¡Los mejores consejos de un local!

Barrio Rojo de Ámsterdam

Índice

El Barrio Rojo de Ámsterdam, o rosse buurt en holandés y red light district en inglés, es uno de los iconos y reclamos turísticos más grandes de Ámsterdam. Y tiene su lógica, ya que ¿en qué otra parte del mundo es posible ver prostitutas ofreciéndose a la luz del día y de forma legal? El Barrio Rojo en Ámsterdam es con sus burdeles, sex shops y coffee shops todo un mundo aparte, encallado justo en medio del centro histórico de la ciudad. La mejor forma de descubrir la historia del Barrio Rojo de Ámsterdam es de la mano de un guía, aunque también hay mucho que ver dándose un simple paseo por la zona.

Cómo llegar al Barrio Rojo de Ámsterdam

El Barrio Rojo de Ámsterdam se sitúa cerca de la estación central de Ámsterdam, en una de las partes más antiguas de la ciudad conocida como De Wallen. Está formado por un conjunto de calles donde abundan los prostíbulos, las tiendas de productos eróticos y los coffee shops, situados entre el canal de Oudezijds Achterburgwal y la Warmoesstraat, con la iglesia Oude Kerk como epicentro.

Tour Barrio Rojo Ámsterdam

Aunque es posible visitar el Barrio Rojo de forma libre tanto de día como de noche, lo mejor es hacerlo de la mano de un guía. De este modo podrás conocer mucho mejor la historia del Barrio Rojo de Ámsterdam y sus miles de anécdotas.

Hoy en día son muchas las empresas que ofrecen tours en español en el Barrio Rojo de Ámsterdam, ya sean sobre la prostitución o las drogas. Ten en cuenta que por una normativa nueva, estos tours no pueden ser de más de 15 personas a la vez, por lo que los grupos grandes han de ser divididos. Dado el contenido sexual de los tours en el Barrio Rojo, es necesario ser mayor de edad para poder participar en ellos.

Reserva aquí tu tour guiado en español

Qué ver en el Barrio Rojo de Ámsterdam

El Barrio Rojo de Ámsterdam es un conjunto despampanante de edificios históricos rodeados de escaparates con prostitutas, tiendas de sex shop, coffee shops donde el consumo de drogas es legal y un sinfín de bares, discotecas, tiendas y museos de lo más peculiares. Al caer la noche el barrio toma el color rojo de los prostíbulos y sus callejuelas se convierten en lugares pecaminosos repletos de gente joven con ganas de marcha.

Los burdeles

Uno de los principales reclamos del Barrio Rojo de Ámsterdam y que le da su nombre, es el de los escaparates rojos donde se pueden ver a las prostitutas ofreciéndose al público. Suelen estar en ropa interior, mirando a la calle o bien sentadas leyendo un libro. Cada prostituta es la dueña de su cabina, donde mantiene relaciones sexuales con su cliente. En caso de que tenga un cliente, la cortina (que siempre es de color rojo) estará cerrada para así poder preservar su intimidad.

Aunque las prostitutas pueden establecer sus propias tarifas, la tarifa mínima un por servicio de 15 minutos es de 50€. Todo depende de lo que se las pida y de su disposición. Si el cliente no les gusta tienen además el derecho a rechazarlo.

Alrededor del Oudezijds Achterburgwal, Oudezijds Voorburgwal y la Oude Kerk es donde se encuentran la mayoría de las ventanas con prostitutas. La mayoría de estas trabajadoras sexuales suelen ser mujeres, muchas de la Europa del Este, así como latinoamericanas y de otras nacionalidades. También existen transexuales que se dedican a la prostitución, pero estas suelen estar en las ventanas de las zonas adyacentes a las calles principales.

¡Mi consejo!

La mejor forma de descubrir lo que es la realidad de las trabajadoras de detrás los escaparates del Barrio Rojo, es haciendo un tour guiado con una trabajadora sexual. Estos tours se ofrecen sólo en inglés y en grupos reducidos, pero son la mejor forma de adentrarse dentro del mundo de las profesionales del sexo. Reserva aquí tus entradas.

Los sex shops

Alrededor de los burdeles del Barrio Rojo son muchas las tiendas especializadas en productos eróticos que te puedes encontrar. Una de las más originales y que no debes perderte es la tienda Condomerie en la calle Warmoesstraat número 141. Abierta en 1987, se la conoce como la primera tienda especializada en preservativos del mundo y vende como su nombre indica condones de todo tipo, colores y tallas, además de otros productos relacionados.

Locales de espectáculos

También son muchos los locales de striptease y de espectáculos eróticos que te encuentras en el Barrio Rojo de Ámsterdam. Uno de los más famosos es el BonTon (Stadhouderskade 64), que ofrece asimismo tours guiados con un profesional del sexo. En el Hospital Bar (Oudezijds Achterburgwal 97), unas enfermeras encantadoras se encargan de los "enfermos" a base de bebidas y espectáculos eróticos, mientras que en el teatro Casa Rosso (Oudezijds Achterburgwal 106-108), se ofrecen espectáculos de sexo en vivo, striptease y sadomasoquismo suave.

Los coffee shops

Además de la prostitución, De Wallen es famoso por el gran número de coffee shops que tiene. Estos son los locales donde la venda y consumo de drogas blandas como la marihuana está permitido. Los coffee shops del Barrio Rojo son un lugar muy frecuentado por turistas, que vienen atraídos por lo que se conoce como el turismo de droga. En muchos casos suelen embriagarse con drogas y alcohol, lo que hace del Barrio Rojo un lugar menos seguro al caer la noche.

Museo de la Marihuana

Para aprender más sobre la marihuana y sus usos, puedes hacer una visita al museo Hash Marihuana & Hemp Museum de Ámsterdam, donde también podrás probar sus efectos en la denominada "zona de vaporización".

¿Sabías qué?

Los Países Bajos son el único país de la Unión Europea donde se permite la venta y consumo de la marihuana y sus derivados. Ahora bien: sólo se permiten 5 gramos de cantidad máxima por cliente y lo paradójico es que los coffee shops no pueden comprar la marihuana legalmente, ya que el cultivo y la venta de la marihuana a los coffee shops no está permitido.

Museos del sexo y la Prostitución

Como no podría ser de otra manera, en el Barrio Rojo hay varios museos de temática erótica, como lo son el Museo Erótico, dedicado al placer y las diversas expresiones del erotismo, y el el Red Light Secrets, un museo para los interesados en el mundo de la prostitución. En este museo descubrirás lo que se esconde detrás de las luces y cortinas rojas, cómo es el trabajo de las prostitutas, cómo son sus cabinas por dentro, cuánto ganan y miles de anécdotas más. El recorrido por el museo incluye una foto en un escaparate bajo las luces rojas.

Edificios históricos

Sexo y drogas aparte, el Barrio Rojo de Ámsterdam cuenta con edificios históricos de gran valor, como la Oude Kerk y el De Waag, además de bellos canales, restaurantes, cafeterías y tiendas de todo tipo. Es un lugar muy turístico pero que merece la pena visitar.

Entre otros lugares destacables, merece la pena visitar el museo Ons' Lieve Heer op Solder, una imponente casa de canal del siglo XVII que cuenta con una iglesia católica clandestina, y echar un vistazo a la casa 't Aepgen (Zeedijk 1), que es una de las dos únicas casas medievales de madera que se han conservado en Ámsterdam (la otra está en el Begijnhof).

Otra información de interés

  • Las trabajadoras sexuales están tanto de día como de noche tras las ventanas, pero la actividad en la zona empieza realmente al caer la noche. Mientras que durante el día es posible caminar por el Barrio Rojo de forma tranquila, por la noche se concentra mucha más gente en sus calles, la mayoría de los cuales turistas en búsqueda de fiesta, drogas, alcohol y sensaciones nuevas.
  • Por respeto, no está permitido fotografiar a las profesionales del sexo en sus ventanas.
  • El epicentro gay de Ámsterdam se encuentra en el Warmoesstraat.
  • En el Barrio Rojo hay muchos carteristas y vendedores ilegales de drogas, por lo que hay que ir con cuidado. Si te encuentras en cualquier situación desagradable no dudes en ponerte en contacto con la policía, que está asimismo muy presente en la zona.
¿Sabías qué?

El Barrio Rojo no es el único barrio con prostitutas de Ámsterdam. En la calle Singel y Spuistraat (entre Raadhuisstraat y la estación central) y en Ruysdaelkade (en el barrio De Pijp) también encontrarás ventanas rojas con mujeres ligeras de ropa.

Historia del Barrio Rojo

Se conoce la presencia de prostitutas en la zona del Oude Zijde ya desde el siglo XV. La prostitución en cabinas como la conocemos ahora es más reciente, de los años 1930. La policía de entonces no permitía a las prostitutas atraer a los clientes desde sus puertas, pero sí si estaban sentadas detrás de ventanas con las cortinas entreabiertas. Es así como a partir de la década de 1960 la prostitución aumentó considerablemente en el Barrio Rojo. Esta se configuró como trabajo totalmente legal a partir de la legalización de los burdeles en los Países Bajos en el año 2000.

En la actualidad el Barrio Rojo de Ámsterdam se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de Ámsterdam. Sus más de 400 profesionales del sexo, ya sea detrás de las ventanas o en alguno de los múltiples espectáculos eróticos, atraen a un gran número de público y han dado fama mundial al barrio, que a su vez sufre bajo los efectos de la masificación turística y el turismo de drogas.

¿Sabías qué?

Se dice que la prostitución es uno de los trabajos más antiguos del mundo. En Holanda la prostitución es legal desde el año 1811 y los burdeles desde el año 2000, cosa que permitió a las trabajadoras sexuales mejorar su situación laboral en el país. Muchas de estas trabajadoras son las dueñas de sus escaparates y han de pagar como cualquier otro empresario sus impuestos.

Índice