¡Los mejores consejos de un local!

Breda

Guía de Breda
Índice

La bella y tranquila ciudad de Breda es un destino perfecto para los amantes de la historia y la cultura, para quienes quieren disfrutar de la gastronomía holandesa o bien ir de tiendas. Y es que la ciudad de Breda lo tiene todo, ¡hasta tal punto que se ha ganado el apodo de la Perla del Sur de Holanda! Breda destaca además por sus lazos con la familia real holandesa, algo de lo que los Bredanaren se enorgullecen y dejan relucir en sus calles y museos.

Ciudad de los Nassau

Breda fue por muchos años el lugar de residencia de los Nassau. Una familia noble que surgió de la unión de Johanna van Polanen, hija del Barón de Breda, con el conde alemán Engelbrecht van Nassau en el año 1403. Estos vivían en el Castillo de Breda y eran a su vez, dueños de muchas más tierras. Al morir, estos fueron enterrados en una gran tumba en la iglesia de Breda, la Onze Lieve Vrouwekerk, que todavía hoy se puede visitar.

Personajes como el famosísimo Willem van Oranje (Guillermo de Orange-Nassau en español, el primer Príncipe de Orange), que fue el líder de la rebelión contra la Corona Española en el siglo XVI, vivieron en Breda. En la actualidad, la familia real holandesa todavía mantiene lazos con los Nassau, hasta tal punto que el mismo rey Guillermo lleva como título (entre otros) el de Príncipe Orange-Nassau.

Breda cuenta además con muchos lugares y monumentos dedicados a los Nassau y a la familia real, como el monumento a la Baronía de Breda en el Stadspark Valkenberg, el parque de Wilhelmina o la fuente de Wilhelmina en medio de la rotonda de las calles Sophiastraat y Mauritsstraat.

Monumento a los Condes de Nassau-Oranje en Breda
Monumento a los Condes de Nassau-Oranje en Breda

Datos de interés

  • Con sus más de 184.000 habitantes, Breda es la tercera ciudad en población de la provincia de Brabante del Norte.
  • A los habitantes de Breda se les llama Bredanaren o Bredanaars.
  • Breda fue hasta 1535 una ciudad amurallada, que destacó sobretodo por la industria textil y como ciudad guarnición.
  • Breda fue hasta 1795 la capital de la Baronía de Breda. El barón tenía asimismo título de conde de los Nassau, de ahí que a Breda se la conozca como Nassaustad (Ciudad d los Nassau).
  • Otros sobrenombres con los que se ha dado a conocer Breda son "Haagje van het Zuiden" (el Den Haag - o La Haya - del sur), por su relación con la familia real, y "Parel van het Zuiden" (la perla del sur), por la belleza histórica de la ciudad y los bosques que la rodean.
  • En Breda tuvieron lugar importantes episodios históricos como el Sitio de Breda (1625), la firma de la Paz de Breda (1667) o la evacuación de la población tras la invasión nazi (1940).
  • En el antiguo Castillo de Breda se sitúa en la actualidad la Real Academia Militar (KMA) y la sede de la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos.
  • El Carnaval es una fiesta muy popular en Breda. Durante la semana del Carnaval la ciudad cambia de nombre y pasa a llamarse Kielegat.
  • Dos de los DJ's más famosos del mundo, DJ Tiësto y Hardwell, nacieron en Breda.

Cómo llegar a Breda

Breda se sitúa en el sur de Holanda, al oeste de Brabante Septentrional, entre las ciudades de Roosendaal y Tilburgo y a pocos kilómetros de la frontera con Bélgica.

Gracias a la extensa red de trenes y autobuses en Holanda, es muy fácil llegar a Breda en transporte público. Breda cuenta con dos estaciones de tren: la estación central se llama Breda y queda en el centro de la ciudad; la segunda estación se llama Breda-Prinsenbeek y queda entre los barrios de Haagse Beemden y Prinsenbeek.

Si visitas Breda desde Ámsterdam, lo mejor es coger el tren hasta Breda. El trayecto dura aproximadamente 1 hora y cuesta unos 22€.

Si vuelas a Schiphol y quieres trasladarte a Breda, también tendrás que coger el tren.

Cómo moverse por Breda

El centro de Breda es lo suficiente pequeño y compacto como para visitarlo a pie o en bicicleta en un día. Para las distancias más grandes o para visitar los alrededores de Breda, siempre dispones además del transporte público (autobuses y tren).

¡Alquila una bicicleta y descubre la ciudad al más puro estilo holandés!
En BajaBikes dispones de tours en bicicleta y alquileres de bicicleta por día y horas en las principales ciudades del país a muy buen precio. ¡Una forma original y cómoda de visitar y moverse por Breda! Comprueba aquí la disponibilidad y precios.

Reservar

Qué ver y qué hacer en Breda

Breda es una preciosa ciudad que rebosa de historia. Sus calles del centro están repletas de tiendas, restaurantes y cafeterías, cosa que hacen de Breda una ciudad de lo más acogedora.

Breda
Breda

Lugares de interés en Breda

Breda cuenta con un importante casco histórico formado alrededor del antiguo Castillo de Breda, donde ahora está la escuela militar holandesa. Monumentos que destacan en el centro la ciudad son la iglesia gótica Onze-Lieve-Vrouwekerk, la plaza Grote Markt y el Beguinaje de Breda.

  • Parque Valkenberg: el parque de Valkenberg es un oasis de paz en medio de la ciudad. Aquí encontrarás lagos, árboles, zonas de juego infantil además de los fundamentos de una de las torres de defensa y todo tipo de esculturas. La más conocida es el monumento a la Baronía de Breda del arquitecto P.J.H. Cuypers. Como curiosidad es interesante saber que Valkenberg fue el jardín privado de los Señores de Breda hasta el año 1812.
  • Castillo de Breda: el castillo de Breda, construido ya en el siglo XII por el Barón de Breda, fue la sede de los Nassau en los Países Bajos y el lugar de residencia del mismísimo Willem van Oranje. Destaca por su localización en medio de la ciudad. No se puede visitar por dentro, ya que la academia militar holandesa (la KMA) hace uso de él desde hace siglos. Más información sobre la historia del castillo de Breda puede verse en la exposición que se presenta en el edificio adyacente llamado Koningin Wilhelminapaviljoen.
  • Casas de la corte: el hecho que Breda fuera la capital de la Baronía de Breda y el lugar de residencia de regentes como Willem van Oranje, hizo que se construyeran muchas casas señoriales para albergar a la corte y sus visitantes. Las casas de las calles Catharinastraat y St. Janstraat, conocidas como hofhuizen, todavía dan fe de ello. No te pierdas sobretodo la Huis van Brecht, en la calle Cingelstraat 1-3. Esta es probablemente una de las pocas casas de piedra que sobrevivieron al incendio que se produjo en Breda en 1534. Otros bonitos ejemplos de hofhuizen en Breda son Assendelft (Nieuwstraat 25), Ocrum (St. Janstraat 18) y Wijngaarden (Catharinastraat 9).
  • Beguinaje de Breda: el Begijnhof o Beguinaje de Breda es el lugar donde antaño las beguinas, mujeres solteras dedicadas a la caridad, vivían en comunidad alrededor de un jardín y una iglesia. Este se construyó en 1535, ya que el lugar donde estaba el antiguo beguinaje fue empleado como jardín del Castillo de Breda. El Beguinaje de Breda se puede visitar por dentro pero siempre respetando la intimidad de las mujeres que lo habitan y el silencio y la paz del lugar.
Beguinaje de Breda
Beguinaje de Breda
  • Willem Merkxtuin: otro oasis de paz en medio de la ciudad es el jardín de Willem Merkxtuin, que además cuenta con una bella e interesante colección de esculturas.
  • Kapucijnenklooster: otro jardín secreto que merece la pena visitar es el Kapucijnenklooster, el patio del antiguo Monasterio de Capuchinos de Breda. Los monjes capuchinos se instalaron aquí entre los años 1625 y 1637.
  • Museo de Breda: el Stedelijk Museum Breda es el museo sobre la ciudad de Breda donde se explica su historia con todo detalle y obras de artistas locales. También cuenta con un espacio de exposiciones temporales.
  • Grote Markt: Grote Markt es la plaza central de Breda y el lugar de encuentro de los Bredanaars. Aquí hay multitud de restaurantes y terrazas donde sentarse a tomar algo. En el número 38 se encuentra además el edificio histórico del ayuntamiento y delante suyo la Grote Kerk de Breda.
  • Grote Kerk o Onze-Lieve-Vrouwekerk de Breda: la iglesia gótica del siglo XV de Breda es todo un emblema de la ciudad y se alza majestuosamente en el centro de la ciudad. Originalmente católica, pasó a manos de los protestantes tras la iconoclasia. Nueve Nassaus y el primer Príncipe de Orange, Willem van Oranje, están aquí enterrados.
Grote Kerk Breda
Grote Kerk Breda
  • Haven Breda: un lugar curioso de ver es el "puerto" de Breda, situado en un canal entre Prinsenkade y Haven. Desde el puente de Hoge Brug puede verse además parte de la muralla de defensa del castillo y el famoso Spanjaardsgat, un lugar que jugó un papel muy importante en la liberación de Breda de manos de los españoles en 1590.
¿Sabías qué?

El Spanjaardsgat es una puerta de entrada al castillo de Breda por el agua que queda flanqueada por dos torres de defensa, la Duiventoren y Granaattoren. Según la leyenda fue por aquí que el capitán Adriaen van Bergen introdujo escondidos en su barco de turba a varios soldados del Príncipe Mauricio de Nassau con el fin de expulsar a los españoles de Breda. De ahí que a la puerta se la conozca como Spanjaardsgat (agujero de los españoles), aunque en realidad los sucesos tuvieron lugar en otro sitio, en la actual Academiesingel, y el Spanjaardsgat no se construyó hasta 20 años más tarde. Tras la victoria, Adriaen van Bergen pasó a tener estatus de héroe y todavía hoy se puede ver una estatua de él en el Stadserf y una copia de su barco de turba en el Museo de Breda.

  • Sint-Antoniuskathedraal: esta catedral data del año 1836 y fue la primera iglesia católica construida tras el periodo en que la religión católica estaba prohibida. Con ella se reinstauró la diócesis de Breda.
  • Koepelgevangenis: la antigua prisión de Breda, construida en 1883 por el arquitecto Johan Metzelaar, destaca por su curiosa forma cilíndrica. En la actualidad hace la función de sala de eventos, actividades lúdicas de tipo escape room y ofrece visitas guiadas a los interesados en saber más sobre la historia del edificio y su pasado como prisión.
  • Kasteel Bouvigne: a las afueras de la ciudad de Breda queda este castillo del siglo XV rodeado de preciosos jardines.
  • Princenhage: este es uno de los barrios más bonitos y pintorescos de Breda. En sus calles todavía se respira el ambiente de pueblo que fue antiguamente. No te pierdas sobretodo la plaza Haagsemarkt y la imponente iglesia de San Martín.
  • Maczek Memorial: en honor a los soldados polacos que liberaron Breda en 1944, se construyó al lado del cementerio de los soldados polacos este museo que lleva el nombre del general que estuvo al mando de la liberación de Breda.
  • Mastbos: al sur de Breda se encuentra este gran parque natural con todo tipo de rutas para hacer a pie o en bicicleta e incluso una zona de juegos infantil en la naturaleza, el Speelbos Boeverijen, y una ruta de gnomos para niños de 1,5 km, el Kabouterpad in het Mastbos. Como curiosidad, es importante mencionar que el Mastbos es uno de los bosques más antiguos de los Países Bajos. El mismísimo conde Enrique III de Nassau-Breda fue el que hizo plantar las semillas de pino silvestre que luego darían lugar al Mastbos.
Mastbos
Mastbos

Tours y excursiones en Breda

Breda se puede visitar por libre o bien siguiendo una de las rutas que ofrece la oficina de turismo de Breda, la VVV Breda. Las hay de todo tipo: desde rutas históricas o para familias en el centro de la ciudad, hasta rutas de arte urbano y gastronómicas o bien en bicicleta por los alrededores de Breda. La más famosa sin duda es la ruta en bicicleta sobre Van Gogh, que se inicia en el bonito barrio de Princenhage.

No te pierdas por ejemplo la ruta de los murales de Breda si te gusta el arte urbano. El Blind Walls Gallery es un proyecto con más de 90 murales que decoran los edificios de la ciudad de Breda de forma espectacular.

También es posible disfrutar de Breda desde el agua, haciendo un crucero con guía por sus canales o alquilando una barca.

¡Mi consejo!

Reserva un tour con la compañía líder de alquiler de bicicletas, BajaBikes, y descubre la ciudad de Breda de la mano de un guía local y de la forma más holandesa posible: ¡en bicicleta! Comprueba aquí la disponibilidad y precios del tour.

Ocio y eventos en Breda

Breda es una ciudad acogedora a la que no le faltan alicientes para visitarla. Sus tiendas, restaurantes, museos y atracciones la hacen el destino perfecto para una escapada de fin de semana. Lugares como la sala de conciertos Mezz o el teatro Chassé son algunos de los lugares que no te puedes perder si buscas algo que hacer.

También son muchos los eventos que tienen lugar en Breda, con el Carnaval de Breda como el principal y más importante de ellos.

  • Bredase Klûntocht: el Carnaval en Breda se inicia tres semanas antes, con esta fiesta de apertura en el Grote Markt.
  • Carnaval de Breda: durante la semana de Carnaval la ciudad de Breda pasa a llamarse Kielegat y su centro se convierte en una gran fiesta al aire libre con todo de gente disfrazada, bailando y bebiendo.
  • Koningsdag Breda: el Día del Rey también se celebra en Breda por todo lo alto, con conciertos en la Grote Kerk, oranje tompouce (pastelito naranja típico del Día del Rey) de las pastelerías H. van Haaren o Van Thillo by Joep, mercadillos de segunda mano en el Stadspark Valkenberg y mucho ambiente festivo por toda la ciudad.
  • Breda Jazz Festival: en mayo, por Hemelvaartsdag, tiene lugar en Breda este festival de Jazz, conocido por ser uno de los más antiguos del país.
  • Spanjaardsgat Festival: este festival se celebra durante diez días en junio y reúne a las mejores orquestas del país.
  • Breda Drijft: esta es sin duda una de las fiestas más alocadas de Breda. Cada julio tiene lugar el Breda Drijft, un evento en el cual los participantes se montan en barcas hinchables para surcar por los canales de Breda mientras escuchan música y se lo pasan en grande.
  • Valkenbergconcerten: cada verano se organizan una serie de conciertos al aire libre en el parque Stadspark Valkenberg.
  • Breda Live: el festival de música y comida de Breda, que tiene lugar en julio en el Chasséveld.
  • Tranen van van Cooth: en agosto tiene lugar este festival en el que participan decenas de coros de música y en el que la gente viene a cantar y a pasárselo bien.
  • Breda Barst: el festival de música del parque Valkenberg, que se organiza a principios de septiembre. Con artistas de todo tipo; desde música pop, rock, dance y hiphop hasta punk, metal y música electrónica.
  • Hartje Ginneken: en el Schoolakkerplein se organiza cada año Hartje Ginneken, un gran festival con conciertos al aire libre.
  • Bredase Singelloop: en octubre tiene lugar la cursa de Breda.
  • Navidad en Breda: Breda se pone sus mejores galas para celebrar la Navidad, con las calles engalanadas y un gran árbol que habla en la plaza de Grote Markt.
Breda Drijft
Breda Drijft
¡Mi consejo!

No te pierdas el escape room que se organiza dentro de la antigua prisión de Breda, la Koepelgevangenis, o la enorme pista de hielo Kunstijsbaan Breda, para hacer una actividad en grupo divertida.

Compras en Breda

Breda goza de una gran y variada oferta de tiendas. Sus calles comerciales son algunas de las más bonitas del país, lo que hacen de Breda un destino ideal para los amantes de las compras.

La calle comercial principal de Breda es la Karrestraat, que se extiende desde la Grote Kerk cambiando de nombre varias veces hasta la plaza Van Coothplein. Otra calle bonita para ir de compras es la Veemarktstraat.

Breda también cuenta con centros comerciales como De Barones con tiendas de todo tipo y de todas las marcas conocidas.

Algunas de mis tiendas favoritas en Breda:

  • Drogisterij Graafmans v/h Lamers (Veemarktstraat 39, 4811 ZC Breda): droguería histórica de 1905 con un gran surtido de tés. Perfecto para los que busquen un regalo o souvenir original.
  • Kloffies & Koffies (Nieuwe Ginnekenstraat 36): tienda de ropa, juguetes y artículos para bebés y niñas y niños hasta los 10 años. Cuentan además con cafetería y peluquería para niños.
  • Penn&Ink N.Y (Veemarktstraat 66): bonita boutique de moda con ropa para mujeres inspirada en la moda de Nueva York.

Dónde comer en Breda

Breda goza de una gran y variada oferta gastronómica, además de la famosa hospitalidad de sus habitantes. En sus terrazas y bares se respira muy buen ambiente y se consumen todo tipo de cervezas (muchas de ellas locales). No te pierdas sobretodo las plazas de Grote Markt y Havermarkt, donde siempre hay gente tomando algo.

Algunas de mis recomendaciones para comer en Breda son:

  • De Boterhal (Grote Markt 19): famoso café en un edificio histórico de la plaza Grote Markt donde además producen su propia cerveza.
  • Mr. Moos Bar & Bistro (Grote Markt 40-42, 4811): bonito restaurante con terraza en la plaza Grote Markt donde comer o ir a cenar.
  • Foodhall Breda (Reigerstraat 24): gran restaurante con diversos stands de cocinas de todo el mundo.
  • Yirga (Sint Annastraat 19C): cafetería especializada en cafés de especialidad. Para los amantes del buen café.
  • Sip First (Sint Janstraat 24): cafetería hipster con una buena carta de cafés, tés e infusiones. No te pierdas sus pasteles y desayunos a base de deliciosos pancakes (tortitas).
  • Tante Betsie (Sint Janstraat 16a): el mejor lugar de Breda para un tentempié. No te pierdas el Betsie's Theekrans, donde puedes tomar tanto té como quieras acompañado de una tabla de pastelitos y dulces variados.
  • In Kannen & Kruiken (Veemarktstraat 45): acogedora cafetería con platos saludables (aptos para veganos y vegetarianos) y buen café. Cuentan con un jardín trasero y una zona de juegos para niños.
  • PuiCk (Veemarktstraat 56): un café-restaurante lleno de plantas en el centro de Breda.
  • The Cake Room by A Cup of Cake (Veemarktstraat 69): esta cafetería rosa es sin duda el lugar más instagrammable de todo Breda y el lugar perfecto para tomarte un trozo de pastel.
  • Koffie bij Teun (De Barones 17): la cafetería del centro comercial De Barones. El lugar perfecto para hacer una pausa entre las compras.
  • Brasserie Bardot (Van Coothplein 10): acogedor restaurante donde disfrutar de la cocina francesa. No te pierdas tampoco el vecino Wijnbar Petit Bardot si te gustan los vinos.
  • Bao Asian Kitchen (Van Coothplein 13): restaurante asiático con todo tipo de platos conocidos de la la cocina asiática (desde sushi hasta pato pekinés).
  • The Botanist (Tolbrugstraat 19): restaurante con un menú a base de platillos para compartir. Con un interiorismo muy cuidado y un DJ que ameniza las noches del fin de semana.
  • Koffiebar Sowieso (Nieuwstraat 46): acogedora cafetería escondida en el centro de Breda. Perfecta para trabajar. Menú compuesto por ricos sandwiches y bowls saludables y veganos.
  • Kamu (Boschstraat 31): cafetería para ciclistas (y no ciclistas), donde tomarse una buena taza de café y probar lo que para muchos es el mejor pastel de zanahoria de Breda.
  • Den Boerenstamppot (Schoolstraat 3): el lugar donde comer comida típica holandesa a buen precio.
  • El Quinto Pino (Nieuwe Ginnekenstraat 10B): un auténtico restaurante español donde comer tapas o pedirse una paella. Con un bonito y acogedor jardín en su interior.
Koffiebar Sowieso Breda
Koffiebar Sowieso Breda
¿Sabías qué?

Además del restaurante El Quinto Pino, ¡son muchos los restaurantes españoles que hay en Breda! El más antiguo y famoso es FEBO, que fue creado en la década de 1970 por una asociación de españoles y rápidamente se ganó la reputación de ser un lugar donde se podía comer rico y barato. Otra opción de más reciente apertura es el restaurante de cocina catalana Gaudim.

Dónde dormir en Breda

Son muchos los hoteles y alojamientos de que dispones si lo que quieres es pasar unos días o un fin de semana en Breda. Mi recomendación es alojarte en el centro de Breda para así estar cerca de todas las atracciones, museos, restaurantes y tiendas.

Descubre aquí más hoteles en Breda.

¡Mi consejo!

Alójate en el hotel más bonito y exclusivo de Breda, el Hotel Nassau Breda. Situado en una antigua iglesia en el centro de Breda, este hotel cuenta con amplias habitaciones decoradas hasta el más mínimo detalle y un impresionante café-restaurante en la antigua capilla de la iglesia. Comprueba aquí los precios y la disponibilidad.

Cosas típicas de Breda

La ciudad de Breda destaca en primer lugar sobretodo por sus lazos con la familia real holandesa, algo que se ve reflejado en su larga lista de monumentos, estatuas y calles nombradas en honor a la familia real.

Pero también es una ciudad de grandes lazos con España. Breda fue de hecho una ciudad muy importante en la época en que los Países Bajos pertenecieron a la Corona Española y luego durante la Guerra de los Ochenta Años.

Breda cuenta además con su propio himno, el De Paarse Heide de Louis de Moree, en el cual se tilda a Breda como la ciudad más bonita del sur de Holanda.

Otra curiosidad es que en Breda ningún edificio puede ser más alto que la iglesia Grote Kerk o Onze-Lieve-Vrouwekerk, la cual tiene nada menos que 97,3 metros de altura.

Productos típicos de Breda

Un producto muy típico de Breda es la cerveza. Sin ir más lejos, Breda cuenta con el honor de tener uno de los mejores bruine cafés para tomar cerveza de los Países Bajos, el De Beyerd (Boschstraat 26), donde además podrás probar la famosa cerveza local Drie Hoefijzers Klassiek.

¿Sabías qué?

En Breda son tan fans de la cerveza que hasta tienen un museo dedicado a ella, el Bierreclame Museum (Museo de la Publicidad de la Cerveza). Este museo solo abre los domingos y la entrada es gratuita.

Otra especialidad local es el licor de especias llamado Eghte Bredasche Kruidenbitter.

Tampoco te puedes perder los famosos worstenbroodjes (panes rellenos de carne típicos de Brabante Septentrional) de De Jong Deli (Nieuwe Boschstraat 2).

Alrededores de Breda

En los alrededores de Breda uno encuentra todo tipo de actividades y lugares de interés. Desde paseos por bosques frondosos, hasta visitas a museos de artistas de la talla de Van Gogh o ciudades de gran valor histórico y cultural.

  • Bavel: este pueblo alberga entre otros monumentos un hermoso molino de viento de 1865 llamado Korenmolen de Hoop. El molino, que ahora alberga un bar-restaurante en su interior, cuenta además con una gran terraza donde tomarse algo mientras que los más pequeños juegan en el parque infantil.
  • Ulvenhout: otro pueblo pintoresco cerca de Breda con molino propio, el Molen de Korenbloem. Ulvenhout está además rodeado de bellos parajes naturales, como el Ulvenhoutse bos y el Mastbos.
  • Strijbeekse Heide (Strijbeek): bonita zona natural por donde hacer senderismo y disfrutar de los brezales en flor.
  • Zundert: esta pequeña población está conocida por ser el lugar de nacimiento del famoso pintor Vincent Van Gogh. En la casa donde nació ahora se sitúa el museo Vincent van GoghHuis.
  • Etten-Leur: Etten-Leur es otro de los pueblos donde vivió Van Gogh. En la iglesia del pueblo hay una exposición que habla sobre Van Gogh y su periodo en Etten-Leur, que marcó su inicio como artista.
  • Willemstad: pequeña ciudad fortificada a orillas Del Río Hollands Diep que merece la pena visitar.
  • Basiliek van de H.H. Agatha en Barbara (Oudenbosch): preciosa catedral construida entre 1865 en 1892.
  • Brabants Museum Oud Oosterhout (Oosterhout): en Oosterhout se encuentra este curioso museo donde se explica cómo era la vida en un pueblo típico de la zona de Brabante en 1900.
  • Oude Kerk (Dongen): interesante ruina de una antigua iglesia de la cual sólo queda la estructura lateral y la torre de la iglesia en pie.
  • Designer Outlet Roosendaal (Roosendaal): centro comercial con tiendas outlet de grandes marcas.
  • Robotland (Essen): en la frontera con Bélgica queda este museo sobre la robótica ideal para visitar con niños.
  • Waterspeelpark Splesj (Hoeven): divertido parque acuático para las familias en verano.
  • Efteling: este es uno de los parques de atracciones más famosos de Holanda, con atracciones inspiradas en los cuentos infantiles.
  • Tilburgo: antigua ciudad fabril con un bonito centro donde ir de compras o ver museos.
  • Safaripark Beekse Bergen (Hilvarenbeek): zoológico con animales hecho a modo de safari en el que también se puede pernoctar.
  • Nationaal Park De Biesbosch: parque nacional conocido por sus humedales donde uno puede alquilar una barca y disfrutar así de la naturaleza.
  • Dordrecht: esta ciudad al norte de Breda es una de las joyas mejor escondidas de Holanda. Su casco antiguo alberga centenares de edificios antiguos y monumentales que dan fe de su importancia en el pasado.

Otros consejos para visitar Breda

Mejor momento para viajar a Breda

Si te gusta la fiesta, el mejor momento para visitar Breda es por supuesto durante el Carnaval en invierno y en verano, cuando se celebra un gran número de conciertos y festivales al aire libre. Durante la Navidad Breda se engalana también por todo lo alto, lo que la hace uno de los destinos navideños más bonitos de Holanda.

Direcciones prácticas 

  • Punto de Información Turística: VVV Breda (cerrado)
  • Policía: Politiebureau Breda-Markdal Centrum (Claudius Prinsenlaan 12, 4811 DK Breda)
  • Hospital: Amphia ziekenhuis (Molengracht 21, 4818 CK Breda)
  • Farmacia: Apotheek Motke Poels Breda (Nieuwe Prinsenkade 27, 4811 VC Breda)
  • Estación central de trenes: Breda (Gravinnen van Nassauboulevard 43, 4815 CA Breda)

Fotos de Breda

  • Parque Valkenberg
    Parque Valkenberg
  • Spanjaardsgat
    Spanjaardsgat
  • Museo de Breda
    Museo de Breda

Mapa de Breda

Índice