¡Los mejores consejos de un local!

Coffee shops en Holanda

Coffee shops en Holanda
Índice

Los Países Bajos han ganado fama mundial, entre otras cosas, por sus políticas más tolerantes respecto al consumo de drogas. Para ello disponen de los llamados coffee shops o coffeeshops, establecimientos donde se venden drogas blandas como la marihuana y el hachís. En esta página te cuento cómo funcionan estos coffee shops, qué productos venden, quién puede visitarlos y dónde los puedes encontrar. Recuerda que para el bien de tu salud y seguridad, lo mejor es no consumir drogas.

Qué son y cómo funcionan los coffee shops en Holanda

Los coffee shops (o coffeeshops) son establecimientos en los que se permite la venta y consumo de drogas blandas, o lo que es lo mismo, la marihuana y el hachís.

Es muy importante no confundir a los coffeeshop con los koffiebar o café, que es como se llama a las cafeterías y bares en Holanda. De hecho en un coffeeshop no se consumen bebidas alcohólicas, sólo cafés y refrescos, además de drogas blandas.

Los coffee shops son fácilmente reconocibles, entre otras cosas, por el olor que desprenden y su aspecto. Suelen tener carteles de neón que los anuncian y están decorados con temáticas tan variopintas como una isla tropical jamaicana o un auténtico saloon del lejano oeste. En ocasiones tienen incluso un guardia de seguridad en la puerta que controla la entrada de los clientes. Los coffeeshops oficiales holandeses tienen además una etiqueta de licencia verde y blanca en la ventana.

Una vez dentro, el aspecto de los coffee shops suele ser el de un bar normal pero con olor a marihuana, donde detrás de la barra se guardan todo tipo de drogas blandas. El ambiente en el interior de estos locales es además siempre muy relajado y jovial.

El horario de apertura de los coffee shops en Holanda es bastante amplio. ¡Los hay que abren a las 7:00 h de la mañana y no cierran hasta la 01:00 h de la noche!

Qué drogas venden en un coffee shop

Los coffee shops holandeses no dejan de ser unas cafeterías donde se ofrece un menú con todo tipo de productos derivados del cannabis, como la marihuana (wiet) y el hachís (hasj), ya sea en forma de porro, pastel, pipa o vaporizador.

El cliente puede consumir la droga tanto en el mismo bar, mientras se toma un refresco o café, como en su casa. Uno puede por ejemplo comprar la hierba y todo lo necesario para hacerse un porro o bien comprar la hierba ya liada.

Lo que no está permitido en estos establecimientos es fumar cigarros o tomarse bebidas alcohólicas. Tampoco está permitido es el consumo de drogas en la calle y que la compra exceda los 5 gramos.

Quién puede entrar a un coffee shop

La entrada a los coffee shops en Holanda está permitida sólo a los mayores de 18 años. Asimismo, el consumo de drogas blandas en Holanda sólo está permitido a los mayores de 18 años, mientras que el resto de drogas son ilegales.

Una restricción muy importante que se ha añadido en los últimos años es la prohibición de turistas en los coffee shops. Ahora mismo sólo los residentes en los Países Bajos, es decir, los que tengan su dirección (residencial) en un municipio holandés y, por lo tanto, estén registrados allí, pueden visitar un coffeeshop y comprar o consumir algo.

Los propietarios de los coffee shops están obligados a cumplir con esta norma por lo que deben comprobar que solo entren residentes de los Países Bajos mayores de 18 años a su local. Es por eso que para visitar un coffee shop es necesario llevar un documento de identidad válido o permiso de residencia y un extracto de la Base de Datos de Registros Personales Municipales (BRP), con los cuales se puede comprobar la edad y que uno es residente del lugar.

Es importante recalcar que en ciudades como Ámsterdam, en la que la mayoría de los coffeeshops viven del turismo, esta última medida se pasa más por alto. La policía no controla de forma activa ni suele amonestar a los turistas que consumen cannabis sin causar molestias.

¿Sabías qué?

Aunque el uso recreativo de las drogas blandas como la marihuana y el hachís esté tolerado en Holanda, sólo una pequeña parte de la población es realmente consumidora.

Normativa de los coffee shops en Holanda

La venta de drogas, tanto blandas como duras, es un delito en Holanda, pero no para los propietarios de los coffeeshops, a los que se les permite vender productos derivados del cannabis bajo unas condiciones muy estrictas.

De cara a la venta de marihuana y hachís, los coffeeshops deben cumplir las siguientes normas:

  • El stock del local no puede exceder los 500 gramos.
  • No se pueden vender más de 5 gramos de drogas blandas por persona y día.
  • No se pueden vender drogas duras.
  • No se debe servir alcohol.
  • Está prohibido el acceso y la venta a nadie que no sea residente de los Países Bajos.
  • No se permite la entrada de menores ni la venta de drogas blandas a menores.
  • No se pueden causar molestias al vecindario.
  • Las drogas y el coffeeshop no deben publicitarse.

Dónde fumar marihuana en Ámsterdam

En toda ciudad holandesa que se precie encontrarás un coffeeshop, sobretodo en el centro de la ciudad. En ciudades como Ámsterdam el número de coffeeshops por habitante es todavía mayor, ya que son muchos los turistas que vienen a Ámsterdam con la idea de visitar un coffeeshop. El Barrio Rojo de Ámsterdam es el lugar donde se concentra la mayoría de estos establecimientos.

A continuación te doy una lista de coffee shops en Ámsterdam que no te puedes perder.

  • The Bulldog The First (Oudezijds Voorburgwal 90): el coffeeshop más antiguo de Ámsterdam con varias sucursales por la ciudad.
  • Dampkring Coffeeshop (Handboogstraat 29): uno de los coffeeshops más famosos de Ámsterdam, en el que se rodó una escena de de la película "Ocean's 12".
  • Barney's Coffeeshop (Haarlemmerstraat 102): el coffeeshop más original de Ámsterdam, galardonado varias veces con el premio “High Times Cup”.

Lee aquí mi guía sobre el Barrio Rojo de Ámsterdam.

Barrio Rojo Amsterdam de noche
El Barrio Rojo de Ámsterdam de noche
¿Sabías qué?

No sólo Ámsterdam es un popular destino del turismo del porro. Otras localidades fronterizas como Maastricht, Venlo y Rosendaal también son muy visitadas por turistas (sobretodo alemanes, belgas y franceses) que cruzan la frontera en busca de estos estupefacientes.

Consejos para visitar un coffee shop en Holanda

  • Si piensas fumar marihuana en un coffeeshop, es importante que lo hagas con el estómago lleno.
  • Si no sabes qué escoger, prueba las variedades de marihuana clásica como la White Widow y la Amnesia Haze.
  • Pregunta siempre por los efectos de la droga que vas a consumir y escoge, si es posible, la variedad biológica, que no contiene pesticidas.
  • La hierba holandesa tiene fama de ser fuerte, por lo que dependiendo de lo que estés acostumbrado a fumar, puede que lo sientas como el doble de fuerte. Por norma general, cuanto más cara sea la droga, más potente será. Los efectos de la droga pueden durar hasta 2-4 horas.
  • Lleva contigo el pasaporte, DNI o BRP (si resides en Holanda) si vas a visitar un coffeeshop en Holanda.
  • No compres grandes cantidades. Ten en cuenta que está prohibido llevar drogas en tu equipaje o volar bajo los efectos de las drogas.
  • No consumas las drogas en la calle ni causes estragos en el vecindario.
  • No combines el uso de las drogas con el alcohol.
  • No compres ni consumas nada que no venga de un vendedor homologado. Evita a toda costa los vendedores ilegales de drogas.
  • No conduzcas ni vayas en bicicleta si has tomado drogas.

Otros lugares de interés

Museo de la marihuana en Ámsterdam

Para aprender más sobre la marihuana y sus usos, puedes hacer una visita al museo Hash Marihuana & Hemp Museum de Ámsterdam, donde también podrás probar sus efectos en la denominada "zona de vaporización".

Tiendas de setas alucinógenas

Además del cannabis que se vende en los coffeeshops de Holanda, también es posible comprar setas alucinógenas en las tiendas llamadas smart shop. En estas tiendas encontrarás, además de hongos, todo tipo de artículos relacionados con la marihuana y el hachís, como semillas, kits de cultivo y souvenirs. Ahora bien, ten en cuenta que experimentar con estas setas es mucho más peligroso que fumar hierba.

Tiendas de semillas de marihuana

Para los que deseen cultivar sus propias plantas de marihuana, en Holanda también existen tiendas especializadas con semillas y todo tipo de kits de de cultivo de marihuana. Son las llamadas grow shop o cannabiswinkel. Ahora bien, ten en cuenta que el cultivo de marihuana en Holanda es ilegal y que sólo se permite como mucho tener 5 plantas de cáñamo en casa.

The Amsterdam Cannabis Cup

The Amsterdam Cannabis Cup es un evento que suele tener lugar en noviembre en Ámsterdam en el cual se hacen exposiciones y conciertos en los coffeeshops de Ámsterdam, donde los expertos se encuentran y presentan sus últimas invenciones en el mundo del cannabis.

Historia del cannabis y los coffee shops en Holanda

Los Países Bajos conocen una larga historia de tolerancia y pragmatismo hacia las drogas, basándose en la idea de que si es imposible prohibir el consumo de drogas, lo mejor que puedes hacer es regular el sistema.

De hecho desde el siglo XVII que Holanda ya importaba y distribuía opio y cocaína de las Indias Orientales Holandesas, de las que obtenía grandes ingresos. Una práctica que duró hasta el siglo XX.

El consumo de cannabis era asimismo conocido pero menos popular. Existe por ejemplo un cuadro del artista flamenco Adriaen Brouwer de 1636 en el que se ve a un un hombre con una jarra de cerveza en una mano y una pipa en la otra, asombrado por los efectos del cannabis que se está fumando.

En aquella época la planta del cáñamo solía cultivarse con fines industriales en todos los Países Bajos, entre otras cosas, para hacer velas y cuerdas. Pero también los había que lo vendían para fumar. En la época el cannabis era a menudo mezclado con el tabaco y fumado en pipas de piedra de Gouda como la del cuadro de Adriaen Brouwer. A los que fumaban cannabis se les llamaba además "toeback-drinckers" (bebedores de tabaco).

A principios del siglo XX cada vez más países, encabezados por los Estados Unidos, querían restricciones respecto al consumo de drogas, lo que llevó a la redacción de la Convención Internacional del Opio durante la conferencia internacional de La Haya en 1912. Esta Ley del Opio, que prohibía las drogas tanto duras como blandas, entró en vigor en 1919 en los Países Bajos.

En la década de los años 1960 y 1970 los jóvenes empezaron a experimentar con el cannabis en las discotecas y salas de concierto holandesas y es así como surgió la política de tolerancia ante las drogas en los Países Bajos en 1976, que descriminalizó la posesión de drogas blandas como la marihuana y el hachís para uso personal.

El primer coffee shop de Ámsterdam, el Mellow Yellow, nació asimismo en 1972, en una panadería ocupada por Wernard Bruining y sus amigos hippies en la calle Weesperzijde número 53.

Tan sólo veinte años después de la apertura del Mellow Yellow, eran ya más de 400 los coffeeshops en la ciudad.

En la actualidad se estima que un 25%-30% de los turistas que visitan Ámsterdam vienen atraídos por estos establecimientos. Es lo que se conoce como el "drugstoerisme" (turismo de drogas o turismo de porros), un fenómeno contra el cual el ayuntamiento de Ámsterdam lleva años luchando.

Como consecuencia del endurecimiento de las leyes sobre de los estupefacientes, en los últimos años el número de coffee shops en las calles holandesas se ha ido reduciendo. De los 400 coffee shops con que contaba Ámsterdam, en la actualidad sólo quedan 200.

Preguntas frecuentes acerca de las drogas en Holanda

¿Qué drogas son legales en Holanda?

Los Países Bajos están conocidos por sus políticas liberales. Pero lo que muchos visitantes no saben es que en realidad todas drogas están prohibidas en Holanda. Sin embargo, el gobierno ha desarrollado una política de tolerancia que permite tener cannabis (marihuana y hachís) y hongos recreativos en pequeñas cantidades. Estos siguen siendo ilegales pero tolerados, o lo que es lo mismo, "gedogen".

¿Es la marihuana legal en Holanda?

La marihuana no es legal en los Países Bajos, si no que está despenalizada.

En Holanda está permitido tener pequeñas cantidades de drogas blandas (5 gramos de cannabis como máximo y hasta 5 plantas de cáñamo) para consumo propio siempre que seas mayor de edad. En el hipotético caso de ser arrestado, uno no será procesado pero si que se puede exigir que se entregue la droga.

Lo que no está permitido en Holanda es fabricar, poseer, vender, importar o exportar cannabis a gran escala, cosa que dificulta el abastecimiento de los coffee shops, que tienen que hacer uso del mercado negro para abastecerse de drogas. Este último punto hace que los dueños de los coffee shops vivan en un continuo vacío legal.

¿Se puede fumar marihuana en la calle en Holanda?

El consumo de drogas como la marihuana en las vías públicas no está permitido. Para este fin dispones justamente de los famosos coffee shops. Pero en la práctica, mientras que uno no moleste a nadie, la policía no suele actuar.

¿A partir de qué edad se puede fumar marihuana en Holanda?

El consumo de drogas blandas en Holanda está permitido a partir de los 18 años de edad.

Índice