¡Los mejores consejos de un local!

Lo que debes saber antes de viajar a Ámsterdam

Añadido en en Turismo
Lo que debes saber antes de viajar a Ámsterdam Holanda
Índice

Una ciudad como Ámsterdam atrae a millones de turistas al año, muchos de ellos especialmente interesados en experimentar el carácter abierto y liberal de la ciudad. Pero ¿es Ámsterdam realmente así? ¿Qué cosas están permitidas hacer y qué cosas no? ¿Qué debes de saber antes de viajar a Ámsterdam? En esta página os cuento cómo es la realidad de la capital de Holanda y te doy mis consejos a la hora de planificar un viaje a Ámsterdam.

Prepara tu primer viaje a Ámsterdam con mis consejos

En mi página web tienes a tu disposición todo tipo de guías y artículos online con los que planificar tu viaje a Ámsterdam.

Como española que lleva viviendo en Holanda hace ya más de diez años, conozco muy bien cómo es la vida en Holanda y te puedo aconsejar bien a la hora de planificar tu viaje.

Descubre por ejemplo mis siguientes guías:

¿Qué hay que saber antes de ir a Ámsterdam?

Pero ahora vamos al tema que nos interesa hoy, que trata sobre aquellas cosas importantes que deberías saber antes de ir a Ámsterdam.

Si te estás planteando viajar a Ámsterdam o ya tienes los billetes cogidos para este destino, hay varias cosas que deberías de conocer antes de viajar, como por ejemplo, en qué idioma se comunica la gente, cuáles son los horarios de tiendas y restaurantes, qué formas de pago son las más comunes, y un largo etcetera.

A continuación te presento una lista con 15 cosas que debes de saber antes de venir a Ámsterdam.

¡Estos son los consejos que yo le doy a todo el mundo que va a visitar Ámsterdam por primera vez!

Qué cosas has de saber antes de viajar a Ámsterdam
Está prohibido consumir alcohol en la calle

1. Ámsterdam es una ciudad muy turística

Ámsterdam es una ciudad muy turística que recibe al año más de 20 millones de turistas. No es de extrañar pues que su centro esté siempre abarrotado de gente. Probablemente te será difícil sacar fotos de sus bellos canales sin gente de por medio, entrar al Rijksmuseum sin hacer cola, ver la Plaza Dam sin gente, ¡o incluso tendrás que hacer cola para comprar unas simples patatas fritas!

Por eso mi primera recomendación es la de comprar las entradas para los museos y atracciones que quieras visitar en Ámsterdam de antemano. De este modo no sólo te asegurarás una plaza, sino que además no tendrás que hacer cola una vez estés allí.

Lugares para los que si o si te recomiendo hacer una reserva previa son: la Casa de Ana Frank, el Rijksmuseum o Museo Nacional, la Heineken Experience y el Museo Van Gogh.

Y si lo que quieres es experimentar el Ámsterdam de los locales de una forma mucho más tranquila, entonces te animo a visitar lugares más alejados del centro de la ciudad, como por ejemplo el bohemio barrio del Jordaan y el modioso De Pijp, la antigua zona portuaria de Oostelijk Havengebied, los parques de Vondelpark y Westerpark, o bien subirte al ferry y visitar la zona norte de Ámsterdam.

Plaza de Dam Amsterdam
La plaza de Dam en Ámsterdam

2. Ojo con las bicicletas

En Ámsterdam verás bicicletas por todas partes y sobretodo al caminar por la ciudad tendrás que ir con ciudado si no quieres ser arroyado por un ciclista, ya que suelen pasar a toda velocidad.

Algunos consejos que te puedo dar para evitar sustos son: primero, fíjate bien por donde vas y no camines por un carril bici; segundo, estate atento si oyes la campanilla de una bicicleta porque seguramente te están llamando la atención; y tercero, en caso de duda, cede siempre el paso a un ciclista a no ser que te lo cedan ellos a tí.

Otro detalle importante que debes conocer si planeas ir en bicicleta por Ámsterdam es que no está permitido el uso del móvil ni ningun otro dispositivo electrónico mientras se va en bici. Por lo que si te sacas una foto o te haces un vídeo mientras vas en bicicleta puede ser que te caiga una multa de 100€.

Tu bicicleta debe de disponer además de luz tanto delantera como trasera, que has de encender una vez se haga de noche o en caso de mala visibilidad, y de una campanilla que funcione.

Además, debes de tener en cuenta que ir en bici en Ámsterdam no es tan fácil como parece y más para los que vienen de fuera, puesto que no se conocen las calles ni las normas de ir en bicicleta por Holanda.

En estos casos yo siempre recomiendo hacer un tour en bicicleta pero con guía o bien recorrer la ciudad a pie, que es la mar de bonita.

Bicicletas en Ámsterdam
Bicicletas en Ámsterdam

3. El transporte es muy caro

Si hay una razón por la que la gente en Ámsterdam utiliza tanto la bicicleta es porque les resulta mucho más barato que ir en transporte público.

Por ejemplo, un simple pase de un día en transporte público en Ámsterdam te cuesta ya 8,50€ por persona.

Teniendo en cuenta que el transporte público en Holanda es uno de los más caros de Europa, lo mejor que puedes hacer durante tu visita a Ámsterdam es alojarte en el centro y caminar mucho, y de este modo evitarás tomar el transporte público.

De hecho, algo positivo de Ámsterdam es que tiene un centro lo suficientemente compacto como para recorrerlo en un sólo día, tal y como ya os mostré en este vídeo en YouTube.

Solo para algunas atracciones más alejadas del centro, como el mercado del Albert Cuypmarkt, el Estadio del Ajax, o bien para viajar al norte de Ámsterdam, te será necesario hacer uso del transporte público (o la bicicleta).

En este sentido, es interesante que sepas que la ruta que realiza el tranvía 2 de Ámsterdam ha estado calificada como una de las más bellas del mundo y que los ferry's que te llevan al norte de Ámsterdam son completamente gratuitos.

¡Mi consejo!

Ahorra tiempo y dinero con la I Amsterdam City Card, la tarjeta turística de Ámsterdam con la que podrás no solo visitar museos y atracciones gratis, pero además también podrás hacer uso de todo el transporte público de la ciudad de Ámsterdam de forma gratuita. Compra aquí tu I Amsterdam City Card.

Tranvía en Ámsterdam Holanda
Tranvía en Ámsterdam

4. No vengas en coche

Por otra parte, Ámsterdam no es una ciudad para ir en coche. Muchas de sus calles en el centro son demasiado estrechas o peatonales, casi no hay aparcamiento y si lo hay, es muy caro.

Además, aparcar los coches al lado del canal me parece realmente un deporte de alto riesgo, ya que no suelen tener ningún tipo de barrera.

Por lo que yo en este caso recomendaría aparcar el coche fuera del centro de la ciudad y viajar al centro en transporte público o bien buscar un alojamiento con parking a buen precio.

5. Se habla mucho en inglés

En Ámsterdam se habla mucho en inglés por lo que no es necesario aprender holandés para poder comunicarte con el personal del hotel, las tiendas, restaurantes o museos.

Es más, hay lugares en Ámsterdam en los que sólo te atenderán en inglés, ya que los trabajadores son extranjeros y todavía no hablan holandés.

Este punto, si bien es súper práctico para los turistas a la hora de viajar, hace que aquellos que vengan a Ámsterdam con la idea de aprender (o de mejorar) su holandés acaben por no poder cumplir con sus objetivos.

Asimismo, el carácter tan internacional de Ámsterdam hace que en esta ciudad sea bastante difícil experimentar la Holanda más auténtica. Para ello yo recomiendo siempre alejarse de la capital y hacer una excursión de un día a otros pueblos y ciudades de los alrededores, como por ejemplo Haarlem, Leiden, Delft, Alkmaar, Hoorn o Gouda.

Leidseplein Amsterdam
Leidseplein en Ámsterdam

6. Ámsterdam es una ciudad cara

Por si todavía no lo sabías, Ámsterdam es una ciudad sumamente cara. No solo para vivir en ella, sino también para visitarla como turista. El precio del alojamiento, la comida, las entradas a museos, el ocio... todo es más caro en Ámsterdam, especialmente en el centro de la ciudad.

Por suerte hay varias maneras con las que uno puede ahorrarse un dinero. Por ejemplo, haciendo uso de una tarjeta turística como la I Amsterdam City Card para ahorrarse la entrada a museos y otras atracciones y hacer uso del transporte público de forma gratuita.

A la hora de encontrar alojamiento barato, uno tendrá más suerte si busca hoteles que estén situados más allá del anillo de canales del centro de Ámsterdam.

Y para comer barato, nada mejor que consultar mi lista de lugares de comida barata en Holanda.

Damrak Amsterdam
Damrak Amsterdam

7. Casi no se usa dinero en efectivo

Si vas a viajar a Ámsterdam es importante que sepas que hoy en día en Holanda casi todo se paga con tarjeta (de débito o crédito) y que cada vez es menos común el uso del dinero en efectivo.

¡Hay lugares en los que incluso sólo aceptan tarjetas! Estos los reconocerás porque vienen marcados con un cartel que pone "hier alleen pinnen" (aquí solo tarjeta pin, o lo que es lo mismo, de débito).

Otro punto importante que has de tener en cuenta si viajas a Ámsterdam es que en Holanda
no circulan monedas de uno o dos céntimos de euro. Al pagar en efectivo se redondea el precio, lo que hace que unas veces salgas ganando y otras perdiendo. Pero si pagas con tarjeta, entonces se extrae la cantidad exacta.

Si prefieres pagar en efectivo y necesitas sacar dinero, que sepas que encontrarás cajeros automáticos tanto en las calles de Ámsterdam como en bancos y supermercados.

El cambio de divisas (si es que vienes de fuera de Europa) lo puedes hacer en tu llegada en el mismo aeropuerto de Schiphol.

8. Prepárate para la lluvia

El clima no suele ser la razón por la que los turistas escogen visitar Ámsterdam. Con una media de 200 días al año con lluvia, la probabilidad de que te caiga algo de lluvia durante tu viaje a Ámsterdam es bastante grande.

El clima en Ámsterdam es además tan cambiante que ¡a veces incluso puedes vivir las cuatro estaciones en un sólo día!

Por eso lo mejor es que vayas bien preparado a Ámsterdam. Consulta el parte meteorológico días antes de tu viaje y haz la maleta acorde con el tiempo que haga en Ámsterdam.

Una vez en Ámsterdam puedes hacer uso de aplicaciones y webs como las de Meteovista y Buienradar para saber el tiempo que va a hacer y si van a haber precipitaciones ese día.

No te olvides de meter en tu maleta un paraguas, un chubasquero e incluso unas botas de agua (o calzado de recambio por si se te mojan unos).

Y si viajas en otoño o invierno, ven también preparado para el frío, con varias capas de ropa y un abrigo bien caliente.

También te recomiendo que te prepares un plan B en caso de mal tiempo, como por ejemplo ir a visitar museos o ir de compras a un centro comercial.

Mercadillo de segunda mano IJ-Hallen Amsterdam
Mercadillo de segunda mano IJ-Hallen

9. Cómete el mundo entero

Aunque Holanda no tenga mucha fama en lo gastronómico yo te aseguro que aquí en Ámsterdam se puede comer muy bien. De hecho, en Ámsterdam encontrarás restaurantes de todas las cocinas del mundo y para todos los bolsillos.

Mis restaurantes favoritos en Ámsterdam que yo siempre recomiendo los encuentras en esta página.

Otra cosa importante a tener en cuenta a la hora de comer en Ámsterdam es que en Holanda los horarios de los restaurantes son bien diferentes. Por ejemplo, la comida se suele hacer a las 12:00 h y la cena a partir de las 18:00 h.

La comida más importante del día para los holandeses es la cena, por lo que al mediodía verás sobretodo bocadillos y sandwiches en los menús de las cafeterías.

Y sobretodo: no vayas a un restaurante a las 21:00 h porque te encontrarás que te dirán que la cocina está a punto de cerrar. A esas horas los únicos establecimientos que están abiertos son los snackbars y las cafetarias (tiendas de comida rápida).

Los Pilones Amsterdam
Los Pilones Amsterdam

10. Todo cierra a las 18:00 h

En línea con el horario de las comidas, también es importante saber que la mayoría de museos, tiendas y atracciones en Ámsterdam (y en el resto del país) cierran a las 18:00 h. Solo algunos supermercados abren hasta más tarde.

Además, si viajas en invierno has de tener en cuenta que en Holanda anochece más temprano por lo que no tendrás tantas horas de luz para hacer tus fotos pero si para disfrutar de la ciudad iluminada.

11. Estate atento a tus pertenencias

Yo no considero que Ámsterdam sea un ciudad peligrosa, pero como en toda gran ciudad que se precie, en Ámsterdam también hay zonas mejores y peores y también se pueden dar casos de delincuencia.

Por ejemplo, hay gente que se dedica a robar a turistas desprevenidos, los llamados carteristas, por lo que siempre has de ir con cuidado con tus pertenencias, especialmente en las aglomeraciones y lugares como la estación central o la Plaza Dam.

Otro hurto de lo mas común en la ciudad de Ámsterdam es el robo de bicicletas, por lo que es importante que siempre pongas el candado a tu bicicleta si no quieres que te la roben.

12. Disfruta de la noche pero con moderación

Salir de fiesta por Ámsterdam es toda una experiencia que por supuesto no debes perderte si estás de visita. El famoso Barrio Rojo, las bulliciosas Leidseplein y Rembrandtplein, los canales iluminados... la lista de lugares épicos a los que puedes ir es interminable.

Pero desde mi humilde opinión, te aconsejo lo siguiente: primero, que no vayas en bicicleta si has bebido o estás bajo la influencia de algún estupefaciente; segundo, que no combines el uso de las drogas con el alcohol; tercero, que no compres drogas a los vendedores ilegales; cuarto, que no bebas en la calle, ya que pueden multar con una multa de 100€; y quinto, que respetes el descanso de los vecinos.

Tampoco te olvides de llevar tu pasaporte o DNI ya que lo necesitarás para poder entrar en muchos locales y recuerda que la fiesta en Holanda empieza más temprano, alrededor de media noche y que los locales nocturnos suelen cerrar a las 04:00 h de la noche, aunque ya se sabe que en Ámsterdam la noche es joven.

Tampoco te olvides de llevar tu pasaporte o DNI, ya que lo necesitarás para poder entrar en muchos locales.

Recuerda que la fiesta en Holanda empieza más temprano, alrededor de media noche, y que los locales nocturnos suelen cerrar a las 04:00 h de la noche, aunque ya se sabe que en Ámsterdam la noche es joven.

Barrio Rojo Amsterdam de noche
El Barrio Rojo de Ámsterdam de noche
¡Mi consejo!

Si visitas el Barrio Rojo, recuerda que está terminantemente prohibido hacer fotos o vídeos de las trabajadoras sexuales en los escaparates rojos. Existen cámaras y policías que controlan la zona con el fin de que la gente respete a las normas. Lee aquí más sobre el Barrio Rojo de Ámsterdam.

13. Ámsterdam tiene un olor peculiar

Otro punto muy relacionado con el de salir de fiesta en Ámsterdam es el de los coffee shops. Ten en cuenta que los coffeeshops no son cafés comunes, sino que son lugares en los que la venta y el consumo de droga blanda está legalizado. Algo por lo que Holanda se ha ganado fama mundial y que sin duda atrae al año a miles de turistas y curiosos.

Con 173 coffee shops en total, Ámsterdam encabeza la lista de ciudades en Holanda con más coffe shops, por lo que no es de extrañar que en la ciudad uno a veces respire un aroma peculiar, proveniente de uno de estos lugares.

Ahora bien, es importante saber que estos locales están regidos por unas normas muy estrictas. Por ejemplo, una persona no puede comprar más que 5 gramos de drogas blandas al día, en estos coffee shops no se vende ninguna bebida alcoholica y la venta de drogas blandas a menores o personas no residentes en Países Bajos está prohibida, por lo que te pedirán tu documentación al entrar.

Cannabis Museum Amsterdam
Cannabis Museum Amsterdam

14. Hay que pagar para ir al baño

En Ámsterdam está prohibido orinar en la calle y si te pillan haciéndolo te pueden incluso multar, por lo que te será práctico saber a qué lugares puedes acudir en caso de necesidad.

Si necesitas ir al baño que sepas que encontrarás servicios públicos en todos los museos y atracciones que visites, así como en los restaurantes, bibliotecas, grandes almacenes y estaciones de tren.

En algunos casos, como por ejemplo los lavabos en las estaciones de tren o las tiendas de HEMA, uno debe de pagar unos céntimos para poder hacer uso del WC. El pago se suele hacer en efectivo o con tarjeta.

15. Cuidado con los estafadores

Como sucede en toda gran ciudad que recibe a millones de turistas al año, en Ámsterdam también son muchas las estafas con las que has de andar con cuidado.

Por ejemplo, no te subas en cualquier coche que se preste a hacer los servicios de taxista sin ser un taxi legal, o un barco que te ofrezca un crucero sin más. Ignora asimismo los vendedores ilegales de drogas y no alquiles apartamentos que no dispongan de la acreditación necesaria.

Como veis no todo es perfecto en Ámsterdam, pero ahora que habéis leído este artículo seguro que estaréis más preparados para viajar a la capital de los Países Bajos. ¿Y a tí, qué punto de la lista te ha llamado más la atención? Si tienes alguna pregunta o algo que añadir, ¡te leo en los comentarios!

¡Te ayudo a viajar a Holanda!

¿Quieres viajar a Holanda? ¡Organiza aquí tu viaje!

Lee más:

No se han encontrado comentarios. Sé el primero en dejar un comentario.

Deja aquí tu comentario


Índice