¡Los mejores consejos de un local!

Frisia

Índice

La provincia de Frisia, en holandés Friesland, es un lugar muy distinto al resto de los Países Bajos. Para empezar esta es la única provincia en Holanda con una segunda lengua oficial, el Fries o frisio. Frisia es además una provincia eminentemente rural, donde proliferan las granjas de vacas y ovejas, y donde uno puede disfrutar de la naturaleza y de muchísimas actividades al aire libre sin aglomeraciones y lejos del bullicio de la ciudad.

Una provincia independiente

Ya en época romana vivían en la costa del Mar del Norte los frisones, una población de origen germana que supo mantenerse independiente durante muchos años. De ahí que en Frisia en la actualidad todavía se hable el idioma frisio, tengan tradiciones y vestimentas propias y luzcan con orgullo su bandera de rayas azules y blancas y corazones rojos. Los hay que incluso van un paso más allá y les gustaría ver a Frisia (o Fryslân, como ellos la llaman) de nuevo independiente.

Dónde está Frisia y cómo llegar

Frisia se sitúa al noroeste de Holanda a orillas del Mar del Norte y haciendo frontera con las provincias de Groninga y Drenthe hacia el este, Overijssel y Flevolanda al sur y Holanda Septentrional al este.

Su capital es Leeuwaarden, aunque lo que aquí más predomina en realidad son las aldeas y los campos de pasto, además de pantanos, canales, diques, y como no, la costa del Mar del Norte.

Para llegar a Frisia tanto se puede ir en coche como en tren. El acceso a las Islas Frisias se hace a bordo de los ferrys que parten desde los puertos de Harlingen, Holwerd y Lauwersoog.

Qué ver y qué hacer en Frisia

A la provincia de Frisia se la conoce sobretodo por las once ciudades históricas por las que pasa la maratón del Elfstedentocht, las marismas del Waddenzee y las Islas Frisias. Pero la región tiene muchos otros atractivos, como su singular cultura y naturaleza, o el amplio abanico de actividades deportivas que se pueden hacer al aire libre.

Los pueblos y ciudades de Frisia

Frisia es una provincia de pequeños pueblos, granjas y agua por todas partes. Mientras que la ciudad de Leeuwaarden se alza como capital cultural de la provincia, las otras diez poblaciones por las que pasa la famosa carrera del Elfstedentocht en invierno, son asimismo muy interesantes y bonitas de ver.

Destacan en especial la ciudad monumental de Harlingen, el antiguo pueblo pesquero de Stavoren, el pintoresco pueblo de Hindeloopen, los canales de Heerenveen por donde antaño se transportaba la turba y Sneek, la capital de los deportes acuáticos de Frisia.

La provincia tiene además cuatro islas (Vlieland, Terschelling, Ameland y Schiermonnikoog) a las que se puede llegar en barco y donde uno puede disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad y belleza de sus pueblos.

¿Sabías qué?

Las ciudades y pueblos de Frisia tienen otro nombre en frisio. Por ejemplo, a Leeuwarden se la conoce como Ljouwert, a Sneek como Snits y Hindeloopen es Hylpen.

La naturaleza en Frisia

La naturaleza en Frisia se caracteriza por la presencia del agua por todas partes y sus vastos campos. Únicos en su clase son las zonas pantanosas de Oude Venen y el Nationaal Park de Alde Feanen, las marismas del Waddenzee y los coloridos brezales y campos de dunas de Appelscha.

Especial atención merecen las Islas Frisias, catalogadas como uno de los últimos lugares vírgenes de Europa, donde uno puede hacer desde largos paseos en bicicleta, hasta caminar por las marismas (wadlopen) o incluso avistar focas.

El Mar de Wadden o Waddenzee, que queda entre medio de tierra firme y las Islas Frisias, se trata del humedal continuo más grande del mundo y está catalogado como Patrimonio Mundial por la Unesco debido a la diversidad y riqueza de su ecosistema.

Al igual que en su vecina Drenthe, en Frisia la extracción de la turba fue también muy importante en el pasado, cosa que en la actualidad ha dejado como resultado campos de turberas convertidos en bosques pantanosos, tierras de juncos y aguas abiertas como las del Friese Veen, Fochteloërveen y los lagos de Frieze Meren.

Al suroeste de la provincia queda el lago del IJsselmeer, uno de los lugares favoritos para los amantes de la vela y los deportes acuáticos.

¡Mi consejo!

En ningún otro lugar de Holanda encontraras una variedad paisajística tan grande como en la zona natural del suroeste de Frisia, conocida con el nombre de Nationaal Landschap Zuidwest Fryslân. Desde bosques y acantilados, montículos y extensas tierras de cultivo, hasta molinos, lagos y canales, cinco de los pintorescos pueblos del Elfstedentocht y la encantadora zona de colinas boscosas de Gaasterland. Un lugar paradisíaco que se puede disfrutar tanto en bicicleta como en barco o a pie.

Las granjas de Frisia

Como región eminentemente rural que es, el paisaje de Frisia está además salpicado de granjas. Algunas de ellas, como las granjas de kop-hals-rompboerderij, son muy peculiares ya que solo se dan en las provincias de Frisia y Groninga. En este caso la casa donde vive la familia del granjero (llamada kop) está interconectada con el granero (romp) por la zona de trabajo (hals). Este tipo de granjas se hicieron populares en el pasado porque permitían al granjero guardar más grano. El triángulo del techo servía además como entrada para los búhos que se usaban para disuadir a los ratones.

Las granjas tipo stelp son otro modelo típico de granjas en Frisia. Eran más baratas que las kop-hals-rompboerderij ya que toda la granja se situaba bajo un mismo techo. Este se inspiraba en las granjas tipo stolp de Holanda Septentrional, pero sin tener el techo de forma piramidal, ya que la base era rectangular para así tener más espacio en el interior para los establos y almacenar el heno.

Visitar alguna de estas granjas es hoy en día posible, ya que muchas de ellas están abiertas al público o bien tienen tiendas donde venden sus propios productos al consumidor. No te pierdas por ejemplo la granja de biológica de Boer Bart en Rotstergaast, donde podrás ver las típicas vacas frisias. Esta granja dispone además de una zona de juegos espectacular para niños y una cafetería donde tomar algo.

Islas Frisias Occidentales

Menos la isla de Texel, el resto de las Islas Frisias Occidentales pertenecen a la provincia de Frisia. En holandés se conoce a este conjunto de islas como las Waddeneilanden. Un lugar paradisiaco, muy rico en plantas, animales (como las focas y las ovejas) y aves autóctonas, que viven entre los fuertes vientos del Mar del Norte y las aguas dulces y saladas.

Una de las actividades que puedes hacer durante una visita a las Islas Frisias es la de andar por las marismas (wadlopen). ¡Una experiencia única que sólo se puede realizar en un par de sitios en el mundo!

¿Sabías qué?

En dos de las Islas Frisias, Vlieland y Schiermonnikoog, está prohibido utilizar en coche a no ser que seas un isleño.

La carrera del Elfstedentocht

El Elfstedentocht es una maratón de más de 200 km en patines de hielo que se hace por los canales y vías fluviales de alrededor de once ciudades frisias: Leeuwarden, Sneek, IJlst, Sloten, Stavoren, Hindeloopen, Workum, Bolsward, Harlingen, Franeker y Dokkum.

Se trata de uno de los eventos más importantes y representativos de la provincia, pero que sólo tiene lugar en los inviernos más severos, ya que el hielo es natural y ha de ser lo suficientemente grueso en todos los puntos de la carrera.

De hecho la pasión por el patinaje sobre hielo en Frisia es tal que la provincia cuenta con un museo dedicado al patinaje, el Eerste Friese Schaatsmuseum en Hindeloopen, y dos hermosas pistas de hielo artificial, el Elfstedenhal en Leeuwarden y el conocido Thialf en Heerenveen.

Thialf es un estadio con pista de hielo fabuloso y la joya de Frisia. Aquí entrenan patinadores profesionales y se celebran campeonatos mundiales y otros eventos deportivos sobre hielo de forma regular.

¿Sabías qué?

La primera cursa del Elfstedentocht se celebró en 1909 y se ha repetido desde entonces hasta 15 veces. La última carrera se produjo el 4 de enero de 1997. Ya que cada vez cuesta más que se celebre de nuevo un Elfstedentocht, en 2018 se instalaron 11 fuentes decorativas hechas por diferentes artistas en las 11 ciudades del Elfstedentocht. De este modo los visitantes pueden continuar haciendo el recorrido por las once ciudades del Elfstedentocht aunque no hiele.

El dique de Afsluitdijk

El dique de Afsluitdijk, de 32 km de longitud, es una de las obras hidráulicas más grandes de los Países Bajos. Se construyó entre 1927 y 1933 para así proteger a las poblaciones alrededor del Zuiderzee de futuras inundaciones. El dique convirtió el mar de Zuiderzee en el lago IJsselmeer, que pasó a ser de agua dulce.

En la actualidad el dique se puede atravesar tanto en coche como en bicicleta y es todo un espectáculo que atrae a cientos de visitantes. El centro informativo Afsluitdijk Wadden Center es una visita obligada para todo aquél que quiera saber más sobre el Mar de Wadden.

¡Mi consejo!

No te pierdas el Afsluitdijk de noche. Gracias a la obra futurística de Daan Roosegaarde llamada "Gates of Light", las esclusas del dique son iluminadas de forma automática al pasar el coche. ¡Todo un espectáculo!

Otros lugares de interés

  • Fries Museum (Leeuwarden): el Museo Frisón de Leeuwarden está dedicado a la cultura e historia de los frisios.
  • Scheepstimmerwerf De Hoop (Workum): muelle centenario donde se puede ver como era la construcción de los barcos en la antigüedad.
  • Fries Scheepvaart Museum (Sneek): museo sobre la historia naval de Frisia desde el siglo XVII hasta el siglo XX.
  • Museum Dr8888 (Drachten): museo de arte vanguardista con una importante colección de obras de los movimientos artísticos De Stijl y Dadaísmo.
  • Friese Meren: los lagos del el suroeste de Frisia, que están conectados los unos con los otros por ríos y canales, son el paraíso para los amantes de los deportes acuáticos. En este lugar se encuentra además el mayor número de empresas de alquiler de barcos de los Países Bajos.
  • Koninklijke Eise Eisinga Planetarium (Franeker): el planetario más antiguo del mundo data de 1781 y todavía está en funcionamiento.
  • Woudagemaal (Lemmer): estación de bombeo a vapor más grande del mundo que todavía hoy está en funcionamiento.
  • IJlst: uno de los once pueblos del Elfstedentocht y una joya desconocida al suroeste de Frisia, repleta de canales y molinos históricos.
  • Sloten: Sloten está conocido como el pueblo más pequeño de Frisia. Un lugar idílico repleto de canales y edificios históricos.
  • Makkum: este pueblo costero está conocido por su playa, que incluye un bulevar por donde pasearse, restaurantes, parques infantiles, tiendas de surf y mucho más.
  • De Kruidhof hortus van Fryslân (Buitenpost): jardín botánico donde puedes comprar plantas y hierbas, tomarte algo y visitar un museo sobre la era glacial.
  • Karma Deleg Chö Phel Ling (Hantum): un lugar muy espiritual (y curioso de ver) es el templo budista tibetano a las afueras del pueblo de Hantum, en medio de la campiña de Frisia.
  • AquaZoo (Leeuwarden): zoológico donde podrás admirar sobre todo muchos animales que viven en el agua, como osos polares, nutrias, pingüinos, focas y cocodrilos. Un zoo divertido para todas las edades. Compra aquí tus entradas.

Productos típicos de Frisia

Gracias al aislamiento con el que los habitantes de Frisia vivieron durante décadas, en estas tierras floreció una cultura y lengua propia además de razas de animales hoy en día muy valoradas, como lo son las vacas, caballos y ovejas frisias.

Los frisios se distinguen también por sus deportes, que incluyen el patinaje sobre hielo, las regatas de skûtsjes, el fierljeppen o salto con pértiga y el juego de balonmano keatsen.

En Frisia verás granjas del tipo kopp-hals-romp y stelp, pueblos terp instalados encima de colinas artificiales, campanarios de iglesias con cubiertas a dos aguas, embarcaciones llamadas skûtsjes, y por supuesto, la bandera frisia ondeando orgullosa en todas partes.

Esta también es una de las pocas provincias en las que probablemente podrás ver a gente que todavía usa zuecos de madera.

Personajes conocidos como la modelo Doutzen Kroes o el patinador Sven Kramer son asimismo de Frisia. Aunque quizás la más conocida a nivel mudial es Mata Hari. Margaretha Geertruida Zelle, alias Mata Hari, creció en la casa de Grote Kerkstraat 212 de Leeuwarden y ganó fama mundial por su trabajo como espía. Su historia es explicada en el Fries Museum.

La provincia de Frisia también está conocida por sus panes, el Fries roggebrood (pan de centeno frisio) y el Fries suikerbrood (pan de azúcar frisio), quesos como el Friese nagelkaas (queso de clavos), galletas como la kruidkoek, oranjekoek y las Fryske dúmkes, además de los embutidos, la mostaza, el licor y la cerveza local.

¡Mi consejo!

Al igual que en cualquier otro idioma, los frisios valoran mucho si la gente intenta aprender alguna palabra en su idioma. Por ejemplo, para decir hola qué tal se dice "hoi, hoe giet it?", "goeie" es para dar los buenos días y "oan’t sjen" para despedirse.

Información práctica

Cuándo visitar Frisia

Frisia es un lugar perfecto para visitar durante todo el año: en invierno para patinar sobre hielo por sus canales, en primavera y otoño para disfrutar de sus bosques y en verano para navegar en sus lagos y disfrutar de unas vacaciones relajadas en las Islas Frisias.

Eventos como los campeonatos de fierljeppen (salto con pértiga) en julio y las regatas de skûtsjesilen en agosto, o el mercado de flores de Leeuwarden, el Bloemetjesmarkt, que se celebra en el día de la Ascensión, atraen siempre a mucho público.

Dónde comer en Frisia

Como zona eminentemente agrícola y pesquera, puedes estar seguro de que en Frisia comerás estupendamente. Junto con los deliciosos productos regionales, como el pan de azúcar y las galletas frisonas, Frisia es una provincia que sorprende a nivel culinario.

  • Stek Leeuwarden (Harlingersingel 2, 8913 CJ Leeuwarden): bonito restaurante al lado del canal y con vistas a la histórica torre de Oldehove de Leeuwarden.
  • KB Food & Drinks (Keppelstraat 4, 9101 MV Dokkum): moderno restaurante en el pueblo de Dokkum. No te pierdas su delicioso high tea.
  • Picknickers (Ûtbuorren 54, 8493 MA Terherne): fabuloso restaurante sin pretensiones en medio de la naturaleza. Ideal para hacer una parada mientras que uno hace una excursión en los alrededores del lago Sneekermeer.

Dónde dormir en Frisia

Las once ciudades por las que pasa el Elfstedentocht son un destino vacacional muy popular entre los holandeses incluso cuando no hay ninguna carrera sobre patines de hielo. Aquí es donde se encuentran la mayoría de alojamientos turísticos. Otros lugares muy recomendables para hospedarse durante una visita a Frisia es en la zona natural del suroeste de Frisia y por supuesto, en las Islas Frisias. Muchos de los parques de vacaciones de Frisia están además a pie del agua y uno puede incluso amarrar su propio barco delante del bungaló o cabaña en la que se hospeda.

  • It Dreamland: glamping con casitas ecológicas de lujo en plena naturaleza y cerca del parque nacional Lauwersmeer. Muy bien adaptado para familias con niños.
  • Inn Friesland: acogedor bed & breakfast a orillas del Waddenzee y muy cerca del pueblo de Holwerd, donde se puede coger el ferry hacia la isla frisia de Ameland o hacer caminatas por las marismas.
  • ljeppershiem Vakantiepark: parque vacacional con tiny houses, cabañas de madera ecológicas y de diseño, al lado del agua.
  • Himelsk: alojamiento en una pequeña iglesia reconvertida en casa con jardín y terraza. Ideal para visitar lugares como Hindeloopen y Stavoren y recorrer los lagos y la zona natural del suroeste de Frisia.

Busca aquí más hoteles en la región.

Frisia con niños

Para las familias amantes de la naturaleza y las actividades deportivas, Frisia es un paraíso. Aquí los niños tanto pueden ir en bicicleta como hacer vela o patinar sobre hielo. Son muchas las excursiones y actividades al aire libre que se ofrecen para las familias en Frisia, desde el alquiler de barcos y canoas, hasta el avistamiento de focas o caminatas por las marismas del Mar de Wadden (recomendado a partir de 8 años).

También hay parques de atracciones como Sybrandy's Speelpark y Duinen Zathe, parques de aventuras muy divertidos como Kameleondorp y Aventoer, piscinas al aire libre y parques acuáticos como Zwembad Mounewetter o granjas educativas como la Kinderboerderij de Naturij y Kinderboerderij Doniastate.

No te pierdas tampoco los bosques como Het Hossebos, Sparjebird y el Drents-Friese Wold, que cuentan con diversas rutas para niños como los caminos sensoriales (blotevoetenpad) y los caminos de gnomos (kabouterpad) y otras actividades y juegos infantiles.

Otro lugar recomendado es el Doolhofpark en Bospaviljoen Bakkeveen, un restaurante ubicado en el bosque que cuenta con un gran parque infantil además de varios laberintos donde los pequeños pueden jugar libremente mientras los papás se toman algo.

Y para los amantes de los animales, está el el AquaZoo, el zoológico de Leeuwaarden, o el parque temático de Speelparadijs Sanjesfertier, donde los niños también podrán ver animales además de pasárselo en grande en las atracciones del parque.

En caso de lluvia, nada mejor que ir a jugar al Speelbos Joure o al Indoorspeelparadijs Landal Esonstad o darse un chapuzón en el paraíso subtropical de Swimfun.

Si lo que quieres es darle un toque cultural a vuestra visita no te pierdas el pintoresco pueblo de Hindeloopen, el Museo Frisón y el Museo de las Ciencias Naturales de Frisia, ambos en Leeuwarden, y el Museo Frisón Marítimo de Sneek. Igual de curiosos son el pueblo museo de Aldfaers Erf (Het Friese Museumdorp) y el museo de la brujas de Appelscha (Heksenmuseum de Heksehoeve). Y si a tu niño le encanta los trenes, que sepas que también hay un museo del transporte público en Ouwsterhaule, con modelos de trenes y autobuses antiguos.

De todas las Islas Frisias, Terschelling y Ameland destacan sobretodo como destinos familiares y ofrecen un gran abanico de actividades para hacer con los niños.

¡Mi consejo!

Come unas ricas pannenkoeken (tortitas holandesas) en el restaurante De Pannekoektrein de Marrum (Stasjonswei 24, 9073 GJ Marrum). Los famosos restaurantes de panqueques holandeses son siempre un éxito entre los niños, pero este de Marrum se sitúa en un tren histórico, lo que lo hace todavía más especial.

Los indispensables de Frisia

No te olvides de comprar tus entradas para estas atracciones.

Índice