¡Los mejores consejos de un local!

Islas Frisias

Índice

Las cinco islas del Waddenzee o Mar del Norte pertenecientes a Holanda son un paraíso tanto para los deportistas como los amantes de la naturaleza y los que viajan en familia. Las llamadas Waddeneilanden o Islas Frisias Occidentales, son sin duda el mejor destino vacacional de Holanda y a la vez, su secreto mejor guardado.

Entre marismas y bancos de arena

Las Islas Frisias son un conjunto de cinco islas y algunos bancos de arena pertenecientes a las Waddeneilanden, una cadena de islas en el Mar del Norte que se extienden desde los Países Bajos hasta el oeste de Dinamarca pasando por Alemania. Las islas forman una barrera natural que protege el norte de Holanda de la fuerza del Mar del Norte. Es un destino único e insólito, de gran valor natural y poco conocido fuera de las fronteras, lo que le otorga esa tranquilidad que tantos ansían al visitar las islas.

¿Sabías qué?

Las Islas Frisias son uno de los lugares más vírgenes de Europa y el mar que queda entre ellas y la tierra firme, el Mar de Wadden o Waddenzee, forma incluso parte de la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Datos de interés

  • En las Islas Frisias holandesas viven unos 81.000 habitantes, siendo Texel la isla más poblada.
  • Los holandeses utilizan la abreviación "TVTAS" para acordarse del nombre de las cinco islas habitadas por orden: Texel, Vlieland, Terschelling, Ameland, Schiermonnikoog.
  • Las Islas Frisias pertenecen a la provincia de Frisia, menos Texel, que recae sobre Holanda Septentrional.
  • En dos de las Islas Frisias, Vlieland y Schiermonnikoog, no está permitido ir en coche (a no ser que seas un isleño).
  • El Mar de Wadden o Waddenzee es una zona entre mareas o intermareal, donde la arena queda expuesta al bajar la marea o bien se cubre de agua cuando ésta sube. Fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2009.
  • Las Islas Frisias son uno de los pocos sitios en el mundo donde uno puede pasearse por las marismas.
  • Las Islas Frisias constan de un ecosistema único donde habitan aves, crustáceos y peces de todo tipo, además de focas y ovejas.

Cómo llegar a las Islas Frisias

Las Islas Frisias están conectadas con el resto de Holanda por barcos y transbordadores que navegan de forma diaria entre las islas y la tierra firme. En algunos ferry incluso se puede llevar el coche, la moto o la bicicleta.

Una vez en la isla, lo mejor es dejar el coche y desplazarse en bicicleta igual que hacen los locales. La mayoría de islas disponen además de servicio de autobuses y taxi-buses que comunican los distintos pueblos.

A continuación te indico la mejor forma de llegar a las diferentes islas holandesas.

Cómo llegar a Texel

La isla de Texel queda a tocar de Den Helder, lugar desde donde zarpan los barcos de TESO hacia Texel. El transbordador tiene capacidad para tanto coches como motos y bicicletas. El trayecto en ferry dura tan sólo 20 minutos.

Cómo llegar a Vlieland

Desde el puerto de Harlingen zarpan los barcos de Rederij Doeksen hacia Vlieland. Ten en cuenta que en esta isla los automóviles están prohibidos para los de fuera, por lo que está prohibida la entrada de vehículos al barco. El trayecto en ferry dura una hora y media.

Cómo llegar a Terschelling

Desde Harlingen zarpan diferentes barcos de Rederij Doeksen hacia Terschelling. Los hay que en 45 minutos te llevan hacia la isla de Terschelling, pero quien desee llevar el coche o la bicicleta tendrá que subirse a los barcos que tardan una hora y 45 minutos en hacer el recorrido. Se recomienda reservar para coches.

Cómo llegar a Ameland

Los barcos de Rederij Wagenborg zarpan desde el puerto de Holwerd hacia Ameland. El trayecto dura unos 50 minutos. Para llevar coche o caravana es necesario reservar por adelantado.

Cómo llegar a Schiermonnikoog

A Schiermonnikoog se llega con los barcos de Rederij Wagenborg, que zarpan desde Lauwersoog. Sólo ofrecen viajes para pasajeros, ya que los automóviles están prohibidos en esta isla. El trayecto dura unos 45 minutos.

Viajar entre las Islas Frisias

Las Islas Frisias están asimismo bien comunicadas entre si por un servicio de transbordadores, por lo que es posible para los visitantes hacer un recorrido entre las diferentes islas, lo que también se conoce como Waddenhoppen.

Ten en cuenta que el servicio de transbordadores entre las islas sólo funciona de mayo a mediados de septiembre, que los viajes en barco también dependen de las condiciones climáticas y que por lo general sólo te dará tiempo a visitar dos islas en un día.

Qué ver y hacer en las Islas Frisias

Las Islas Frisias son un verdadero remanso de paz al que acude todo el mundo que quiere desconectar. Sus playas de arena impoluta, la gran biodiversidad que ofrece y el ambiente relajado que se respira en general, es lo que hace de estas islas un destino tan único y especial.

La Islas Frisias holandesas son además el destino ideal para los amantes de la naturaleza y del deporte.

Como cada una de las Islas Frisias tiene algo de especial por ofrecer, es importante informarse de antemano para escoger qué isla visitar.

Texel

Texel es la isla más grande y con mayor población de las Islas Frisias, por lo que no es de extrañar que sea la isla con mayor oferta de ocio y entretenimiento. Den Burg es la población principal de Texel y se encuentra en su centro. Otros lugares populares son los antiguos pueblos pesqueros De Koog, Oosterend y Oudeschild.

Interesantes de visitar son el centro de información EcoMare, que trata sobre el Mar del Norte y cuenta con un centro de cuida de focas y pájaros de la zona, el museo Museum Kaap Skil, que habla de la historia de Texel y su pasado marítimo, y la reserva natural De Slufter.

¡Mi consejo!

Si nunca has estado en las Islas Frisias y dudas entre cuál es la mejor para visitar, yo te recomendaría empezar por Texel, ya que además de ser la isla más grande, es la que más opciones de diversión, entretenimiento y gastronomía ofrece, además de playas paradisíacas y muchos lugares de ensueño.

Vlieland

Vlieland es la más pequeña y tranquila de las Islas Frisias y se diferencia del resto por ser una isla sin coches. En Oost-Vlieland, el único pueblo de la isla, se pueden ver edificios antiguos como el de Tromp's Huys, la casa de un antiguo almirante.

La isla de Vlieland está además únicamente compuesta por dunas y hermosos brezales y se puede explorar perfectamente en un día a bicicleta. Una forma divertida de recorrer la zona de dunas que conforman la punta occidental de la isla es a bordo de los camiones militares de Vliehors Expres.

Terschelling

La segunda de las islas en tamaño e importancia es Terschelling, conocida entre otras cosas, por el festival de música Oerol que se celebra cada año en junio, y por su faro, el Brandaris, el faro más antiguo de Holanda. West-Terschelling es el pueblo principal de la isla, aunque no el único, ya que siguiendo la Hoofdweg puedes ir saltando de pueblo en pueblo.

Terschelling cuenta además con dos grandes espacios naturales. En la zona este de la isla se abre la reserva natural De Boschplaat, mientras que en el oeste se encuentran los bosques, colinas, campos de pastos, dunas y marismas de Noordsvaarder.

Ameland

De Ameland se suele decir que es el destino ideal para familias, ya que es una isla tranquila con todo tipo de actividades divertidas para hacer con niños. Nes es el pueblo más importante de la isla y donde se encuentra el Natuurcentrum Ameland, un museo sobre la naturaleza de la isla que incluye entre otras cosas un acuario.

El antiguo pueblo pesquero de Hollum, con nu molino de viento y el museo de historia de la isla Museum Sorgdrager, y el gran faro De Amelander, son otros de los atractivos más importantes de Ameland, además de sus playas paradisíacas y la reserva natural de dunas Het Oerd.

¿Sabías qué?

La verdadera joya de Ameland es el bote salvavidas tirado por caballos, una tradición que todavía hoy sigue viva en el Reddingsmuseum Abraham Fock. Si tienes la suerte de ver una demostración en directo ¡no te la pierdas! Allí verás 10 caballos robustos tirando de un bote de rescate por la playa y a través de las olas del mar.

Schiermonnikoog

La última de las Islas Frisias holandesas, Schiermonnikoog, es también un remanso de paz, ya que aquí tampoco está permitida la circulación de coches. Toda la isla es además un parque natural protegido, que ofrece una gran variedad de flora y fauna, en especial de aves, además de las famosas marismas holandesas por donde pasearse.

Delante del ayuntamiento de Schiermonnikoog se sitúa la estatua De Schiere Monnik, un monje cisterne que representa a que fueron los primeros habitantes de Schiermonnikoog.

Actividades y excursiones en las Islas Frisias

Las Islas Frisias son lugares excelentes para la practica de deporte: desde el ciclismo hasta el windsurf o ir a caballo. Son muchas las empresas dedicadas al alquiler de material deportivo o que ofrecen clases para los visitantes.

Una de las actividades más populares que hacer en las Islas Frisias es la de wadlopen, o lo que es lo mismo, caminar entre marismas. Una actividad que no queda fuera de riesgos, ya que un paso en vano puede ser fatal para quien no conozca el terreno. Es por eso que se ofrecen muchas excursiones con guía por las marismas holandesas desde los centros de información de turismo de las islas.

Otra actividad típica es la de hacer un jansplezier, o lo que es lo mismo, un recorrido en una carruaje histórico tirado por caballos.

Tampoco debes perderte la oportunidad de ver a las focas del Mar del Norte si estás en la zona. En lugares como Ameland se ofrecen por ejemplo excursiones en barco que te llevan a ver las focas en los bancos de arena donde suelen descansar.

Para los más aventureros existe incluso la oportunidad de lanzarse en paracaídas en Texel o Ameland o de hacer un vuelo por encima de las islas con la compañía Tessel Air.

Otra actividad que puedes hacer durante tu estancia en las Islas Frisias es la de visitar una granja de queso (kaasboerderij) como la de Wezenspyk en Texel o Pieter Peit’s Hoeve en Terschelling. Aquí puedes probar y comprar deliciosos quesos que han sido elaborados en la misma granja.

Naturaleza en las Islas Frisias

Con una superficie de 10.000 km2, la región del Waddenzee es el humedal continuo más grande del mundo. Un ecosistema único en el mundo que le ha valido la distinción de Patrimonio Mundial de la Unesco.

No es de extrañar pues que en las Islas Frisias se halla una gran variedad de plantas y especies de animales que habitan en los bancos de arena, las dunas y las marismas. Son millones las aves que pasan por las islas durante el año para abastecerse de comida. Igual de conocidos son las focas y las ovejas de las Islas Frisias.

Asimismo, es interesante saber que las Islas Frisias son un ecosistema que está constantemente en movimiento. No sólo por la subida y bajada del mar en las marismas, sino también por los fuertes vientos del Mar del Norte y las influencias climáticas, que provocan cambios y movimientos en los bancos de arena y la erosión de la costa. Es así como islotes como Rottumerplaat y Rottumeroog, que antiguamente habían estado poblados, ahora se han quedado en simples bancos de arena abandonados a los designios de la naturaleza. 

Digno de ver es el Engelsmanplaat, un banco de arena entre Ameland en Schiermonnikoog en el que decenas de miles de aves se reproducen y cientos de focas descansan.

¿Sabías qué?
Las islas del mar de Wadden surgieron después de la última glaciación de la tierra, hace unos 7000 años. La isla de Texel se diferencia del resto en este sentido por conservar una capa gruesa de arcilla de roca de la Edad de Hielo, que hace que su suelo sea mucho más fértil. Es por eso que el paisaje de la isla de Texel es totalmente diferente al del resto de las islas.

Ocio y eventos en las Islas Frisias

Las Islas Frisias holandesas son el lugar escogido para diferentes eventos durante el año, algunos de los cuales muy arraigados en la cultura de los isleños.

  • Nieuwjaarsduik Texel: cada 1 de enero se organizan en las playas de De Koog (Paal 20, Paal 9 y Paal 28) en Texel el popular baño de Año Nuevo.
  • Festival Oerol: cada junio se celebra este popular festival de música y teatro en Terschelling.
  • Marktdraverij boerenpaarden: trote anual de caballos en Midsland (Terschelling), que se organiza cada año a principios de septiembre.
  • Schapenfokdag: cada primer lunes de septiembre se celebra en Den Burg (Texel) el día de cría de ovejas, o lo que es lo mismo, la inspección anual de las ovejas.
  • Beestenmerk Midsland: este mercado tradicional de animales se organiza cada segundo jueves de septiembre en Midsland (Terschelling) e incluye una feria callejera.
  • Texel Culinair: a mediados de septiembre tiene lugar el evento culinario de Texel, en el que se ofrecen todo tipo de degustaciones echas por los restaurantes de Texel.
  • Strender Visrookwedstrijd: concurso de pescados ahumados de Texel, que tiene lugar a mediados de septiembre en Oosterend.
  • Xterra (Tri-Ambla): la triatlón de Ameland, que se organiza a finales de septiembre.
  • Kuiper Brandarisrace: el mayor de los eventos de navegación de veleros clásicos tiene lugar en West-Terschelling (Terschelling) en octubre.
  • De Berenloop: la maratón de Terschelling se organiza cada año a principios de noviembre y atrae siempre a muchos participantes, ya que está calificada como una de las más bonitas y duras del país.
  • Filmfestival Terschelling: a mediados de noviembre tiene lugar el festival de cine de Terschelling.
  • Ouwe Sunder: en Texel tiene lugar cada diciembre el Sunderklaas, una representación de la actualidad de la isla en forma teatral.
  • Kerstcross: como cada año, el 26 de diciembre se organiza en Vlieland una divertida carrera recreativa.

Compras en las Islas Frisias

En los principales pueblos de las Islas Frisias holandesas encontrarás todo tipo de tiendas, la mayoría de las cuales especializadas en souvenirs o productos típicos de las islas, como cervezas, licores y quesos. Las islas también cuentan con varios mercados y mercadillos, sobretodo en los meses verano, y en De Koog (Texel) las tiendas abren cada domingo.

Dónde comer en las Islas Frisias

Son muchos los restaurantes y cafés de que dispones en las Islas Frisias. Sobretodo las islas de Texel y Terschelling tienen una amplia y buena oferta culinaria, a menudo basada en productos de la zona, como el pescado, los mariscos y crustáceos del Mar del Norte o el cordero de Texel. Aunque lo mejor estando en la costa holandesa, es visitar alguno de los chiringuitos de playa o strandbars y disfrutar de una buena cerveza con unas bitterballen con vistas al mar. Ten en cuenta que en invierno son muchos los locales que cierran.

Algunas de mis recomendaciones:

  • Bij Jef Restaurant & Hotel (Herenstraat 34-36, 1797 AJ Den Hoorn Texel): la dirección para una buena experiencia culinaria en la isla de Texel.
  • 't Badhuys (Badweg 3, 8899 BV Oost-Vlieland): bonito chiringuito de playa en la isla de Vlieland.
  • LOODS (Willem Barentszkade 39, 8881 BD West-Terschelling): restaurante informal, adecuado para grupos o para ir con niños, con una muy buena ubicación en West-Terschelling.

Dónde dormir en las Islas Frisias

Como popular destino turístico que son, en las Islas Frisias holandesas encontrarás un gran abanico de alojamientos, para todos los gustos y bolsillos. Desde hoteles y b&b familiares (como el hostal Sier aan Zee), hasta campings de lujo (como Camp Silver o las Texel Yurt’s en la isla de Texel) y casas vacacionales de ensueño (como De Grote Beer en Ameland). Ten en cuenta que los precios en temporada alta son más elevados que en temporada baja.

  • Qurios Ameland: el parque vacacional de Qurios en Ameland es ideal para ir en familia y sus chalets son modernos, espaciosos y tienen unos grandes acabados.
  • Stayokay Terschelling: bonito y bien ubicado albergue en Terschelling, con habitaciones tanto para familias como para grupos. Excelente relación calidad-precio.
  • Little Lighthouse Texel: acogedora cabaña de madera en la isla de Texel, con zona de jardín privada.
  • Nieuw Leven Texel: nuevo b&b en la isla de Texel con piscina al aire libre y parque infantil entre otras facilidades.

Cosas típicas de las Islas Frisias

Las Islas Frisias holandesas gozan de una cultura popular y tradiciones muy propias, como lo son sus trajes regionales, el dialecto e incluso costumbres como la pesca, el peinar la costa en busca de tesoros que han sido expulsados por el mar (lo que se conoce como jutten) o el de ofrecer paseos en carruajes arrastrados por caballos (janplezier) a los visitantes.

En todas las islas encontrarás además el típico faro, un lugar muy fotogénico que en muchos casos puedes incluso visitar por dentro. En Terschelling se encuentra además el faro más antiguo de Holanda, el Brandaris, construido en el año 1594.

Productos típicos

Son varios los productos que se producen en las islas: queso, lana, carne de cordero, cerveza, licores... Marcas como las cervezas TexelsTexels Skuumkoppe gozan de gran fama incluso fuera de las islas. Y como souvenir, no dejes de comprar una botella de licor Juttertje, típico de la isla de Texel. 

Otros consejos para visitar

Mejor momento para viajar a las Islas Frisias

Las Islas Frisias son especialmente populares en verano, que es cuando más visitantes reciben. Aunque en invierno muchos restaurantes y hoteles cierran y circulan menos transbordadores, una visita a las islas es recomendable en cualquier época del año: en verano para disfrutar de la playa y el buen tiempo, y en invierno para airearse y disfrutar de la calma de las islas.

Direcciones prácticas 

  • Punto de Información Turística: cada isla tiene su oficina de turismo, como VVV Texel (Emmalaan 66, 1791 AV Den Burg)
  • Policía: Politie Texel (Pontweg 104, 1791 LB Den Burg)
  • Hospital: en las islas sólo hay médicos de cabecera y ambulancias. Noordwest Ziekenhuisgroep en Den Helder y MCL Harlingen en Harlingen, son los hospitales más cercanos.
  • Farmacia: De Texelse Apotheek (Weverstraat 95, 1791 AC Den Burg)

Mapa de las Islas Frisias

Índice