¡Los mejores consejos de un local!

Canales en Ámsterdam

Índice

Ámsterdam es también conocida popularmente como la Venecia del norte, y eso es gracias a sus innumerables canales, los grachten. Esta construcción tan singular y de gran valor histórico, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2010, es uno de los símbolos más importantes de Ámsterdam que no debes de dejar de visitar. 

Cómo llegar a los canales de Ámsterdam

El Grachtengordel, o lo que es lo mismo, el cinturón de canales de Ámsterdam, se encuentra en el núcleo histórico de la ciudad de Ámsterdam, siendo bordeados por el río IJ en la zona norte y el Singelgracht en el sur y oeste y el río Amstel por el este. Son un total de 100 kilómetros de canales los que rodean y configuran el centro de Ámsterdam.

Los canales más famosos y con más solera son el Prinsengracht, el Keizersgracht y el Herengracht, que quedan a tocar de la estación central y de la plaza de Dam.

Qué ver y hacer en los canales de Ámsterdam

Una visita a la ciudad de Ámsterdam no está completa sin haberse paseado por sus famosos canales, ya sea a pie, en bicicleta o en barco. En ellos encontramos numerosos museos, casas y palacios majestuosos de la época de oro de los Países Bajos, barcos y puentes de todo tipo e incluso casas flotantes. A continuación te hago un resumen de los lugares más importantes por visitar en los canales de Ámsterdam.

Canales de prestigio

El Prinsengracht, Keizersgracht y Herengracht son los tres canales más importantes y conocidos de Ámsterdam. Junto con el Singel y el Singelgracht forman lo que está conocido como el Amsterdamse grachtengordel. A sus orillas se encuentran algunas de las mansiones más bonitas de la ciudad, puentes desde donde sacar miles de fotos bonitas y lugares tan simbólicos como la Casa de Ana Frank o el Mercado de las Flores de Ámsterdam.

Singel

El canal más corto del grachtengordel es el Singel y discurre desde la estación central hasta el río Amstel, donde se encuentra la Munttoren (Torre de la Moneda). Uno de los alicientes de este canal es el famoso Mercado de las Flores de Ámsterdam.

Prinsengracht

De los principales canales de Ámsterdam, el Prinsengracht o Canal del Príncipe es el tercer canal en importancia. En sus orillas encontramos lugares tan emblemáticos como la Casa de Ana Frank y las iglesias Noorderkerk, la Westerkerk y la Amstelkerk.

En este canal se ubican además varias casas flotantes y un museo en el que se explica cómo es la vida dentro de una casa flotante, el Houseboat Museum (Museo Casa Flotante).

Keizersgracht

El llamado Canal del Emperador, Keizersgracht, es el segundo de los canales de más importancia de Ámsterdam y asimismo el más ancho. Aquí hay edificios tan curiosos como la Huis van de Hoofden (la Casa de las Cabezas) y la iglesia Onze Lieve Vrouwekerk, además de museos para los amantes del arte como el museo de fotografía Huis Marseille y el museo de arte moderno FOAM.

No te pierdas la casa-museo de la familia Van Loon, que queda en el número 672. Un ejemplo vivo de como vivían los ricos durante el Siglo de Oro en Holanda.

Herengracht

El Herengracht o Canal de los Señores está considerado como el canal más importante de la ciudad y ha estado habitado siempre por las familias más acomodadas de la ciudad. El llamado Gouden Bocht (la Curva de Oro), la parte del canal de Herengracht entre las calles Leidsestraat y Vijzelstraat es donde vivían los Amsterdammers más ricos de la ciudad.

Curioso de ver es la casa-museo Huis Bartolotti en el número 179, que en su época fue una de las casas más grandes de Ámsterdam.

¿Sabías qué?

Antaño se pagaban impuestos según el ancho de la fachada, así que las casas solían ser estrechas pero con mucha profundidad. En las casas de los ricos no era este el caso: aquí premiaba el mostrar su riqueza, así que los ricos se hacían las casas lo más ancho posible.

Singelgracht

El canal más periférico, el Singelgracht, solía funcionar como el límite de la ciudad. Pasa por lugares conocidos como el Vondelpark, el Rijksmuseum y la Heineken Experience.

Si hace buen tiempo, no dejes de visitar el bar de Waterkant, que dispone de una terraza soleada con unas vistas estupendas al Singelgracht.

Museo de los Canales

Si te ha gustado ver los canales de Ámsterdam o te interesa saber más sobre ellos, no dudes en hacer una visita al museo de los canales llamado Het Grachtenhuis. Este se sitúa en el mismo Herengracht y cuenta la historia de Ámsterdam, sus canales y las fantásticas casas que hay en ellas.

El puente Magere Brug

Uno de los puentes más emblemáticos de Ámsterdam es el Magere Brug, que lo encontramos sobre el río Amstel cerca de la calle Kerkstraat.

El puente original, el Kerkstraatbrug, data del 1691 y se le conocía como el puente delgado, de ahí su nombre actual, que significa lo mismo.

El puente no fue mecanizado hasta el 1994 y en la actualidad es uno de los lugares más bonitos que ver por la noche, cuando sus más de 1800 bombillas se iluminan.

9 Straatjes

En los canales de Ámsterdam se encuentra una de las zonas de tiendas más bonitas de la ciudad. La llamada Negen Straatjes está formada, tal y como indica su nombre, por 9 calles: la Reestraat, Hartenstraat, Gasthuismolensteeg, Berenstraat, Wolvenstraat, Oude Spiegelstraat, Runstraat, Huidenstraat y la Wijde Heisteeg. En los 9 Straatjes hay todo tipo de boutiques y tiendas vintage, acogedores cafés y hoteles de diseño.

Crucero por los canales

Uno de los grandes alicientes de una visita a Ámsterdam es el de hacer un paseo en barco por sus canales. Hay diversas empresas que ofrecen este tipo de servicios, ya sean tours de una hora por los canales en barco privados o para grupos reducidos, a bordo de un barco turístico con una audioguía, o en botes de pedales. La mayoría de estos cruceros zarpan desde el Damrak, la Stationsplein y la Leidseplein. 

Stromma, Lovers, Circle Line y Blue Boat son algunas de las empresas más conocidas que organizan cruceros en barco por los canales de Ámsterdam, aunque sin duda los más originales son los tours en autobús anfibio por Ámsterdam. También puedes hacer un crucero a la luz de las velas o con cena incluida entre otros.

Compra aquí tus billetes para un crucero

Reserva aquí tu entrada para hacer un crucero por los canales de Ámsterdam.

¡Mi consejo!

La mejor opción para los que quieran descubrir los canales de Ámsterdam en barco y irse parando durante el camino para así poder visitar determinados lugares de interés, es el de los barcos turísticos llamados hop-on-hop-off boat o canal bus. También es posible comprar un ticket que te de acceso a los barcos y autobuses turísticos. De este modo podrás combinar el ir en barco por los canales de Ámsterdam con una ruta en bus turístico para recorrer el resto de la ciudad. Stromma y City Sightseeing Amsterdam son algunas de las empresas que ofrecen este tipo de servicios, con varias líneas con las que descubrir lo mejor de Ámsterdam desde sus canales.

Los canales de Ámsterdam por la noche

Una vez cae la noche los canales y puentes de Ámsterdam se iluminan y forman uno de los lugares más románticos de la ciudad. No dejes de pasar la oportunidad de hacer un paseo nocturno por los canales de Ámsterdam, por ejemplo a bordo de un barco.

La Leidseplein, el centro de la vida nocturna en Ámsterdam, queda además muy cerca de los canales.

Comer en los canales de Ámsterdam

Una opción que no debes de dejar de hacer durante tu visita a Ámsterdam, es la de tomarte algo o cenar en alguno de los muchos restaurantes y cafés con terrazas y vistas a los canales. Algunas de mis recomendaciones son:

  • High tea en el Hotel l'Europe (Nieuwe Doelenstraat 2-14): en este hotel de 5 estrellas es posible reservar un high tea con vistas al río Amstel. El high tea que te ofrecen es además muy especial, porque se basa en comida típica holandesa, pero presentada de forma muy original e innovadora.
  • De Laatste Kruimel (Langebrugsteeg 4): cafetería con una terraza soleada trasera con vistas a los canales de Ámsterdam. Ideal para comer un bocadillo o probar una de sus deliciosas tartas mientras ves los barcos pasar.
  • De Drie Graefjes (Rokin 130): otro lugar famoso por sus pasteles y tartas. Si tienes suerte de coger una mesa en la ventana en la parte superior de la cafetería podrás disfrutar de unas vistas estupendas de los canales de Ámsterdam mientras saboreas un rico trozo de tarta.

Eventos en los canales de Ámsterdam

Los canales de Ámsterdam son también el escenario de muchos eventos de la ciudad durante el año, como el Día del Rey o el Gay Pride, en los que muchos Amsterdammers salen a navegar en barco por los canales.

En agosto se celebra el Grachtenfestival, un festival de música en los canales de Ámsterdam. El tradicional concierto de la liberación (Bevrijdingsconcert) es otro de los eventos más conocidos de los canales de Ámsterdam, así como el Amsterdam City Swim, una cursa de natación que se hace por los mismos canales.

Durante los días de Open Tuinen Dagen y el Open Monumenten Dag es además posible visitar algunas casas de particulares de los canales de Ámsterdam. La manera perfecta para descubrir cómo se vive hoy en día en los canales de Ámsterdam.

De noviembre a diciembre se celebra cada año en los canales de Ámsterdam el festival de luces Amsterdam Light Festival: el momento ideal para visitar los canales de Ámsterdam por la noche, cuando son iluminados por sorprendentes creaciones lumínicas de artistas de todo el mundo.

En invierno, cuando los canales se congelan, se suspende la navegación y los locales salen a patinar sobre hielo por los canales de Ámsterdam y a veces hasta se organizan carreras como la Keizersgracht race.

Otras actividades de interés

Historia de los canales de Ámsterdam

Los canales de Ámsterdam surgieron en el siglo XVII como consecuencia de la instalación de una esclusa en el río Amstel a la altura de la actual plaza de Dam. A partir de ahí empezó a crecer la ciudad de Ámsterdam, que fue creando canales con tal de administrar el agua y facilitar el paso de mercancías, que en aquella época se hacían en barco. Asimismo los canales le servían también para protegerse de los ataques enemigos.

El apogeo de Holanda durante el Siglo de Oro supuso además la expansión de la ciudad hizo que se crearan unos nuevos canales, destinados para los más ricos de la ciudad: el Herengracht, Keizersgracht en Prinsengracht

A finales del siglo XIX desaparecieron algunos de los canales para crear más espacio para los coches y mejorar la salubridad de la ciudad. Aún así Ámsterdam ha sabido conservar y valorar como es debido este bien único, que fue declarado patrimonio mundial por la UNESCO en 2010, y funciona ahora como un gran reclamo turístico para la ciudad.

Índice