¡Los mejores consejos de un local!

Gastronomía en Holanda

Gastronomía holandesa
Índice

Aunque Holanda no sea muy conocida a nivel gastronómico, el país puede presumir de albergar muy buenos restaurantes y una variada oferta gastronómica. Asimismo Holanda tiene también sus propias peculiaridades a nivel culinario: los holandeses consumen cantidades desorbitadas de café, productos lácteos y pan, tienen todo tipo de snacks y dulces con los que hacer un tentempié y la comida al mediodía no suele ser más que un bocadillo o sándwich. Tampoco nos podemos olvidar del queso holandés, conocido mundialmente por su rico sabor. En esta página os cuento todo lo que tenéis que saber sobre la gastronomía holandesa y que platos típicos tenéis que probar durante vuestra estancia en los Países Bajos.

La cocina holandesa

La cocina holandesa tradicional se caracteriza por la abundancia de platos elaborados con ingredientes sencillos como patatas, carne y verduras (lo que ellos llaman un "AVG": aardappelen, vlees, groente), y en las zonas costeras, de pescado fresco del Mar del Norte. También son famosos sus productos lácteos, como la leche fresca, los quesos, la nata y la mantequilla. Es una cocina sin muchos lujos que en su mayoría de casos es rápida, rica en calorías y simple de hacer.

Aún así, debido al carácter abierto, curioso e innovador de sus habitantes, la cocina extranjera se ha abierto también camino en los restaurantes, supermercados y casas de los holandeses, por lo que comerse un buen plato de pasta, unos tallarines tailandeses o un arroz chino es ya de lo más común. El número de restaurantes étnicos, sobretodo en las grandes ciudades, es abrumador, además de las opciones vegetarianas y veganas que tan en boga están ahora.

¿Sabías qué?

Mientras que en el sur de Holanda todavía se dejan notar las influencias de la cocina francesa en sus platos, en el resto de Holanda la comida se ve como algo puramente necesario y sin necesidad de lujos. Esto viene en parte influenciado por la religión protestante y su énfasis en vivir con sobriedad. Sobretodo la comida del mediodía es vista como algo rápido y es por eso que los holandeses le dedican de media unos 30 minutos; lo necesario para hacerse un sándwich de queso y comérselo en un santiamén antes de volver al trabajo.

Comida típica holandesa

La gastronomía holandesa se basa principalmente en los productos cultivados en el país como las patatas, verduras y tubérculos, además de la mantequilla, el pan, la carne y el pescado. Especias e influencias extranjeras se han ido asimismo incorporando en la cocina holandesa, creando nuevos platos típicos holandeses.

Si eres de los que les gusta probar la cocina autóctona cuando están de visita en un país extranjero, no dejes de probar alguno de estos platos tan típicos de Holanda.

Platos típicos de Holanda

La comida típica de Holanda destaca por una fuerte presencia de las patatas, la carne y el pescado del Mar del Norte, además de los sándwiches y bocadillos que se comen al mediodía. La cocina indonesia juega asimismo un papel importante, ya que Holanda tuvo durante años colonias en las Indias Orientales.

Bocadillos

  • Broodje gezond: uno de los bocadillos más típicos que te podrás encontrar en los cafés holandeses. Suele llevar lechuga, tomate, queso y pepino y a veces lo sirven con mayonesa o una salsa hecha a base de yogurt.
  • Broodje kroket: otro bocadillo o snack muy típico en holanda es el de pan de molde con una croqueta de carne y mostaza. Las croquetas holandesas se llaman kroketten y pueden ser además de carne, también de pescado (gambas) o queso (de cabra).
  • Uitsmijter: es un plato que consiste en una o dos rebanadas de pan con jamón y/o queso y uno o dos huevos fritos. A veces lleva pepinillo o un poco de ensalada como guarnición.
  • Broodje filet americain: bocadillo untado con un paté de carne llamado filet americain (una mezcla de carne de vaca cruda con una salsa especial), cebolla picada, pimienta y sal. En algunas ocasiones viene condimentado con lechuga y huevo hervido. Aunque el filet americain sea un producto de origen belga, los holandeses han adaptado la receta a su gusto, creando este tipo de bocadillo tan popular. No se recomienda para gente mayor o de defensas débiles (embarazadas y niños).
  • Boerenomelet: tortilla de huevos con verduras, que normalmente se come al mediodía con un poco de pan.

Platos principales

  • Boerenkoolstamppot: puré de patatas con col rizada (también llamada kale) y salchicha ahumada (otra especialidad holandesa, la rookworst). El stamppot es una receta típica de invierno y se puede hacer también con otros ingredientes, como la endivia (andijviestamppot), el chucrut (zuurkoolstamppot) o las coles de bruselas (spruitjesstampot).
  • Hutspot: otro plato típico del invierno holandés es este puré de patatas con zanahorias y cebolla. Rico con rookworst (salchicha ahumada), spekjes (trozos de tocino) y por supuesto un poco de jugo.
  • Erwtensoep: sopa de guisantes muy típica en invierno. Otras variedades de sopa conocidas incluyen la sopa de tomate (tomatensoep), sopa de calabaza (pompoensoep) y sopa de mostaza (mosterdsoep).
  • Hachee: estofado holandés con trozos de carne (casi siempre de vaca) que se prepara con cebolla y vino o vinagre.
  • Rijsttafel indonesio: plato de arroz típico de Indonesia, servido con todo tipo de verduras, carnes, pescado y salsas. Este plato es un ejemplo del legado colonial de Holanda en las Indias Orientales y forma ya parte de la gastronomía holandesa.

Otros productos típicos

  • Queso holandés: de Beemster, Gouda, Edam, Leiden o Alkmaar. En toda Holanda se produce mucho queso y de gran calidad. En cualquier bar puedes pedirte una tabla de quesos como aperitivo y así disfrutar de unos de los productos más famosos del país.
  • Bitterballen: croqueta holandesa de forma redonda y rellena de ragout. Las bitterballen son servidas con mostaza y se consumen mayoritariamente como aperitivo en un bar o café con una buena cerveza.
  • Pannenkoeken: el plato favorito de los niños holandeses son las crepes o tortitas holandesas, que se sirven tanto dulces (con un poco de sirope y azúcar en polvo) como saladas (con tocino, champiñones e incluso verduras). Existen restaurantes especializados en los que solo se sirven pannenkoeken (las pannenkoekenhuizen). Poffertjes son la versión mini de los pannenkoeken, y son servidos com mantequilla y azúcar.
  • Haring: en Holanda es muy típico comer arenque crudo con cebolla. En los mercados y sobretodo en las grandes ciudades y en los pueblos de la costa holandesa, encontrarás paradas especializadas en la venta de este producto, que se consume como snack, cogiéndolo de la cola y dejándolo deslizar en tu boca. Otra opción es comerlo con pan (broodje haring). 
  • Kibbeling: en las paradas y tiendas de pescado holandeses también se vende mucho pescado frito, sobretodo kibbeling. Kibbeling suelen ser trozos de bacalao frito que se sirven en una bandeja con salsa de ajo.
  • Hollandse garnalen: las gambas del Mar del Norte suelen ser muy pequeñas y empleadas entre otros, para hacer un cócktail de gambas.

Comida rápida en Holanda

La comida rápida en Holanda merece una mención especial, ya que es tanta la oferta y diversidad, que te sorprenderá. No te pierdas las patatas fritas, que los holandeses suelen cubrir de mayonesa u otras salsas, o los snacks que se venden en máquinas expendedoras.

  • Patat met mayo: a los holandeses les encanta comer patatas fritas con mayonesa, aunque en la mayoría de lugares puedes escoger entre varias salsas, como el ketchup o la salsa de cacahuete. A las patatas fritas se les llama además de diferente manera, friet o patat, según la zona dónde te encuentres.
  • Kapsalon: el icono del multiculturalismo en Holanda lo forma este plato tan típico de los snackbars holandeses. En la bandeja del kapsalon tienes una capa de patatas fritas cubierta por carne de kebab, queso Gouda fundido al horno, y una última capa de lechuga, tomates y salsa picante de ajo. Un plato que a simple vista puede parecer poco apetitoso pero que tiene muchos fans.
  • Patatje oorlog / speciaal: otra versión conocida de las patatas fritas holandesas es la de las patatas en guerra, patatje oorlog, en la que se combinan las patatas fritas con mayonesa, salsa de cacahuete o curry y cebolla cortada. Una combinación quizás un poco rara a primera vista pero favorita entre muchos holandeses.
  • Saucijzenbroodje: un bollo de hojaldre relleno de carne con especies. Se acostumbra a comer todavía en caliente por lo que lo verás en las tiendas debajo de una luz que les da calor y los mantiene calientes.
  • Frikandel speciaal: salchichas alargadas holandesas que se fríen y se sirven con pan y mayonesa, ketchup o curry ketchup y cebolla picada. También lo encontrarás con el nombre de broodje frikandel (bocadillo de salchicha frikandel).
  • Kaassoufflé: queso empanado frito.
  • Pikanto: carne con especies y en forma de salchicha, mayoritariamente consumida en los snackbars.

Dulces holandeses

Los holandeses conocen una gran variedad de repostería y cuentan con todo tipo de galletas y pasteles ricos. Muchos de los dulces son típicos de una región determinada, así que es importante conocerlos para no pasar por alto la oportunidad de probar algunas de estas delicias. También es interesante saber que al pedir un café o té en una cafetería en Holanda, éste siempre te lo servirán acompañado de una galletita.

  • Stroopwafels: los gofres de caramelo son las galletas más típicas de Holanda. Son unas galletas grandes rellenas de caramelo, hechas en unas placas especiales que les conciben su forma tan peculiar. En muchos mercados puedes encontrar paradas sonde se elaboran stroopwafels al momento.
  • Appelflapen: hojaldre relleno de manzana y cubierto por una fina capa de azúcar.
  • Koffiebroodjes: bollos rellenos de crema pastelera y pasas que son decorados con una capa de glaseado. Se toman sobretodo a la hora del café, de ahí su nombre.
  • Wentelteefjes: las tostadas francesas, hechas con pan, huevo, leche, azúcar y canela, son un desayuno muy típico en Holanda.
  • Boterkoek: galleta de mantequilla. En realidad es un pastel, pero como es tan contundente, se corta a dados o trozos y se sirve como una galleta, de ahí su nombre.
  • Amandelkoek: galletas de almendras, normalmente decoradas con una almendra en el centro.
  • Vlaai: pastel típico de la región de Limburgo pero que puedes comprar por todo el país. Suele venir relleno de frutas o bien de flan de arroz cubierto con virutas de chocolate.
  • Appeltaart: el típico pastel de manzana casera es muy popular en Holanda y se suele pedir con un poco de nata.
  • Kruimeltaart: otro tipo de tarta muy conocida en Holanda, en la que se mezcla fruta con una masa quebrada. Las encuentras de muchos tipos, aunque la más popular es la de manzana (appel crumble).
  • Tompouce: un pastelito que consiste en dos capas de hojaldre rellenos de crema pastelera y una capa superior de azúcar glaseado, normalmente de color rosa, aunque en ocasiones especiales, como el Día del Rey, hay tompouces de color naranja.
  • Puddingbroodje: también llamado roombroodje, el puddingbroodje es un dulce holandés compuesto por un bollo relleno de crema y espolvoreado con azúcar en polvo.
  • Vla: este tipo de yogur holandés se parece un poco al budín, pero es más fluido.
  • Drop: caramelos de regaliz muy típicos de Holanda.

Bebidas típicas de Holanda

Los holandeses toman mucho café, te, zumos y productos lácteos. Durante el día es muy raro ver a gente consumiendo alcohol. El consumo de alcohol, se realiza más bien por la tarde, durante la hora del borrel, o bien por noche, durante o después de la cena. Las bebidas alcohólicas favoritas de los holandeses son la cerveza y el vino, aunque existen también muchos otros tipos de licores de producción propia, como la jenever (ginebra). 

  • Koffie: el café es la bebida número uno de los holandeses y lo que siempre te ofrecen cuando vas a casa de alguien o a una reunión o entrevista. En Holanda se conocen los siguientes tipos de cafés: koffie zwart (café solo), koffie verkeerd (café con un poco leche), espresso (cortado) y capuccino (café con leche). En locales especializados en café puedes encontrar todavía más tipos de cafés.
  • Melk: la leche es uno de los alimentos básicos de los holandeses, que la consumen tanto para desayunar como para comer junto un sándwich. La leche que más se consume es la de vaca fresca, aunque hoy en día la oferta de leche vegetal (de soja, almendra, etc) también es muy amplia.
  • Zumos: el sinaasappelsap (zumo de naranja) y el appelsap (zumo de manzana) son algunos de los zumos más populares, aunque hasta aquí también ha llegado la fiebre de los smoothies y los cold pressed juices de frutas y verduras.
  • Cervezas: Holanda es un país productor de cerveza y como tal tiene un sinfín de marcas propias. Las más conocidas son la Heineken y la Amstel. También se consume mucha cerveza de la vecina Bélgica.
  • Limonade: también se consumen bebidas hechas a base de añadir un poco de sirope o concentrado de frutas al agua. Karvan Cévitam y Ranja son las marcas más conocidas.
  • Jenever: la ginebra holandesa se consume sobretodo en los bruine cafés (típicos bares holandeses).

Especialidades regionales de Holanda

Además de los platos típicos holandeses que puedes encontrar por todo el país, Holanda también es rica en especialidades regionales. A continuación te presento algunas de los productos regionales más famosas:

  • Limburgse vlaai: tarta típica de la zona sur de Holanda. Suele estar rellena de frutas confitadas, como cerezas, ciruelas, albaricoques o manzana.
  • Bossche bollen: esta bola gigante de chocolate rellena de crema es típica de las pastelerías de ‘s-Hertogenbosch.
  • Zeeuwse bolus: bollo con forma de espiral, típico de la provincia de Zelanda y con orígenes judíos. Los bolus se suelen tomar con café, generalmente untando la parte llana del bollo con un poco de mantequilla.
  • Zeeuwse mossel: el mejillón de Zelanda se cultiva desde hace más de 100 años en el Oosterschelde. La temporada del mejillón se extiende desde mediados de julio hasta mediados de abril, así que no solo se comen mejillones en los meses con una r, como se solía decir antes.
  • Zeeuwse oesters: las ostras es otro producto muy preciado de la costa de Zelanda. El cultivo de ostras se inició en 1870 a lo largo del Oosterschelde y sobretodo en Yerseke. Existen dos tipos de otras holandesas, las planas (Zeeuwse platte) o con ondulación (Zeeuwse bolle).
  • Zeeuws spek: el tocino de Zelanda, marinado en una mezcla de aceite, mostaza, salsa de soja, cebolla, pimienta y ajo, es un producto regional con un sabor único. Se come como tentempié, de relleno en bocadillos o como complemento en los guisos.
  • Asperges uit Limburg: Holanda es uno de los productores más importantes de espárragos y los más famosos se cultivan en la zona de Limburgo. La temporada de comer espárragos va de abril a junio.
  • Zaanse mosterd: mostaza picante típica de la zona de Zaanse Schaans, donde las semillas de mostaza se molían en molinos (los mosterdmolen).
  • Haagse Hopjes: caramelos de café típicos de La Haya, donde vieron por primera vez la luz en el siglo XVIII.
  • Fries suikerbrood: delicioso pan de azúcar típico de la provincia de Frisia que cuenta con una tradición propia. Se les daba a las mamás cuando daban a luz a un bebé, ya que se pensaban que ingredientes como la canela y el jengibre ayudaban a fortalecer a la madre.
  • Brabantse worstenbroodjes: típico bollo relleno, pero en este caso no de chocolate, sino de carne. Un manjar típico de Brabante que figura en la lista de bienes inmateriales de la Unesco.
  • Brabantse metworst: embutido de Brabante, hecho con carne de cerdo tradicionalmente ahumado en madera de roble y haya.
  • Gelderse worst: salchicha de la zona de Güeldres, disponible en varias versiones, seco (Gelderse droge worst) o ahumado (Gelderse rookworst).
  • Achterhoekse kaneelbeschuit: galletas alargadas con una capa superior de azúcar y canela típicas de la zona del Achterhoek, donde se toman con cocholate, te o café, o se usan de base para tartas y pasteles.
  • Arnhemse meisjes: galletas ovaladas de masa de levadura espolvoreadas con azúcar. Las galletas fueron horneadas por primera vez en 1829 por el panadero Hagdorn en Arnhem. 

Hábitos de comer en Holanda

Las costumbres holandesas a la hora de comer distan mucho de las españolas, entre otras cosas porque se come y se cena más temprano y porque la comida suele ser más ligera que la cena. De hecho en muchas familias holandesas tanto el desayuno como la comida consiste en comer pan con algún tipo de aderezo.

En total comen los holandeses tres veces al día (el desayuno, la comida y la cena), con algún que otro tentempié. A la hora de cocinar, prima sobretodo el que la receta sea rápida y fácil de hacer, por lo que el número de comida preparada que se ofrece en los supermercados holandeses no deja de crecer.

Horarios de comidas en Holanda

  • Desayuno (07:00 h): el desayuno se toma temprano por la mañana y suele constar de un par de rebanadas de pan con queso, mermelada, pindakaas (crema de cacahuete), chocoladepasta (crema de cacao) o hagelslag (virutas de chocolate), con leche o una taza de te o café. El consumo de productos lácteos con cereales (muesli, cruesli o granola) es también muy común. En el fin de semana se suele desayunar de forma más extensa, con un huevo hervido, cruasanes, wentelteefjes (tostadas francesas) o panes especiales y zumo de fruta.
  • Comida (12:00 h): la comida del mediodía suele ser un plato ligero como una sopa o ensalada, aunque la mayoría de holandeses acostumbra a comer un boterham (un sandwich relleno de embutido o queso) con un poco de leche y de forma rápida para así no perder tiempo en medio de la jornada laboral. La comida suele durar media hora, por lo que la gente acostumbra a comer en el trabajo. En los fines de semana se tiende a dedicar algo más de tiempo a la comida, comiendo una boerenomelet (tortilla con verduras) o huevos revueltos encima de una rebanada de pan, tostadas con aguacate o cruasanes recién horneados.
  • Merienda (16:00 h): aunque los holandeses no conocen la merienda como tal, en la práctica son muchos a los que alrededor de las tres y cuatro de la tarde les entra el hambre. Es lo que ellos denominan el “middagdip”. En estos casos suelen picar algo como galletas, barritas energéticas o las famosas croquetas de los dispensadores y los que buscan algo más saludable, fruta o frutos secos. Los viernes y sobretodo durante el fin de semana es muy típico tomarse un aperitivo por la tarde en un café o terraza, el borrel. Durante el borrel se beben cervezas o bebidas refrescantes con algo para picar como frutos secos o las famosas biterballen (croquetas holandesas).
  • Cena (18:00 h): la cena es la comida más importante del día y el momento en que la familia se junta de nuevo alrededor de la mesa. La cena suele consistir en un plato único (pero contundente) que se sirve en la misma olla o sartén en medio de la mesa y del cual sus comensales pueden irse sirviendo tanto como quieran. El plato más común son patatas hervidas con verduras y un trozo de carne con su jugo. Durante la cena se bebe agua y de postre vla, yogurt o fruta. El alcohol se deja para la noche (por ejemplo, mientras se mira la televisión) o para cuando se sale fuera a cenar. En la mayoría de restaurantes holandeses se sirve la cena entre las 18:00 y las 20:00 (la cocina suele cerrar a las 22:00) y esta suele constar de tres platos (drie gangen); los entrantes, el plato principal y el postre.

Actividades gastronómicas en Holanda

Descubre y saborea lo mejor de la gastronomía holandesa.

Dónde comer en Holanda

Los holandeses disponen de una amplia gama de restaurantes y cafés para comer fuera de casa. Lo que antiguamente era un lujo de pocos, se ha convertido como en tantos otros lugares, una cosa de lo más normal para los holandeses. Como turista es importante conocer las diferencias entre los distintos establecimientos.

Bakkerij: para comprar el pan y bollería

Las panaderías holandesas llevan por nombre bakkerij y hacen por lo general el mismo horario que las tiendas, abriendo algo más temprano, de 08:00 a 18:00 h. En las panaderías de Holanda encontrarás pan recién horneado y todo tipo de bollos, galletas y dulces. Además del típico croissant o las galletas del te, en las panaderías holandesas descubrirás un surtido de dulces totalmente diferente. El tipo de pan más común aquí es el de molde, que lo venden de todas clases.

Las pastelerías llevan por nombre banketbakkerij y venden sobretodo pasteles y repostería más elaborada.

Algunas panaderías y pastelerías disponen asimismo de una zona de degustación donde sentarse.

Koffiehuis, koffiebar, theehuis: almuerzo, desayuno o merienda

La cafeterías holandesas suelen abrir por la mañana a las 10:00 y permanecen abiertas hasta las 17:00 o 18:00 de la tarde (hacen el mismo horario que las tiendas). Son perfectas para hacer un almuerzo (o desayuno tardío) fuera de casa, o una buena merienda acompañada de un trozo de tarta o pastel. También encontrarás muchos cafés que ofrecen el famoso brunch americano, con platos como pancakes y huevos Benedict.

En Holanda sirven siempre un café de gran calidad, sobretodo si visitas lugares especializados como los koffiebar o koffiehuis.

Las theehuizen son lugares en los que, como su nombre indica, la especialidad de la casa es el te y no el café. Aquí se sirve entre otras cosas el típico high tea inglés, que también es muy popular en los Países Bajos.

¿Koffiehuis o coffeeshop?

Es importante no confundir las koffiehuis con los coffeeshops. Mientras que en las primeras el café es su producto primordial (koffie), las segundas son los locales donde la venta y el consumo de drogas blandas está autorizado. También son fácil de reconocer entre otras cosas por su decoración y el peculiar olor que desprenden al abrir la puerta.

Broodjeszaak, lunchroom, lunchcafé: para comer

La mayoría de los holandeses comen al mediodía un sándwich o bocadillo de forma rápida. En las broodjeszaak encontrarás bocadillos de todo tipo ya preparados, o bien te los hacen al momento. En los lunchroom o cafés suelen tener además de bocadillos otros platos calientes, ensaladas y hamburguesas.

Eetcafé, grand café: para comer o picar algo

Hay otra categoría de cafeterías en Holanda, los eetcafé y grand café, donde se ofrece siempre una buena carta para comer al mediodía, basada en bocadillos, sándwiches, hamburguesas, sopas o ensaladas. Por la tarde suelen ofrecer algo para picar durante el borrel (frutos secos, bitterballen o una tabla de quesos). Para cenar tienen platos más elaborados pero sencillos, como carne con patatas fritas y un poco de ensalada, que suelen ser más económicos que si cenaras en un restaurante.

Restaurant, brasserie: para cenar

Los holandeses visitan los restaurantes sobretodo de cara a la cena, entre las 18:00 y las 19:00 h.

Hoy en dia es difícil encontrar un restaurante donde te sirvan los típicos platos holandeses (stamppot, hutspot, hachee...). La mayoría de restaurantes ofrecen cocina creativa o bien son restaurantes de otras etnias, como la italiana, francesa, griega, china, japonesa o turca.

A destacar los restaurantes Chinees-Indisch, que llegaron a Holanda por su pasado colonial, y desde entonces hacen furor con sus loempias, bamis y nasis. El rijsttafel auténtico lo encontrarás en los restaurantes indonesios.

También hay muchas pizzerías, hamburgueserías y restaurantes de sushi “all you can eat”. En estos últimos puedes comer tantos platos de sushi como quieras pagando una cantidad fija (que suele rondar los 25€ sin contar las bebidas, que van aparte).

Cafetaria, frietzaak, snackbar: para un tentempié

Los establecimientos de comida rápida o fast food por excelencia en Holanda son las llamadas cafetarias y snackbars. Allí se preparan todo tipo de snacks en la freidora como las frikandellen, kroketten, kaassoufflés, pikanto y patatas fritas, además del famoso plato kapsalon o patatje oorlog.

La especialidad de las frietzaak son las patatas fritas, aunque también ofrecen todo tipo de snacks.

Estos snackbars están además abiertos hasta altas horas de la madrugada, por lo que muchos holandeses los visitan al salir de la discoteca.

Toko, loempiakraam: para llevar

Especial mención merecen los tokos, pequeños establecimientos típicamente regentados por familias de emigrantes que ofrecen platos auténticos de cocinas tan exóticas como la Indonesia o del Surinam, listos para llevar a casa por un módico precio. Algunos tokos hacen además la función de supermercado y ofrecen todo tipo de productos del continente asiático y caribeño.

Muchos restaurantes asiáticos en Holanda ofrecen asimismo un menú para llevar, que normalmente sale muy bien de precio debido a la gran cantidad de comida que ponen.

No te pierdas tampoco las populares paradas de loempias, llamadas loempiakraam, que acostumbran a estar presentes en mercados y lugares concurridos y ofrecen deliciosos rollitos de primavera indonesios fritos.

Bar, café, bruin café: para tomar algo

Los bares holandeses suelen ser un lugar de encuentro que al caer la noche, se transforman en una minidiscoteca o bar musical. Aquí se bebe sobretodo cerveza (bier) u otras bebidas alcohólicas como la ginebra (jenever), aunque esta última suele ser para un público más adulto.

Muchos de estos bares disponen de una terraza en el exterior donde los locales disfrutan de su bebiba al sol y mirando la gente pasar.

Si te entra hambre, siempre podrás pedir un borrelplank (que viene a ser una bandeja con distintas tapas como quesos y bitterballen).

Los bruine cafés son los bares más típicos de Holanda y llevan este nombre por el color marrón de sus paredes, que antaño se cubrían de suciedad y humo de tabaco.

Pannenkoekenhuizen, pannenkoekenrestaurant, pannenkoekenboot: para ir con niños

Los restaurantes más kindvriendelijk (aptos para ir con niños) son los pannenkoekenhuizen, restaurantes especializados en hacer pannenkoeken. Estas crepes o tortitas holandesas son uno de los platos favoritos de los niños en Holanda, y en estos restaurantes pueden consumir tantas como quieran. Restaurantes de tortitas encontrarás por todas partes; incluso existen barcos-restaurante especializados en crepes, ¡los pannenkoekenboot!

Consejos para comer fuera en Holanda

A la hora de comer o cenar fuera en Holanda, es interesante saber qué costumbres y hábitos tienen los holandeses para así no equivocarse por ejemplo en el horario de comidas o a la hora de dar propina. A continuación contesto algunas de las preguntas más frecuentes sobre comer fuera en Holanda.

¿Qué horario tienen los restaurantes en Holanda?

Como ya has podido leer en esta página, los holandeses comen más temprano de lo que probablemente estés acostumbrado y ya que muchos de sus restaurantes no hacen comida las 24 horas del día y cierran a las diez de la noche, es mejor que te adaptes lo antes posible al horario holandés. Eso significa que tomarás una comida ligera a las doce del mediodía, con un tentempié hacia las tres de la tarde, y la cena en un restaurante a partir de las seis o siete de la tarde.

Aquí no encontrarás ningún menú del día, ya que la comida en Holanda es un plato mucho más ligero que en España.

Ten también en cuenta que muchos restaurantes cierran los lunes, así que lo mejor es informarte previamente del horario de apertura del restaurante que deseas visitar. Por lo general los restaurantes abren por la tarde y noche entre las 17:00 y las 22:00 horas.

¡Mi consejo!

No vayas a cenar a un restaurante a las nueve de la noche porque las posibilidades de que no hayan mesas libres o que te digan que la cocina está a punto de cerrar son muy grandes.

¿Qué comidas holandesas debes probar?

Aunque para gustos hay colores, no puedes marcharte de Holanda sin haber probado el arenque crudo (haring), el queso holandés (kaas) y los gofres rellenos de caramelo (stroopwafels).

Personalmente me encantan los poffertjes (mini crepes), el tompouce (pastelitos de crema pastelera), las bitterballen (croquetas holandesas) y la comida asiática de los restaurantes Chinees-Indisch.

¿Cuánto cuesta cenar en un restaurante en Holanda?

Comer en un restaurante en Holanda suele ser un asunto caro, sobretodo si lo comparamos con los precios de España. De hecho Holanda es uno de los países de Europa dónde comer fuera de casa sale más caro, a una media de 27,45€ por un menú de tres platos. En los restaurantes de más categoría los precios pueden dispararse hacia los 50€ y 70€ por persona.

Las cafeterías, broodjeszaak, lunchcafé y eetcafés, suelen ofrecer precios más económicos, aunque como en todo, pueden haber diferencias.

¿Qué normas debes conocer antes de ir al restaurante?

Por lo general los restaurantes y cafés holandeses son lugares informales pero tranquilos. Si visitas un establecimiento muy exclusivo es recomendable arreglarse más, así como hacer una reserva previa, sobretodo si es durante el fin de semana.

¿En qué idioma están las cartas en los restaurantes?

La mayoría de los holandeses dominan el inglés a la perfección, así que pedir algo para comer no va a suponer ningún problema (por lo menos si sabes algo de inglés). Muchos holandeses saben incluso algo de español, por lo que te pueden sorprender intentándote ayudar en tu lengua. Por el contrario no siempre disponen de cartas en diferentes idiomas así que ante cualquier duda pregunta a tu camarero o usa un traductor en el móvil.

¿Qué hacer si eres celíaco, vegetariano o vegano?

Si eres vegetariano, vegano o bien padeces alguna alergia alimenticia, no te preocupes: el número de restaurantes vegetarianos y veganos en Holanda es cada vez mayor, sobretodo en las ciudades, y dentro de los menús en los cafés y restaurantes siempre suelen haber opciones más saludables para quien así lo desee. Ante cualquier duda o petición, no dejes de consultar a tu camarero.

¿Cuánto dinero debes dejar de propina?

A la hora de pagar los holandeses suelen repartir la cuenta (si es que cenan con amigos). La propina se acostumbra a dar solo en restaurantes y en el caso de que tanto el servicio como la comida haya sido satisfactorio. A la hora de dar propina se suele dejar el 10% del total.

¿Se puede ir con niños a los restaurantes?

¿Sabías qué?

Por lo general los niños holandeses van a la cama pronto, entre las siete y las ocho de la tarde, por lo que no suelen trasnochar mucho.

La mayoría de restaurantes y cafés en Holanda son aptos para ir con niños. Los restaurantes más familiares ofrecen además un menú infantil, el kindermenu, que suele tener platos como pasta boloñesa, sopa de tomate, croquetas con patatas fritas o un trozo de carne o pescado con patatas fritas, y de postre compote de manzana (appelmoes), pequeñas crepes (poffertjes) o helado. De bebida suelen ofrecer zumo de manzana (appelsap), aunque siempre puedes pedir otra bebida si así lo prefieres.

Otra opción muy apta a la hora de salir a cenar con niños son las pannenkoekenhuis (restaurantes de crepes) o las pizzerías y restaurantes italianos.

Sobretodo en el caso de viajar con bebés y niños pequeños es importante informarse de antemano y saber si el restaurante dónde vas a ir está bien adecuado para los más pequeños (si disponen de tronas, cambiadores, zona de juegos, menú infantil, etcétera).

Lee aquí más sobre viajar a Holanda con niños.

Índice