¡Los mejores consejos de un local!

Zelanda

Índice

Zelanda, Zeeland en holandés, es la provincia más meridional de la costa holandesa y hace frontera con Bélgica. Aunque en el pasado se desarrolló como gran centro económico y cultural gracias al comercio de ultramar, en la actualidad destaca como destino vacacional. Los holandeses vienen aquí especialmente atraídos por sus playas paradisíacas y aguas termales.

Ligada al agua y el mar

El nombre de Zeeland significa tierra del mar y deja ya claro lo que tanto caracteriza a esta provincia. Y es que Zelanda se compone por un conjunto de islotes a primera línea de la costa conectados los unos con los otros por un sinfín de puentes, diquespresas y esclusas, que a su vez protegen la zona de las subidas del mar. El Oosterscheldekering, un dique de 8 kilómetros cuyas compuertas se pueden cerrar en caso de tormenta o mala marea, es quizás el más representativo y conocido.

¿Sabías qué?

Las marejadas ciclónicas eran comunes en esta zona del país. Cada vez que había una gran tormenta y subía la marea, grandes zonas costeras de Zelanda quedaban inundadas y completamente devastadas. Tras las inundaciones de 1953, el mayor desastre natural en la historia holandesa de la posguerra, es cuando el gobierno holandés empezó de forma sistemática a reforzar sus diques y crear un sistema de diques, presas y esclusas que pudiera proteger a los habitantes de Zelanda de futuras inundaciones, el llamado Plan Delta (Deltawerken).

Dónde está Zelanda y cómo llegar

La provincia de Zeeland se sitúa al suroeste de los Países Bajos, haciendo frontera con Bélgica y las provincias de Holanda Meridional y Brabante Septentrional. Se caracteriza por ser como un gran delta formado por diferentes islas rodeadas de agua y conectadas entre sí por diferentes puentes, diques y esclusas y los famosos pontjes (ferrys).

Las islas que forman Zelanda son: Schouwen-Duiveland y Noord-Beveland en el norte, Tholen en Sint Philipsland en el este, Walcheren en el suroeste, Zuid-Beveland en el sureste, Zeeuws-Vlaanderen en el sur.

Para llegar a Zelanda desde Ámsterdam y Schiphol lo mejor es ir en coche o tren. La mayoría de estaciones de tren de Zelanda se sitúan en el centro de la provincia, con Middelburg, Vlissingen y Goes como principales estaciones. Y aunque también dispongan de una amplia red de autobuses regionales, la mejor forma para moverse por la provincia de Zelanda es el coche.

¿Sabías qué?

Muy típico de Zelanda son los Zeeuwse pontjes, barcos que conectan las diferentes islas en los que tanto pasajeros a pie como en bicicleta son bienvenidos. Ahora bien, ten en cuenta que los transbordadores pueden quedarse fuera de servicio en caso de mucho viento.

Qué ver y qué hacer en Zelanda

Zelanda es gracias a sus 650 kilómetros de costa un lugar de veraneo muy popular entre los holandeses. Pero Zelanda es mucho más que sus playas: aquí descubrirás antiguos pueblos marineros llenos de encanto e historia, las obras de ingeniería hidráulica más grandes del mundo, y una población con una identidad muy propia, amante del mar y de la buena comida.

Los pueblos y ciudades de Zelanda

Zelanda está compuesta por un conjunto de pueblos donde a veces el tiempo parece haberse parado. Ahora bien, cuanto más se acerca uno a la costa, mayor es el numero de hoteles, campings, restaurantes y locales de ocio que se encuentra, y es que Zelanda es uno de los destinos vacacionales más importantes de Holanda, con Renesse y Cadzand como principales pueblos turísticos de la zona.

Pero en realidad son muchos los lugares de interés en Zelanda y cada uno por una razón bien distinta. Por ejemplo, para relajarse no hay nada mejor que visitar uno de los balnearios de Domburg (Domburgo en español), Oostkapelle es ideal para las familias con niños, Goes para los amantes de las compras y Yerseke para los amantes de las ostras y el marisco fresco.

Zelanda cuenta también con hermosas ciudades medievales como Middelburg (o Midelburgo en español), Zierikzee, Hulst y Veere, y por supuesto, de modernos puertos deportivos como los de Breskens y Vlissingen (o Flesinga en español).

Las playas de Zelanda

Zelanda cuenta con muchos kilómetros de playas de arena y de pueblos costeros con mucho reclamo turístico como Domburg, Cadzand y Renesse. Este último está conocido sobretodo por ser el lugar al que muchos jóvenes acuden para celebrar sus primeras vacaciones con los amigos (y sin la supervisión de los padres).

Las playas de Cadzand y Domburg son famosas por su título oficial de Heilzame Zeebadplaats, o lo que es lo mismo, por tener aguas termales con efectos beneficiosos. De ahí que en estas dos poblaciones se ofrezca un gran número de balnearios, spas y terapias de belleza y bienestar.

Teniendo en cuenta que Zelanda es la provincia con más horas de sol de los Países Bajos y que sus playas son unas de las más limpias, amplias y bonitas del país, no es de extrañar que sean muchos los holandeses que se decidan a venir a pasar las vacaciones aquí. En invierno para respirar el aire puro del mar y en verano para darse un chapuzón y disfrutar del sol en la playa.

Los amantes del deporte acuático encontrarán asimismo miles de opciones para practicar su deporte favorito en las playas y lagos de Zelanda. Otras actividades como el wadlopen (andar por las marismas), hacer senderismo, rutas en bicicleta o el avistamiento de aves y focas, son aquí posibles.

¡Mi consejo!

No te pierdas sobretodo la zona conocida como la "Riviera de Zelanda" (de Zeeuwse Rivièra), que incluye a las playas de Westkapelle, Dishoek y Zoutelande. Famosas entre otras cosas por sus grandes y bellas playas y por tener el mayor número de horas de sol al año.

El Plan Delta

En la noche del 31 de enero al 1 de febrero de 1953, el suroeste de los Países Bajos se vio afectado por una gran inundación, la Watersnoodramp de 1953, en la que gran parte de Zelanda quedó bajo el agua. En consecuencia, los Países Bajos tomaron la decisión de crear un conjunto de presas, diques y esclusas, el llamado Plan Delta, con las que los zelandeses pudieran sentirse seguros nuevamente en sus tierras.

El Plan Delta o Deltawerken es una de las obras de ingeniería hidráulica más grandes del mundo. Desde la antigua isla de trabajo Neeltje Jans, uno puede ver algunos de los iconos más importantes del Plan Delta, como la presa de Oosterscheldekering, y descubrir más sobre el Plan Delta en el centro informativo y de ocio familiar Deltapark Neeltje Jans, donde además de poder visitar la presa por dentro, también podrás descubrir la fauna y flora de la zona.

Otra forma de descubrir el Plan Delta es haciendo la ruta en bicicleta Deltaroute que ofrece la oficina de información de turismo VVV Zeeland en su aplicación móvil. Una ruta de 148 kilómetros que pasa por las presas Oosterscheldekering, Grevelingendam y Oesterdam, y que ofrece durante el camino todo tipo de información y detalles sobre el lugar.

¿Sabías qué?

Más del 26% de los Países Bajos se encuentra por debajo del nivel del mar. Proyectos como los del Plan Delta son pues indispensables para proteger a la población de la fuerza del mar y futuras inundaciones.

Las inundaciones de 1953

El desastre de las inundaciones de 1953 hizo mella en la vida de los zelandeses, que más que nunca sufrieron los estragos de la subida del mar en primera persona. Todavía hoy es posible ver los efectos de la gran inundación de 1953, no sólo en las grandes construcciones hidráulicas del Plan Delta, sino también en las casas antiguas, muchas de ellas todavía dañadas por el agua salada, y en los monumentos en memoria de las víctimas. Existe incluso una ruta en bicicleta, la Watersnood fietsroute, de 61 kilómetros, que te lleva por pueblos como Dreischor, Zonnemaire y Noordgouwe, y pasa por supuesto por el museo de Watersnoodmuseum en Ouwerkerk.

En el Watersnoodmuseum se recoge la historia sobre las inundaciones de 1953, de cómo se rompieron los diques y cómo fue la subida del agua, que inundó y arrastró todo en su camino. Pero también se habla sobre el Plan Delta y del futuro de la provincia. Es en definitiva una parada obligada para todos los que visitan Zelanda y quieren saber más sobre la gestión del agua en los Países Bajos.

¡Mi consejo!

La película De Storm es una buena manera de descubrir cómo fue aquella fatídica noche del 31 de enero al 1 de febrero de 1953. La película se basa en el libro 1953 del actor y productor Rik Launspach, aunque también son muchos otros los libros que encontrarás en Holanda dedicados a este tema.

Otro lugar de interés - aunque queda en otra provincia - para los interesados en las inundaciones de 1953, es el Openluchtmuseum de Arnhem, en el que se expone una de las casas prefabricadas que se instalaron en Zelanda para dar acogida a las miles de familias que quedaron desamparadas después de la catástrofe.

Cruceros en barco por Zelanda

Un viaje en barco es otro de los imprescindibles si visitas Zelanda, sobretodo si viajas con niños. Hay varios proveedores de cruceros, como Frisia Rondvaarten (desde Zierikzee, Sint-Annaland y Gorishoek), MS Onrust (desde Burghsluis) o Marstrand Rondvaarten (desde Yerseke). Estos ofrecen tours con guía en la zona natural del Oosterschelde en los que podrás ver focas y descubrir más sobre los animales y plantas que habitan en la zona.

Otros lugares de interés

  • Zeeuws Museum (Middelburg): museo sobre la historia y cultura de Zelanda.
  • muZEEum (Vlissingen): el museo sobre el pasado marítimo de Zelanda. Ideal para visitar con niños.
  • Bevrijdingsmuseum Zeeland (Nieuwdorp): museo sobre la liberación de Holanda y el papel crucial que desempeñó la provincia de Zelanda en él.
  • Nationaal Park Oosterschelde: el parque nacional más grande y húmedo de los Países Bajos es rico en aves, focas, plantas y animales marinos. Las marismas son las responsables de que el parque cambie completamente de fisonomía dos veces al día. La visita al Oosterschelde se puede hacer tanto a pie como en bicicleta o a bordo de uno de los barcos que salen desde el Deltapark Neeltje Jans.
  • Veerse Meer: este lago es el paraíso para los amantes del deporte acuático como surfistas, esquiadores acuáticos, piragüistas, veleros, buceadores y pescadores. Con lugares muy acogedores como Kortgene, Kamperland y Veere en sus alrededores.
  • Tholen: Tholen es una pequeña ciudad con una rica historia. Sus monumentos y los restos de las murallas y fortificaciones alrededor del centro de la ciudad dan fe de ello.
  • Sluis: la antigua ciudad fortificada de Sluis, en la frontera con Bélgica, destaca entre otras cosas por tener el único ayuntamiento en los Países Bajos con un campanario.
  • Dreischor: esta aldea se caracteriza por tener un plano circular alrededor se la iglesia. Cuenta con un gran numero de monumentos.
  • De Manteling (Domburg): bonito bosque y zona natural de dunas por la que pasearse al lado de Domburg.
  • Kasteel Westhove (Oostkapelle): este es uno de los castillos que se han conservado en Zelanda y que ahora funciona como hostal. El antiguo invernadero forma ahora parte del museo de ciencias naturales Terra Maris.
  • Terra Maris (Oostkapelle): museo sobre la naturaleza y el paisaje de Zelanda. Con una exposición que explica la historia del paisaje de Zelanda y muestra la naturaleza del lugar. Incluye un jardín paisajístico de 2,5 hectáreas.

Productos típicos de Zelanda

Al haber vivido durante siglos casi separados del resto de Holanda, los zelandeses desarrollaron su propia cultura, con un dialecto (el Zeeuws), vestimenta y comida diferente al resto del país. El folclore local incluye trajes regionales conocidos especialmente por el tocado de las chicas (las cofias), competiciones de jinetes punzando aros (ringsteken) y la práctica de oficios artesanales, que se dejan ver sobretodo durante las fiestas locales.

Otro detalle típico de Zelanda son sus pueblos llamados ringdorp. Los ringdorp o kerkringdorp son pueblos en los que las casas de la plaza central están dispuestas alrededor de la iglesia en forma de círculo. Un buen ejemplo lo encontramos en Dreischor.

En gastronomía, Zelanda destaca por sus manjares recién salidos del mar. Aquí se comen mejillones, ostras, langostas, berberechos y plantas marinas como zeekraal y zeeaster. Muy famosas son por ejemplo las ostras de Yerseke. Tampoco debes perderte platos típicos como el arenque crudo (haring), el pescado rebozado (kibbeling) o el pan relleno de anguila (palingbroodje).

Otro producto famoso de Zelanda es el tocino (Zeeuws spek), marinado en una mezcla de aceite, mostaza, salsa de soja, cebolla, pimienta y ajo. Un producto regional con un sabor único. Se come como tentempié, de relleno en bocadillos o como complemento en los guisos.

Dulces típicos de la región incluyen el Zeeuwse Bolus (un pan dulce) y los Zeeuwse babbelaars (caramelos de mantequilla).

Información práctica

Cuándo visitar Zelanda

Los fines de semana, en verano y durante las vacaciones escolares, son los momentos de más afluencia de público en las playas y pueblos de Zelanda. Mientras que verano es la temporada alta y se organizan muchas actividades, en invierno uno encuentra sobretodo paz y tranquilidad.

Eventos como el día folclórico de IJzendijke (Folkloristische Dag IJzendijke), la competición de jinetes punzando aros de Middelburg (Zeeuws Kampioenschap Ringrijden in Middelburg) o el día de los mejillones de Yerseke (Mosseldag in Yerseke), atraen siempre a muchos curiosos.

Ten en cuenta que aunque Zelanda sea la provincia con más horas de sol del país, las tormentas y vientos huracanados son fenómenos meteorológicos que también se dan muy a menudo en esta zona.

Dónde comer en Zelanda

Zelanda cuenta con excelentes restaurantes, muchos de los cuales especializados en pescado y mariscos y enfocados a cocinar con los productos propios de la zona. ¿Sabías por ejemplo que Zelanda cuenta con el mayor número de restaurantes con estrella Michelin por habitante?

  • De Houtzaagwerf (Oud Kortgenedijk 2, 4484 NJ Kortgene): restaurante de ambiente relajado con una hermosa terraza donde puedes ver gallinas sueltas correteando.
  • BomBaai Strandbar (Strand Westkapelle 80, 4361 XZ Westkapelle): uno de los muchos chiringuitos que te encuentras por la costa de Zelanda. Perfecto para hacer unos cocktails y probar comida con toques exóticos con vistas al mar.
  • Restaurant Meliefste (Wolphaartsdijkseveer 1, 4471 ND Wolphaartsdijk): restaurante ideal para vivir una experiencia culinaria en Zelanda.

Dónde dormir en Zelanda

La oferta de alojamiento en Zelanda es muy grande: desde hoteles con tratamientos de belleza y spa, hasta campings familiares o acogedores b&b. Muy recomendado para las familias que vengan con niños son los parques de vacaciones, donde te puedes alojar en amplios bungalows con todo lo necesario para pasar unas buenas vacaciones en familia cerca de la playa.

Algunas de mis recomendaciones son:

  • Mezger Lodges - Seayou Zeeland: hotel con modernos y elegantes apartamentos cerca de la playa de Domburg y el punto de partida ideal para descubrir la región. Con piscinas y zona de spa / relajación.
  • Plein 40 Lodges: modernos apartamentos en Zoutelande ideales para familias. Muy bien situados, a 5 minutos de la playa.
  • Hotel Kaap West: espectacular hotel de 4 estrellas en Westkapelle donde desconectar y relajarse junto el mar.

Busca aquí más hoteles en la región.

¡Mi consejo!

Domburg es el punto de partida ideal para conocer Zelanda. El pueblo costero tiene una larga historia como ciudad balneario y colonia de artistas y cuenta con todos los alicientes necesarios para unas vacaciones relajadas. Otros lugares como Oostkapelle, Vlissingen y Zoutelande son asimismo muy recomendables, especialmente si viajas con niños.

Zelanda con niños

Zelanda es un destino muy familiar en Holanda y como tal ofrece miles de actividades para hacer en familia. Uno tanto puede pasar el día jugando en la playa como visitando museos, haciendo rutas en bicicleta o surcando los mares en busca de focas.

Playas como las de Oostkapelle, Zoutelande, Vuurtorenpad (Burgh-Haamstede), Nollestrand (Vlissingen), Banjaardstrand (De Banjaard) y Cadzand son algunas de las más populares entre las familias con niños. Estas playas ofrecen entre otros atractivos un servicio de socorristas, áreas de juego infantil y pabellones de playa donde tomar algo. No te pierdas por ejemplo el barco pirata y parque infantil de la playa de Vrouwenpolder, delante del chiringuito De Dam, o la zona de juego de ‘t Koepeltje en Scharendijke.

Imprescindible con niños es hacer una visita al parque familiar Deltapark Neeltje Jans, donde además de descubrir cómo se protegen los holandeses contra las subidas del mar, también podrán visitar un impresionante acuario o ver shows de focas. El parque incluye además todo tipo de juegos infantiles, una exposición de ballenas, un simulador de huracanes e incluso ¡un parque acuático que abre en verano!

De entre todos los museos de la provincia, para los niños destaca sobretodo el museo marítimo MuZEEum en Vlissingen. Escogido como uno de los mejores museos para niños del país, aquí se cuenta mediante objetos y maquetas, la historia de la navegación de Zelanda. Otra de las recomendaciones para niños en Zelanda es el museo de la naturaleza Terra Maris, cerca de Domburg.

Centros históricos como el de Middelburg y Veere son igualmente interesantes de visitar con los niños. En Veere destaca Oma’s snoepwinkel (Oudestraat 20), una tienda de caramelos antigua, mientras que en Middelburg los niños pueden aprender más sobre la historia y costumbres de la región en el museo Zeeuws Museum. En Middelburg encontrarás además varios cafés super family friendly, como HoneyPie (Achter de Houttuinen 50) y Kindercafee 't Lokaaltje (Sint Janstraat 62).

Groede, que también está conocido como uno de los pueblos más bonitos de Holanda, cuenta entre otros alicientes con un gran parque infantil con granja para niños (Groede Podium) y una calle muy curiosa en la que antiguos oficios cobran vida de nuevo (het Vlaemsche Erfgoed).

Otro lugar muy recomendable para visitar con los niños es Vlissingen. La ciudad portuaria cuenta con el paseo marítimo más largo de Holanda y tiene un casco antiguo muy bien conservado, aunque lo que más gusta a los niños es la visita al antiguo arsenal, donde ahora hay una atracción de piratas y un acuario llamado Het Arsenaal. En este parque temático pueden descubrir cómo era la vida de un pirata y subirse a un simulador de barcos.

Otras actividades divertidas para niños en Zelanda son los tours en barco en la zona natural del Oosterschelde, el tren de vapor de Goes a Borssele, el bosque de aventuras Klimbos Zeeuwse Helden, la granja de quesos Schellach, la granja de animales De Klepperhoeve, las piscinas De Parel y Hof Domburg, el faro de Westkapelle, la jungla tropical de Berkenhof Tropical Zoo o el parque de atracciones Mini Mundi.

¡Mi consejo!

En Burg-Haamstede se encuentra el Pannenkoekenmolen De Graanhalm, un molino que todavía funciona y en el que se sitúa el típico restaurante de crepes holandesas con zona de juegos infantiles. Otro restaurante familiar con juegos para niños es el Schouwerhoeck en Renesse y el De Jonge Johannes en Serooskerke.

En caso de lluvia, nada mejor que ir a Hof Poppendamme o Klok'uus; dos de los parques de juegos y aventuras cubiertos más bonitos de Zelanda.

Los indispensables de Zelanda

No te olvides de comprar tus entradas para estas atracciones.

Índice