¡Los mejores consejos de un local!

Qué hacer en Ámsterdam

Índice

Ámsterdam es una ciudad que sorprende y enamora a cualquiera que la visite. No solo goza de uno de los centros urbanos más bonitos y vibrantes, repleto de museos, tiendas y cafés, si no que además ofrece un gran abanico de actividades con las que hacer que el viaje a Ámsterdam todavía sea más especial: desde cruceros por los canales hasta terrazas donde disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. A continuación te dejo una lista de ideas con cosas que hacer en Ámsterdam que te pueden venir bien a la hora de organizar tu viaje a la capital de los Países Bajos.

Perderse por sus calles

No hay nada más bonito que perderse por las calles del centro Ámsterdam. Sus canales, puentes, iglesias y edificios históricos, cada cual más bonito, son el decoro perfecto para darse un buen paseo y zambullirse en el ambiente y la historia de la ciudad. Las zonas por las que a mi más me gusta pasear son el Jordaan, De Pijp y Oud-Zuid, pero iconos como el famoso Barrio Rojo, el Vondelpark o el mercado de las flores tampoco te los puedes perder.

Si eres de los que prefiere visitar la ciudad primero con un guía, aquí te dejo varias opciones de tours en español:

Descubre aquí más tours y excursiones en Ámsterdam.

Visitar museos

Ámsterdam concentra muchos museos y obras de arte de gran valor, así que hacer una visita a alguno de sus museos, sobretodo durante un día lluvioso, es una muy buena opción.

Aunque en Ámsterdam son muchos los museos entre los que puedes escoger, yo destacaría el Rijksmuseum y el Museo Van Gogh para los amantes del arte, el Museo de Ámsterdam para descubrir la historia de la ciudad, y la Casa de Ana Frank o el Palacio Real de Ámsterdam, para ver dos de los edificios más importantes de la ciudad.

Si lo que quieres es pasar un buen rato, no dejes de visitar la Heineken Experience, donde podrás fabricar tu propia cerveza, ver famosos en el museo de cera Madame Tussauds o volver a sentirte como un niño en la Wondr Experience Amsterdam.

Lee aquí más sobre los museos de Ámsterdam.

Hacer un crucero por los canales

Ver Ámsterdam a bordo de un barco es sin duda la mejor manera de explorar la ciudad y disfrutar del anillo de canales de Ámsterdam. Aunque es posible alquilar un barco y pasearse por libre, los cruceros que se ofrecen en el centro de Ámsterdam son también una muy buena opción para los que visiten la ciudad, ya que estos incluyen una audioguía en español con la que puedes aprender mucho más sobre la ciudad y lo que ves.

También puedes hacer uso del canal bus para moverte por Ámsterdam. Un tipo de bus turístico, ¡pero por el agua!

Compra aquí tus entradas para un crucero

Reserva aquí tus tickets para disfrutar de un paseo en barco por los canales de Ámsterdam.

Visitar un bruin café

Tomarse una cerveza o una ginebra típica holandesa en un bruin café es sin duda un must para los que visiten Ámsterdam. Estos bares holandeses, con paredes y muebles de madera oscura (de ahí su nombre), son una estampa típica de Ámsterdam. Pídete unas bitterballen (croquetas redondas servidas con mostaza) o un kaasplank (un surtido de quesos cortados a dados y servidos con un poco de mostaza también) para acompañar tu cerveza y disfruta del buen ambiente que siempre se respira en un bruin café.

Ir en bicicleta

¡Nada más holandés que moverse por la ciudad en bicicleta! Tanto si lo haces con un guía o por cuenta propia, ir en bici por Ámsterdam es la mejor manera de experimentarla como un local y de ver poder ver mucho en poco tiempo. La ciudad es llana y está llena de carriles bicis, por lo que moverse en ella no conllevará ningún problema. Planea tu ruta por adelantado y se prudente una vez te subas a la bici, ya que el tráfico en la ciudad es muy denso.

Ir de compras

Ámsterdam es un destino perfecto para los amantes de la moda y del diseño. La ciudad está repleta de tiendas de todo tipo y para todos los bolsillos, desde las tiendas de lujo del PC Hoofdstraat hasta el mercado de pulgas de la Waterlooplein.

Muy famoso es el mercado de víveres Albert Cuypmarkt, donde encontrarás a muchos locales haciendo la compra y podrás probar las famosas galletas holandesas stroopwafels recién hechas o hincar el diente a uno de los arenques crudos con cebolla (haring) que a los holandeses tanto les gusta.

No te pierdas tampoco el mercado de segunda mano más grande de Europa, el IJ-hallen, que tiene lugar una vez al mes.

Disfrutar de las mejores vistas

Hay varios puntos desde donde se puede disfrutar de Ámsterdam desde las alturas, como lo son los skybars del Hilton Hotel o Blue Amsterdam o la torre de la iglesia Westerkerk. Pero sin duda el mirador A’DAM Lookout, con su columpio en las alturas y sus maravillosas vistas de 360 grados sobre Ámsterdam, forma una de las mejores experiencias en Ámsterdam.

Vivir la noche

Ámsterdam es una ciudad vibrante y eso se ve reflejado entre otras cosas en su variada agenda de eventos, los miles de teatros y salas de conciertos con los que cuenta, y su ajetreada vida nocturna. Leidseplein y Rembrandtplein son algunos de los lugares más populares para salir por la noche en Ámsterdam, aunque lugares como el templo del pop de Holanda, el club Paradiso, tampoco pueden faltar en tu lista.

No te pierdas tampoco el famoso espectáculo de comedia Boom Chicago de Ámsterdam y para los más aventureros siempre están los coffee shops y burdeles del Barrio Rojo.

Otras actividades recomendadas

Lee más:

Índice