¡Los mejores consejos de un local!

Los mejores planes para un día de lluvia en Holanda

Añadido en en Turismo
Consejos para los días de lluvia en Holanda
Índice

Si por algo se conoce a Holanda es por su clima húmedo y lluvioso. Y ya que la probabilidad de lluvia es bastante elevada, seguramente te interesará saber cuáles son los mejores planes para afrontar un día de lluvia en Holanda y cómo sobrevivir al clima neerlandés. En este post te hablo de cómo es el clima en Holanda, si llueve tanto como dicen y qué hacer en caso de lluvia.

¿Llueve mucho en Holanda?

Holanda es un país de tiempo impredecible en el que ciertamente llueve bastante a menudo: de media cae algo de precipitación entre los 125 y los 240 días al año.

Y digo "algo de precipitación" porque en la mayoría de las ocasiones la lluvia no suele caer de forma torrencial, sino que suele llover de forma débil, lloviznar o chispear en diferentes intervalos de tiempo y sólo en verano se dan tormentas de forma ocasional.

Además, el clima holandés es muy traicionero y en un mismo día puede hacer tanto sol como llover varias veces o incluso ponerse a granizar.

No es de extrañar pues, que los holandeses tengan todo tipo de aplicaciones (como Buienradar y Weeronline) con las que ver dónde y cuándo va a llover exactamente. De este modo evitan salir a la calle en caso de lluvia o bien van preparados con paraguas y/o chubasquero.

¿Qué llevar si llueve en Holanda?

Con una media tan alta de días con algo de precipitación en Holanda, es más que probable que durante tu estancia en los Países Bajos te toque abrir el paraguas o usar el chubasquero. Es por eso que yo siempre recomiendo llevar un paraguas pequeño a mano por si acaso.

Otros accesorios prácticos si llueve en Holanda son las botas de agua y los chubasqueros, y si vas a ir en bicicleta, hay trajes impermeables con los que cubrirte y así no mojarte.

En caso de viento, olvídate del paraguas y ponte directamente un chubasquero, ya que con el viento es común que los paraguas acaben rompiéndose. En las tiendas de souvenirs de Ámsterdam también venden unos ponchos que, aunque no sean lo más bonitos del mundo, evitan que te mojas.

Qué hacer en caso de lluvia en Holanda
Qué hacer en caso de lluvia en Holanda

¿Qué hacer si llueve en Holanda?

La lluvia es un fenómeno meteorológico que se deja ver con bastante frecuencia en los Países Bajos. Es por eso que lo mejor que puedes hacer es venir a Holanda preparado: no solo con un pequeño paraguas, chubasquero o botas de agua, sino que además con un plan B en caso de lluvia. Es por eso que he redactado la siguiente lista de ideas para sobrevivir un día de lluvia en Holanda.

60 ideas para un día de lluvia en Holanda

A continuación te doy una lista de 60 ideas con las que disfrutar de un día de lluvia en Holanda.

  1. Tomarse un high tea (té al estilo inglés con panecillos y pastelitos) en un lugar acogedor como la cafetería De Drie Graefjes en Ámsterdam.
  2. Descubrir las mejores obras de Van Gogh en su museo de Ámsterdam.
  3. Pasearse entre los maestros holandeses en el Rijksmuseum de Ámsterdam.
  4. Hacer un viaje en el tiempo visitando el Nederlands Volksbuurtmuseum en Utrecht.
  5. Ir a un acuario, sobretodo si estás con niños.
  6. Visitar todo un icono de la Segunda Guerra Mundial, la Casa de Ana Frank en Ámsterdam, o aprender más sobre el Holocausto en el Joods Museum de Ámsterdam.
  7. Descubrir el apasionante mundo de la ciencia en el museo Nemo de Ámsterdam.
  8. Comer panqueques o tortitas holandesas en la típica pannenkoekenhuis.
  9. Visitar el Markthal, el mercado para foodies de Róterdam.
  10. Ir con los niños a ver Miffy (Nijntje en holandés) en su museo de Utrecht.
  11. Hacer un paseo en barco (pero que sea en cubierto) por los canales de Ámsterdam.
  12. Visitar las grutas de Maastricht y Valkenburg.
  13. Descubrir la historia marítima de Holanda en el museo marítimo de Róterdam o el Schepvaartsmuseum de Ámsterdam.
  14. Curiosear en una tienda de segunda mano.
  15. Tomarse una buena cerveza holandesa en un bruin café con unas bitterballen.
  16. Pasearse por el Scheveningse Pier de La Haya (que está cubierto) disfrutando de las vistas del mar y la costa holandesa.
  17. Relajarse en el spa y darse un masaje en balnearios como Thermae 2000 o Thermen Bussloo.
  18. Experimentar la frenética actividad en la subasta de flores más famosa del mundo, la FloraHolland en Aalsmeer.
  19. Visitar una biblioteca y disfrutar de una buena lectura.
  20. Ir de compras al De Bazaar en Beverwijk, el mercado cubierto más grande de Europa.
  21. Practicar tus conocimientos de esquí en el SnowWorld.
  22. Hacer un brunch en alguno de los lugares que más están de moda.
  23. Disfrutar del arte moderno en el Stedelijk Museum de Ámsterdam, el Van Abbemuseum en Eindhoven o el Groninger Museum en Groninga.
  24. Aprender sobre el mundo de la prostitución en Holanda en el Museo de la Prostitución en Ámsterdam.
  25. Descubrir como se hacen los zuecos holandeses y una de las colecciones de zuecos más extensas en el Klompenmuseum de Eelde.
  26. Sentirse como una princesa o un príncipe en el Paleis Het Loo en Apeldoorn.
  27. Visitar el Woonmall Alexandrium, un centro comercial especializado en tiendas de interiorismo en Róterdam.
  28. Ir a comer a un food hall y disfrutar de las mil variedades de cocinas que tienes a tu alcance. Estos food halls se encuentran en muchas ciudades, desde Ámsterdam y Róterdam hasta Eindhoven y Arnhem.
  29. Visitar el museo de la liberación en Groesbeek, el Vrijheidsmuseum, y aprender sobre lo que pasó en Holanda durante la Segunda Guerra Mundial.
  30. Ir al cine, que aquí las películas son en versión original subtituladas en holandés.
  31. Experimentar la sensación de gravedad zero en City Skydive en Utrecht.
  32. Ir al mercadillo de segunda mano más grande de Europa, el IJhallen de Ámsterdam.
  33. Descubrir cómo se hace la cerámica Delfts Blauw en las fábricas de Delfste Pauw y Royal Delft en la ciudad de Delft.
  34. Tomarse un Chocomel caliente con un trozo de tarta de manzana en un café acogedor.
  35. Ir de outlets en el Designer Outlet Roermond o el Batavia Stad.
  36. Admirar la colección de coches antiguos del museo Lowman en La Haya.
  37. Hacer escalada en un rocódromo, en holandés klimhal, como los de Mountain Network.
  38. Visitar la casa y museo de Rembrandt en Ámsterdam.
  39. Hacer un crucero en barco por los molinos de Zaanse Schans y visitar el museo de Zaans.
  40. Alucinar un buen rato (y sacar muchas fotos) en el museo de las ilusiones de Ámsterdam, el WONDR Experience.
  41. Aprender cómo se hace el típico queso holandés en el Kaasmuseum de Alkmaar o hacer una degustación en una de las tiendas especializadas en queso.
  42. Ir a jugar con las piezas de Lego en el LEGiO Museum de Grootegast o en el LEGOLAND® Discovery Centre de Scheveningen.
  43. Descubrir el interior del magnífico castillo De Haar, el más grande de Holanda.
  44. Hacer un escape room con los amigos.
  45. Ir a ver un musical, concierto u obra de teatro. En Ámsterdam hay incluso un club de comedia en español, llamado La Risa Dam.
  46. Aprender cómo se hace la cerveza holandesa. Algunos ejemplos: la famosa Heineken en la Heineken Experience de Ámsterdam, la cerveza Grolsch en Enschede o la cerveza Hertog Jan en Arcen.
  47. Hacer una visita a la fábrica de galletas Kamphuisen Siroopwafelfabriek en Gouda. Esta es la ciudad donde se inventaron los gofres holandeses, los stroopwafels.
  48. Visitar las iglesias más grandes de Holanda: la Sint-Janskathedraal en Bolduque y la Sint Bavo en Haarlem.
  49. Descubrir el taller y tienda de Piet van Heik en Eindhoven, uno de los diseñadores más reconocidos de Holanda.
  50. Ir a nadar a una piscina cubierta. Estas suelen contar además con una zona infantil muy bien adaptada para niños.
  51. Hacer una visita guiada en Gassan Diamonds en Ámsterdam y descubrir todo sobre el mundo de los diamantes.
  52. Pasar una tarde de risas viendo a personajes conocidos en el museo de la cera de Ámsterdam, el Madame Tussauds.
  53. Disfrutar de un día de compras y diversión en The Wall en Utrecht; un centro comercial con una zona de juegos para niños increíble.
  54. Apuntarse a un workshop de cocina, arte, danza...
  55. Ir a jugar a los bolos.
  56. Ir a un salón de belleza para hacerse la manicura o pedicura.
  57. Jugar al golf en una pista interior, como la de Ghost Golf en Zandaam.
  58. Hacer un vuelo simulado en 5D por toda Holanda con This is Holland. ¡Una experiencia única!
  59. Divertirse con los amigos en una sala de juegos con videojuegos, juegos de mesa y máquinas tragaperras como TonTon Club Centrum en Ámsterdam. Los amantes de los juegos de video consolas no deben de perderse Gamestate, que se encuentra por todo el país.
  60. Plan "sofá y manta" o bien entretenerse con algún hobby, jugar a juegos de mesa, leer un libro, ver una serie... y si dispones de cocina, ¡hacer una tarta de manzana al estilo holandés!
¡Mi consejo!

Mientras que no caiga una trompa de agua monumental, una buena opción en los días de lluvia es la de hacer excursiones y visitar los lugares que normalmente están llenos de gente. Siendo día de lluvia estos suelen estar menos concurridos, por lo que puedes disfrutar más a tus anchas de lugares tan fantásticos como los molinos de Kinderdijk y Zaanse Schans, o los canales pintorescos de Giethoorn.

Cosas que debes saber acerca de la lluvia en Holanda

  • Aunque siempre puede haber posibilidad de precipitación, el otoño es la estación más lluviosa en Holanda, seguido por el verano, el invierno y la primavera.
  • Los holandeses no le temen a un poco de lluvia y no suelen hacer cambios de planes en caso de mal tiempo. No te sorprendas si ves a gente andando por la calle sin paraguas o yendo en bicicleta cuando llueve.
  • En los días de lluvia los niños holandeses suelen ponerse botas de agua y chubasquero, mientras que los adultos cogen la ropa impermeable (chaqueta y pantalón) para ir en bicicleta.
  • Webs y aplicaciones muy populares en Holanda para saber qué tiempo hará y dónde lloverá son Weeronline y Buienradar. Ambos súper prácticos cuando vives en Holanda.
  • Los holandeses tienen todo tipo de platos con los que combatir el mal tiempo, como el puré de patatas y verduras (stamppot) o la sopa de guisantes (erwtensoep).
  • Los holandeses tienen todo tipo de términos distintos para describir el tipo de precipitación. Un ejemplo son: miezeren (chispear), motregen (lloviznar), regen (lluvia), stormen (tormenta), stortregen (lluvia torrencial), ijzel (aguanieve), sneeuw (nieve), ijsregen (lluvia de hielo), ijskristallen (cristales de hielo), hagel (granizo) y zachte hagel (granizo suave).

Lee aquí más sobre:

No se han encontrado comentarios. Sé el primero en dejar un comentario.

Deja aquí tu comentario


Índice