¡Los mejores consejos de un local!

Autobús en Holanda

Índice

La red de autobuses en los Países Bajos cubre los diferentes barrios de ciudades y pueblos del país. De este modo, incluso los lugares donde no llega el tren, están bien comunicados. Para coger el autobús sólo necesitarás una tarjeta de transporte como la OV-chipkaart o pagar un billete sencillo al conductor.

Viajar en autobús en Holanda

Ir en autobús en Holanda es una forma de transporte confortable para las distancias cortas o cuando no se dispone de bicicleta.

El funcionamiento del autobús es parecido al que ya conoces: se sube por la parte delantera validando tu título de viaje en la máquina que queda al lado del conductor.

Los autobuses acostumbran a estar dotados con pantallas que te indican el recorrido y cual es la siguiente parada.

Para solicitar una parada pulsas en el timbre y sales del autobús validando de nuevo tu billete en la máquina y saliendo por la puerta de atrás.

Billetes de autobús en Holanda

Para subir al autobús es necesario tener un título válido de transporte, como las tarjetas OV. En caso que no lo tengas, siempre puedes comprar un billete sencillo al conductor, que suele rondar los 5€ (sin importar el destino final) y sólo se puede pagar con tarjeta PIN.

Red de autobuses en Holanda

En Holanda el sistema de autobuses ha sido privatizado, por lo que según la ciudad o la zona donde te encuentres, te encontrarás con una u otra compañía de autobús. Las tarifas variarán asimismo según la zona y el recorrido que hagas, pero para todas ellas deberás de hacer uso de tu OV-chipkaart o bien comprar un billete sencillo.

Compañías como Connexxion, Breng y Qbuzz son algunas de las más conocidas en el país.

¿Sabías qué?

La mayoría de autobuses en Holanda son hoy en día eléctricos.

Autobuses internacionales

En algunas ciudades como Ámsterdam y Arnhem tienen además parada los autobuses que viajan por Europa de compañías de autobuses como Flixbus.

Horario de autobuses en Holanda

La mayoría de los autobuses funcionan solo de día hasta las once o doce de la noche. En algunas ciudades como Ámsterdam, Utrecht, Róterdam y La Haya existen además buses nocturnos, los llamados nachtbus.

La frecuencia con la que pasa el autobús dependerá de lo importante que sea la ruta y del día: pueden venir desde una vez cada hora o media hora hasta cada cuarto de hora. Sobretodo en los fines de semana y festivos suelen haber menos autobuses.

Los horarios del autobús se encuentran pegados en las paradas de autobús y son además fáciles de consultar también por internet. Apps como 9292 te dejan además calcular tu ruta a tiempo real. Algunas paradas de autobús cuentan además con un reloj que indica cuánto tiempo falta hasta que llegue el próximo autobús.

Servicios de los autobuses en Holanda

Los autobuses holandeses están dotados de asientos para personas mayores, embarazadas o gente con menor movilidad. También disponen de una zona dónde dejar los coches de bebés y sillas de ruedas. Estos usuarios pueden asimismo hacer uso de las rampas que los autobuses tienen para entrar y salir por la puerta de atrás.

Todos los autobuses vienen hoy en día con pantallas que indican el recorrido y cual será la próxima parada, por lo que es muy fácil orientarse y saber dónde estás incluso si no conoces la zona.

También hay servicios especiales de autobuses para ir a los diferentes aeropuertos del país.

Lee más sobre:

Índice