Westersingel

Una de las avenidas más bonitas por las que pasearse en Róterdam y que te da la bienvenida en caso de que llegues desde la estación central, es la Westersingel. Además de los edificios que la rodean, son las esculturas que forman parte de la llamada "Beeldenroute Westersingel" su principal atractivo. Entre ellas destaca la figura de Santa Claus de Paul McCarthy y Sylvette de Pablo Picasso.

Westersingel Róterdam

Puerto de Róterdam

Róterdam cuenta con el puerto más grande de Europa, que se extiende desde el centro de la ciudad hasta el mar. El puerto se puede visitar haciendo un paseo en barco, desde el cual se pueden apreciar joyas como el molino más alto del mundo (De Nolet) o el muelle histórico de Delfshaven, pasando por los grandes almacenes portuarios de Europoort y Maasvlaakte. En este último es donde encontramos el centro informativo de FutureLand, que nos habla sobre el funcionamiento puerto.

Oude Haven

El muelle más viejo de Róterdam, el Oude Haven, es ahora una zona de interés turístico donde ver antiguos barcos y el Witte Huis, un edificio de 1898 que con sus 43 metros de altitud fue durante mucho tiempo el rascacielos más alto de Europa.

Las vistas del Oude Haven con las modernas Casas Cúbicas y el puente Willemsbrug de fondo hacen de este lugar uno de los más fotografiados de Róterdam.

Delfshaven

El Historisch Delfshaven es un reducto histórico y cultural dentro de la ciudad moderna de Róterdam. En este barrio encontrarás todo tipo de edificios históricos, antiguos almacenes e incluso un viejo molino de viento y un pequeño puerto donde amarran viejos veleros.

A destacar la Nieuwe Binnenweg, la calle comercial más larga de Holanda, la iglesia Pelgrimvaderskerk (de los Pilgrim Fathers, el grupo de peregrinos ingleses que partieron de aquí hacia el Nuevo Mundo y acabaron fundando Norte América según la tradición) y el Dakpark, un parque a nueve metros de altura.

¿Sabías qué?

Róterdam sorprende a todo el que la visita por primera vez por sus rascacielos. Del casco antiguo poco queda ya tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Aún así todavía es posible ver trazos del pasado en lugares como Delfshaven y Veerhaven.

Veerhaven

Veerhaven es otro de los muelles históricos del puerto de Róterdam que merece la pena visitar. Los barcos de vela que aquí amarran y las casas antiguas hacen de este uno de los lugares más románticos de la ciudad, con los rascacielos de Kop van Zuid de fondo.

Veerhaven Róterdam
Veerhaven en Róterdam

Euromast

El Euromast es la torre de observación más alta de Holanda y fue durante muchos años el edificio más alto Róterdam. Además de unas vistas inmejorables sobre la ciudad, la torre ofrece todo tipo de actividades interesantes: desde deportes de aventura o un recorrido espacial para los niños, hasta un hotel y restaurante con vistas.

Markthal

Este moderno mercado gastronómico se ha convertido en uno de los reclamos más importantes de Róterdam. En él podrás comer y comprar todo tipo de delicatessen, productos típicos de Holanda y de todo el mundo.

Desde su interior tienes además unas vistas estupendas de dos de los edificios más emblemáticos de Róterdam, la Blaaktoren (o torre lápiz) y las Casas Cúbicas.

Markthal Róterdam
Markthal de Róterdam

Casas Cúbicas

Uno de los edificios más sorprendentes y conocidos de Róterdam son las Kubuswoningen (Casas Cúbicas), del arquitecto Piet Blom. La mayoría son todavía habitadas ¡pero en la Kijk-Kubus puedes hacer una ojeada al interior de una de estas casas! También es posible pernoctar en una de ellas.

Blaaktoren

El vecino de las Casas Cúbicas es el Blaaktoren. Este edificio tan singular tiene como apodo “Het Potloot” (el lápiz), haciendo directa referencia a su techo puntiagudo, que recuerda a la punta de un lápiz. Es una obra de Piet Blom, el mismo autor de las famosas Casas Cúbicas.

Casas Cúbicas y Blaaktoren Róterdam
Las Casas Cúbicas y la Blaaktoren

Escultura "De Verwoeste Stad"

Esta escultura de Ossip Zadkine en la plaza Plein 1940 simboliza el dolor y el sufrimiento de la ciudad durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Para los interesados en esta parte negra de la historia de Róterdam existe la Brandlijn, una ruta que recorre el espacio que fue destruido durante estos bombardeos.

Iglesia Laurenskerk

Esta iglesia de estilo gótico es el edificio medieval más antiguo de Róterdam y el único que sobrevivió los bombardeos alemanes de 1940. En verano abre su campanario al público, ofreciendo unas vistas preciosas sobre la ciudad.

Puente de Erasmo

El famoso puente de Erasmo (Erasmusbrug en holandés), comunica el moderno barrio de Kop van Zuid con el centro de la ciudad. El puente fue diseñado por Ben van Berkel y inaugurado en 1996. Sus 284 metros de largo se sostienen en un pilón de acero asimétrico de 139 metros de altura, lo que le ha valido el apodo "De Zwaan" (cisne). Es uno de los iconos de la ciudad.

Kop van Zuid

La zona de Kop van Zuid al sur de Róterdam se caracteriza por tener algunos de los rascacielos más imponentes de la ciudad. No te pierdas por ejemplo el edificio De Rotterdam de Rem Koolhaas, que está formado por tres edificios colosales conectados entre ellos y que funcionan como una ciudad, o el Maastoren, un rascacielos que con sus 165 metros de altura es el más alto de Holanda.

Entre los rascacielos también es posible ver algunos edificios históricos que recuerdan la época en que muchos europeos partieron hacia América en barco de vapor desde este lugar, como lo es el edificio Holland-Amerika Lijn (el actual Hotel New York). El muelle de Wilheminapier es sin duda un lugar histórico que mezcla perfectamente la modernidad con el pasado marítimo de la zona.

Kop van Zuid Róterdam
Kop van Zuid en Róterdam
¡Mi consejo!

No te pierdas el restaurante Foodhallen en tu visita a Kop van Zuid. En este antiguo almacén encuentras ahora varios restaurantes y puestos de comida callejera de todo el mundo.

Het Park

Este es el parque donde los Rotterdammers vienen a pasear y disfrutar de un día de sol con los amigos, haciendo un picnic en el parque. El parque se sitúa al lado de la torre Euromast y cuenta entre otras cosas con un mini golf.

Het Park Róterdam
Het Park en Róterdam

Museumpark

El parque de los museos de Róterdam reúne tal y como su nombre indica, alguno de los museos más importantes de la ciudad, como el espectacular museo de arte Museum Boijmans Van Beuningen o el museo de Museo de Historia Natural de Rotterdam. Cuenta con una ruta llamada "cultuurroute" que pasa por todos los museos del parque.

¡Mi consejo!

Un museo imprescindible de cara a conocer Róterdam y su pasado es el Museum Rotterdam, que cuenta con dos instalaciones para explicar la historia de la ciudad. Los interesados en el pasado marítimo de la ciudad, harán bien en visitar el Museo Marítimo de Róterdam. Además de las exposiciones, ¡el museo cuenta con puerto al aire libre donde podrás ver y subir a bordo de algunos de los barcos más importantes de la historia del país!

Lugares secretos de Róterdam

Katendrecht

En el antiguo barrio rojo de Róterdam, donde los marineros desembarcaban en busca de bebida y una noche de lujuria, ahora se encuentra un barrio de lo más hipster, con todo tipo de cafeterías, bares y restaurantes modernos que atraen a foodies de todo el mundo.

No te pierdas los locales de Deliplein, la plaza más foodie de la ciudad. Aquí puedes comer en De Matroos en het Meisje, un restaurante decorado con la típica cerámica azul de Delft, cenar en un restaurante especializado en pescados como Vislokaal Kaap, o disfrutar en Fenix Food Factory de una experiencia de lo más foodie.

SS Rotterdam

El barco de vapor histórico de SS Rotterdam, que efectuaba la ruta de Holanda a América, anda amarrado en Katendrecht y ofrece la posibilidad de subirse a él para, por ejemplo, tomarse algo o darse un chapuzón en su piscina en caso de buen tiempo. ¡Y si quieres puedes reservar también una habitación para pernoctar en él!

Van Nelle Fabriek

La fábrica de café, té y tabaco de Van Nelle fue construida entre 1925 y 1930 y es un icono para la ciudad, además de estar galardonada por la UNESCO como patrimonio mundial. La fábrica reúne ahora a todo tipo de artistas y emprendedores y se usa como lugar de eventos.

Kralingen

Uno de los barrios de Róterdam más codiciados y estimados entre los locales es Kralingen. Aquí podrás hacer las compras en las tiendas locales de la calle comercial de Lusthofstraat, perderte en rincones pintorescos como las casas de Waterloostraat y comer en un típico café holandés, como el Eetcafe de Steek. Un poco de verde lo encontrarás en los jardines de Trompenburg Tuinen & Arboretum, el Ypenhof y en los alrededores del lago de Kralingen, en el Kralingse Bos. 

Kralingse Bos

El Kralingse Bos es el parque favorito de los Rotterdammers, que vienen aquí a desconectar, pasear o correr por la naturaleza y estar en familia o con amigos. El Kralingse Bos cuenta con una zona boscosa, un gran lago con playa, una granja infantil, un campo de ciervos, una escuela de vela y muchas más atracciones. Ideal para visitar con niños.

Trompenburg Tuinen & Arboretum

Los jardines botánicos de Trompenburg se sitúan a las afueras del centro de la ciudad y son un bello lugar repleto de árboles, flores y naturaleza.

De Hofbogen y Luchtpark Hofbogen

El antiguo viaducto ferroviario de Hofplein alberga ahora todo tipo de tiendas de moda y diseño de pequeños emprendedores locales, además de restaurantes y bares con terrazas que se llenan en los días de buen tiempo.

De Hofbogen destaca por ser el edificio monumental más largo de los Países Bajos, aunque lo mejor está en su azotea: el llamado Luchtpark Hofbogen es un preciosos parque urbano en el techo de la antigua estación de Hofplein. Aquí se pueden hacer picnics, paseos o bien dejar que los niños jueguen.

Floating Farm

La primera granja flotante del mundo abrió en 2019 sus puertas en Róterdam. Una granja de lo más innovadora en medio de la ciudad que produce alimentos saludables de forma sostenible, con el bienestar animal como máxima prioridad. La Floating Farm está abierta al público y organiza de forma regular eventos interesantes para familias.

¿Sabías qué?

La Floating Farm no es el único edificio flotante de Róterdam. En los últimos años son muchas ya las iniciativas que han surgido de este tipo. Otros ejemplos interesantes son el bosque flotante Dobberend Bos o el pavellón de eventos flotante Drijvend Paviljoen, ambos en la zona de Kop van Zuid.

Bospoldervos

Increíble de ver es la estatua de un zorro gigante (de diez metros de alto y dieciséis metros de largo) del artista visual Florentijn Hofman, la Bospoldervos. La manera del artista de mostrar cómo la naturaleza puede entrar en la ciudad.

El Chinatown de Róterdam

En Róterdam se encuentra el barrio chino más grande de Holanda. Alrededor de Kruisplein viven además de chinos, muchos antilianos, gente del Suriname y africanos. Esta mezcla étnica la ves también reflejada en la oferta gastronómica del lugar y en los carteles de las tiendas, que están en diferentes idiomas.

Estación de metro Rijnhaven

Para unas vistas inmejorables del skyline de Róterdam, toma el metro de Róterdam en la estación de metro Rijnhaven o estate atento si pasas por aquí en metro. Al contrario de la mayoría de metros en ciudades como Madrid y Barcelona, ¡aquí el metro no es subterráneo y eso brinda al viajante con maravillosas vistas durante el trayecto!

También te puede interesar:

Índice